Películas mudas registradas en Memory of the World de la UNESCO

El programa Memory of the World que auspicia la UNESCO busca identificar y rescatar la herencia documental de la humanidad ha incluido los filmes. Este programa que se lleva a cabo actualmente busca identificar y conmemorar todo aquel objeto o documento guardados en algún archivo y que son considerados herencia cultural del mundo. La visión de este programa se sustenta en que la memoria documental nos pertenece a todos, por lo que debe ser preservada y protegida, a la par de tener reconocimiento de las prácticas y costumbres culturales de todos sin distingo de origen o herencia. 

Su misión se resume en tres ejes básicos:

  • Facilitar la preservación, mediante las más adecuadas técnicas, del legado documental del mundo.
  • Asistencia para el acceso universal a esta herencia documental.
  • Incrementar la conciencia mundial sobre la existencia y significado de la herencia documental.

En la práctica Memory of the World es un registro de la joyas del mundo documental en todas sus variantes. Archivos, cinetecas, museos y bibliotecas buscan que sus tesoros sean considerados piezas de este proyecto. Aunque las propuestas no se hacen a nivel institución sino país, no existe propuesta alguna hasta el día de hoy que México haya presentado. No hay ganancia económica involucrada: simplemente orgullo, más el reconocimiento mundial. Como consecuencia de ello, es un gran logro para las películas mudas y las filmotecas llegar a estar registradas.

Junto con el Lienzo de Bayeux, los diarios de Anna Frank, la Carta Magna y el Caso Criminal No. 253/1963 (El Estado vs. N. Mandela y otros) se incluyen los siguientes filmes mudos:

METROPOLIS – Sicherungsstück Nr. 1: Negativo de la versión del 2001 restaurada y reconstruida. Propuesta por Alemania y recomendada para su inclusión en la Memory of the World Register en 2001.

Sin duda que la película de Fritz Lang es un testimonio del mejor cine silente alemán. La combinación de película con arquitectura que filmó Lang en el Babelsberg Film Studios en 1925/1926 y que casi causó la quiebra financiera del máximo estudio alemán de la época, UFA, fue presentada en Berlín en enero de 1927 para convertirse en un símbolo de la arquitectura futurista en el mundo. Recortada y editada casi inmediatamente de su estreno, sólo uno de los tres rollos iniciales del filme se ha logrado conservar en el Archivo Federal de Alemania y algunas copias remasterizadas de los negativos originales en filmotecas y archivos especializados.

Como resultado de una intensa búsqueda a iniciativa de la Fundación Friedrich Wilhelm Murnau, se logró una nueva reconstrucción del filme. Se proyectó por primera vez en febrero de 2001 dentro del marco del Festival de Cine de Berlín. Sin ser la versión original que Fritz Lang concibió, el resultado final, dada los fragmentos que se lograron conservar, resulta bastante apegado.

LOS FILMES DE LOS HERMANOS LUMIÈRE – Herencia documental propuesta por Francia y recomendada para su inclusión en Memory of the World Register en 2005.

La colección nominada para su inclusión comprende las 1,423 vistas originales (negativos y positivos) conocidas como los Filmes Lumière y enlistadas en el catálogo de los hermanos Louis y Auguste Lumière. Como 18 vistas se han perdido, la colección esta compuesta por las restantes 1,405 vistas originales que han sido restauradas e identificadas.

LA EXPEDICIÓN DE ROALD AMUNDSEN AL POLO SUR (1910-1912) – Herencia documental propuesta por Noruega y recomendada para su inclusión en Memory of the World Register en 2005.

Amundsen y su equipo de cuatro aventureros llegó al Polo Sur con la ayuda de perros el 14 de diciembre de 1911. La expedición, y en particular el viaje en trineos jalados por perros, es descrito como extremadamente osado y con una excepcional logística, planeación y ejecución.

El material original de la expedición de Roald Amundsen al Polo Sur documenta un hito histórico, fuera de las fronteras de la civilización y en un entorno extremo en lo climático. Durante su época, Roald Amundsen (1872-1928) contribuyó, mediante varias expediciones junto con su equipo, a nuevos conocimientos sobre la investigación de los ejes polares.

El filme es único, pues documenta los eventos importantes de la expedición para llegar al Polo Sur. A pesar de que el material es incompleto, esta compuesto por secuencias originales, filmadas entre 1910 y 1912.

LA BATALLA DEL SOMME – Filme propuesto por la Gran Bretaña y recomendado para su inclusión al programa Memory of the World Register en 2005.

Este documental de 1916 es bastante significativo pues es el registro documental de una de las batallas clave de la Primera Guerra Mundial (además de ser un hito en la historia del siglo XX) que representa el primer largometraje documental jamás filmado sobre acciones de combate. Dentro de esta última característica encontramos el establecimiento de la metodología para el documental y los filmes de propaganda, además de ser el inicio de varios asuntos relativos al tratamiento ético de filmes fácticos que son válidos hoy en día. Vista por millones de civiles británicos durante el primer mes de su distribución, La batalla del Somme se consideró un medio ad hoc para que el público entendiera a los soldados en el frente de guerra, ayudando pues, a crear y reflejar el concepto de Guerra Total.

Finalmente, tiene una gran importancia fundacional dentro de la colección del Museo Imperial de Guerra, institución que puede jactarse de ser poseedora de una de las colecciones de filmes más antiguas en el mundo.

LA HISTORIA DE LA BANDA KELLY (1906) – La propuesta proviene de Australia y su inclusión en Memory of the World Register data de 2007.

La historia de la banda Kelly simboliza el nacimiento de la industria fílmica australiana y las raíces de su identidad. Aún más, es la primera película en el mundo de larga duración (más de una hora).

Dirigida por Charles Tait en 1906, es la primera película de ficción de larga duración producida en el mundo. Sólo fragmentos de la producción original de más de una hora son conocidos y preservados en el Archivo Nacional de Cine y Sonido en Canberra. El cartel original y el folleto editado para su proyección confirman la autenticidad de los fragmentos y en su totalidad representan material irremplazable y único sobre los inicios de la cultura cinematográfica.

Junto con las películas silentes mencionadas arriba se incluyen las siguientes de la época parlante: Los olvidades de Luis Buñuel, Neighbours, el filme animado de Norman McClaren, El mago de Oz de Victor Fleming, los archivos de Ingmar Bergman y la colección de cine y video de John Marshall Ju/’hoan.

La información que sustenta la inclusión de cada uno de los filmes, objetos, documentos o mapas se puede consultar en http://portal.unesco.org/ci/en/ev.php-URL_ID=17534&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html.

Finalmente, ¿consideran mis contados lectores que los cinco filmes mudos representan la riqueza cinematográfica de esa época o ustedes hubiesen escogido otras?

3 pensamientos en “Películas mudas registradas en Memory of the World de la UNESCO”

  1. Claro que Los Olvidados no es muda, pero son tampocos los filmes que han logrado estar en ese reistro de UNESCO que bien valdria la pena poner una lista completa. ¿tu que piensas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s