Problemas en el teatro Principal en 1899. La Calle de febrero 6, 2012

En un documento para el Jefe Político, Eduardo Henkel resume algunos problemas que presenta el teatro Principal de Toluca. El documento, que se encuentra en el Archivo Histórico Municipal de Toluca está fechado el 21 de febrero de 1899 y da cuenta de los probables peligros que corren algunos de los “concurrentes” a los diversos espectáculos que se presentan en él.

El Teatro Principal se ubicaba sobre la calle de La Libertad, hoy Avenida Hidalgo, y fue demolido para construir el Cine Rex. Su historia se remonta hasta mediados del siglo XIX cuando José María González Arratia, siendo Presidente Municipal decide su construcción siguiendo aquellos lineamientos del Teatro Principal de la Ciudad de México. Se inaugura en 1851 teniendo “600 butacas, palcos, plateas y galería, en armoniosa vista con el decorado interior.”, según la descripción que hace Margarita García Luna. Desde esa fecha el Principal, como se le conocía popularmente, albergó un sinfín de eventos: óperas, zarzuelas, obras dramáticas y cómicas, variedades y novedades europeas, conciertos y hasta espectáculos de prestidigitación, hipnotismo y adivinación. En su escenario nuestros bisabuelos se admiraron con las actuaciones de Virginia Fábregas y fue una de las primeras salas cinematográficas de la ciudad.

Para darse una idea de lo que describe el documento se menester tener una idea de cómo se distribuye el público en un teatro. De entrada están las plateas que son palcos para seis personas que normalmente eran ocupados por las mismas familias, pues tenían privacidad, amén de una excelente vista del foro. Siguen lunetas numeradas que son las localidades frente al foro. A continuación estaban las secciones de palcos primeros y palcos segundos; la última sección era de la galería que se ubicaba en la parte más alta del teatro.

El teatro Principal con sus tres arcos se asoma sobre una muy poco transitada avenida Hidalgo en el centro de Toluca

Según el reporte de Eduardo Henkel, existen problemas en algunas áreas del teatro que ameritan un peritaje estructural, en especial la sección de galería. La parte medular del reporte se puede leer a continuación, (mantengo la ortografía sintaxis):

No creo que haya pasado desapercibido para ninguno de los Sres. Capitulares en las distintas veces que han presidido funciones en el Teatro Principal ó que han asistido como concurrentes la aglomeración de espectadores en las galerías.

Esta afluencia hace no solo que estén con grande incomodidad los allí concurrentes sino hasta peligroso por la resistencia que pueda tener esa localidad, y además que parte de ese piso lo resiste la barandilla que indudablemente no está hecha con ese objeto; y nada remoto sería que una noche presenciaramos (sic) la caída de algunas personas.

Otra de las cosas que el subscrito vé inconveniente y también peligroso para el público, es el paso por las referidas barandillas de los vendedores de dulces, tanto en la galería, como en los palcos segundos.

Creo que es un deber de la autoridad Municipal poner un correctivo á los inconvenientes antes expuestos, por lo que debe medirse la capacidad de la galería para calcular el número de concurrentes que se puedan admitir, lo que se puede obtener implicando al Gobierno comisione á uno de los Ingenieros de la sección de este nombre, para que se ocupe del trabajo indicado y lo dé á conocer á esta Corporación, para que á su vez lo haga del de la persona encargada del Teatro y éste lo comunique á las empresas.

En vista de lo expuesto creo no negareis un voto de aprobación á la siguiente proposición, para lo que pido dispensa de trámite.

Por los conductos legales, suplíquese á la Superioridad que un Ingeniero de la Sección respectiva, calcule el número de concurrentes que cómodamente y sin peligro puedan caber en la galería del Teatro Principal de esta Ciudad y una vez conocido, comuníquese al encargado de dicho local, para que lo dé á conocer á las empresas que lo ocupen.

Lo que tengo el honor de transcribir á la Jefatura Política, á fin de que se sirva llevarlo al conocimiento de la Superioridad para los efectos indicados.

Libertad y Constitución,

E. Henkel (Rúbrica)

Para abril de 1899, con el Gral. Villada en el ejecutivo estatal, el teatro es reinaugurado “una vez que fueron terminadas las reformas de que fue objeto en el escenario, en la sala principal, pasillos y pórticos, con lo que desapareció su aspecto triste y sombrío de su antiguo decorado y en su construcción que lució más esbelta con la remodelación realizada.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s