El cine de Man Ray (I)

Una cámara sola no hace una fotografía. Para crear una fotografía se necesita una cámara, un fotógrafo, pero sobre todo un sujeto. Es el sujeto solo quien determina el interés de la fotografía

Man Ray (1890-1976)

Man Ray, cuyo verdadero nombre era Emmanuel Radnitzky nació en South Philadelphia, Estados Unidos en 1890. Fue el mayor de cuatro hijos de unos inmigrantes judíos rusos. Para 1897 la familia se muda a Brooklyn en Nueva York. Debido a cuestiones de discriminación étnica y antisemita que prevalecen durante esa época, la familia Radnitzky decide cambiar el apellido a Ray. Emmanuel, a quien cariñosamente llamaban Manny decide cambiarlo a Man. Así nace el seudónimo bajo el cual conoceremos al único artista surrealista norteamericano.

Más conocido por sus trabajos fotográficos, Man Ray también incursionó en el cine. En esta primera entrega hablaremos de la primera cinta que filmó después de su llegada a París: Le Retour à la Raison. Man Ray compró una pequeña y rudimentaria cámara de cine para filmar algunas imágenes. Tristan Tzara, la figura emblemática del movimiento Dadaísta, lo convenció de filmar una cinta bajo las premisas del Dadaísmo. Man Ray se dedicó a filmar algunas de sus obras en movimiento, así como hacer tomas con imágenes inimaginables y más cercanas a los sueños que a la realidad.

La cinta es un experimento sobre las posibilidades no narrativas del medio cinematográfico que pone el énfasis en los modos de representar la luz, las formas y el movimiento.

Además, Le Retour à la Raison es una bizarra composición de secuencias de texturas, rayogramas (impresiones sobre celuloide obtenidas interponiendo objetos entre este y la fuente de luz) y el torso de Kiki de Montparnasse (Alice Prin), iluminado con luces a rayas. En esta obra Man Ray adapta su técnica de rayogramas a imágenes en movimiento y manipula el celuloide, a veces sazonándolo con sal y pimienta (literal), o perforándolo antes de revelarlo. El filme nos transporta a un viaje de auto descubrimiento para terminar en el torso desnudo de una mujer. De lo más recóndito de la locura, emergemos al mundo cotidiano de nuestros deseos.

Kiki de Montparnasse iluminada por rayos de luz
Kiki de Montparnasse iluminada por rayos de luz

Más que un filme es un trabajo de Dadaísmo experimental. Le Retour à la Raison fue la primera película del fotógrafo surrealista Man Ray. El nativo de Estados Unidos filmó esta pieza al poco tiempo de haberse mudado a París en los inicios de los años 20 del siglo pasado donde conoció este movimiento.

La cinta es muy corta (menos de tres minutos de duración), pero incluye admirable y evocativas imágenes. Los primeros segmentos de la cinta ilustran la técnica que Man Ray diseño para la fotografía fija: rayogramas. Aquí, un objeto es colocado entre una fuente de luz y un rollo fotosensible, en contraste con la fotografía tradicional donde el rollo captura la luz que refleja un objeto. Para Le Retour à la Raison, Man Ray buscó aplicar las técnicas de rayogramas a las imágenes en movimiento o sea al cine. Espolvoreó sal y pimienta sobre un pedazo de rollo, alfileres en otro, iluminó el rollo por unos segundos y enseguida reveló la cinta. El resultado es una serie de imágenes dignas de un viaje de peyote.

Man Ray incorporó secuencias adicionales para hacer la cinta lo suficientemente larga y lograr mayor impacto. El material adicional incluye tomas nocturnas de las luces de una feria y las sombras danzantes de unos móviles colgados. Para los segundos finales del filme, Ray filmó algunas imágenes alucinatorias del torso desnudo de la modelo Kiki de Montparnasse iluminadas con tiras de luz.

La película se exhibió por primera vez durante la velada Coeur à Barbe del Teatro Michel el 6 de julio de 1923. La obra no fue muy bien recibida, dado que un par de veces se tuvo que interrumpir la proyección porque la cinta se rompió.

Primero en Nueva York y después en París, Man Ray participó en los movimientos cubista, dadaísta y surrealista mientras creaba un estilo que enfatizaba los efectos del azar y el subconsciente. Buena parte de ello se encuentra en esta breve película repleta de analogías formales y juegos visuales no siempre fáciles de decodificar y que, todavía hoy, sigue provocando polémica. Le Retour à la Raison, contrariamente a lo que su título indica, nos pierde en la abstracción pura de la poética audiovisual. ¿Será que la razón no es lo que creemos?

Título original: Le Retour à la Raison (El retorno a la razón). Director: Man Ray. Duración: 02:32. Muda y B/N. Año: 1923. País: Francia

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s