Oficinas de la MGM en México (1928)

Por azares del destino cayó en mis manos un ejemplar de El Universal Ilustrado – el director en ese entonces era Carlos Noriega Hope, pionero de la crítica cinematográfica. El número 582 del año XII corresponde al 5 de julio de 1928 donde encontré un curioso artículo cuyo título es “Los Principales Comerciantes de las Calles de Capuchinas nos Dicen:” (esta calle actualmente es Venustiano Carranza en el centro histórico de la Ciudad de México). La gacetilla (pp. 22-24 y 64-65) incluye fotografías de los comerciantes quienes describen cada uno sus negocios y logros en el ámbito mercantil.

Entre ellos se encuentra don Salvador Pasallende, propietario del Salón Luz, quien comenta sobre el día en que estableció su salón, todavía en servicio en la esquina de Venustiano Carranza y Gante, “el nueve de julio de 1927” y que para él, su negocio es “[e]l Salón de los Caballeros, la Cantina de Moda.”

Sin embargo el negocio que me llamó más la atención por la relación con la industria cinematográfica es el del Sr. Adolfo Kalb, gerente de la MGM en esa época. Transcribo tal cual el escrito, que por desgracia no menciona al autor. El fragmento sobre este personaje, así como una fotografía del negocio a continuación:

Señor Adolfo Kalb

Tras de estar durante veinte años dedicado al negocio de cinematógrafos, que el llama “simpático,” siempre aquí en México, como empresario de cines, socio y Gerente de la Casa Granat, vino a establecerse como representante en la República Mexicana de la Metro Goldwyn Mayer, cuyas oficinas se hallan en la calle de Capuchinas, 32.

Nos cuenta que gracias a su actividad cuando se encontraba como Gerente General de los negocios de Granat, controlando 23 cines, él atendía todas las cuestiones de los mismos, lo cual le proporcionó una experiencia enorme.

En la misma época fueron construidos por aquella negociación casi todos los cines de México que más tarde iban siendo vendidos por su propietario para emprender nuevas empresas.

Al instalarse como representante de películas, de una marca desconocida en México y teniendo como competidores a varios representantes anteriormente establecidos, todos le auguraban un fracaso, considerando como su mayor satisfacción el hecho de que en el tiempo que ha laborado por su cuenta, ha acreditado la marca que representa al grado de que los exhibidores las prefieren para dar gusto al público todo lo que implica, naturalmente, un buen porcentaje de utilidades para él.

IMG_5321

Oficinas en México de la Compañía Productora de Películas METRO-GOLDWYN-MAYER en el número 32 de la calle de Capuchinas.

Se encuentra al frente de estas oficinas el señor Adolfo L. Kalb, bajo cuya hábil dirección y fino tacto han llegado a ocupar lugar prominente las películas que produce la compañía METRO-GOLDWYN-MAYER, que sobresalen entre las producidas por los talleres de los Estados Unidos por sus interesantes historias, magnífica fotografía y por lo selecto del personal de actores que toman parte en las cintas de dicha casa productora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s