Ramón Novarro, tenor. La Calle de septiembre 17, 2012

Este breve semblante de Ramón Novarro está conformado con información tomada de Mexican musicians in California and the United States, 1910-50, ensayo de John Koegel.

Ramón Novarro en su casa, diseñada por Frank Lloyd Wright

Ramón Novarro (José Ramón Samaniegos) fue uno de los pocos histriones mexicanos que cosechó grandes éxito como actor en Hollywood en los años 20. También fue un buen cantante. Novarro llegó a California de su natal Durango con su familia durante la Revolución mexicana y comenzó como extra en algunas cintas hollywoodenses tales como Joan the Woman (Cecil B. De Mille, 1917) donde tuvo el estelar la estrella del Metropolitan Opera Geraldine Farrar. Al inicio de la década de 1920 estaba ya apareciendo en roles protagónicos en cintas como The Prisoner of Zenda (1922) y Scaramouche (1923). Al final de los 20 del siglo pasado y principios de los 30, como una de las más grandes estrellas de la Metro Goldwyn Meyer, estelarizó como galán romántico una serie de dramas exóticos, históricos y comedias contemporáneas; las más notables Ben Hur (1926), la versión muda de The Student Prince (1927) que dirigió Ernst Lubitsch, con Norma Shearer, y Mata Hari (1931), con Greta Garbo. Durante los inicios del cine sonoro o parlante, Novarro también incursionó como cantante y bailarín en tres cintas musicales de la MGM del dueto integrado por Herbert Stothart (compositor) y Clifford Grey (letrista): Devil May Care (1929), In Gay Madrid (1930), y las versiones en inglés, español y francés de Call of the Flesh (1930). (1)

Tomado de The Motion Picture News, 1930

Novarro dirigió y estelarizó las versiones en español y francés de la cinta Call of the FleshSevilla de mis amores, también conocida como La Sevillana y La Chanteur de Seville – en momentos en que los grandes estudios de cine estaban produciendo versiones en español, francés, italiano y alemán de sus cintas para el mercado europeo y latinoamericano. (También contribuyó con la letra en español de las canciones que compuso Herbert Stothart para Sevilla de mis amores.) Aparte de Novarro, quien era un verdadero actor políglota, otros histriones que filmaron versiones en otros idioma de las cintas de Hollywood incluían, entre otros, a los comediantes Laurel y Hardy y Buster Keaton, la actriz y cantante Jeanette MacDonald, y el actor y cantante Maurice Chevalier – interesantes compañeros de trabajo. Sin embargo, este experimento solo duró esporádicamente durante los años 30, ya que las cintas de Hollywood fueron dobladas o subtituladas para audiencias extranjeras desde entonces.

Novarro con Ernst Lubitsch. Foto de Photoplay

El serio interés que Novarro mostró al seguir su carrera de cantante junto con su trabajo actoral lo condujo a estudiar con el barítono (después tenor) Louis Graveure (1888-1968) en Los Ángeles a fines de los 20. Si bien se presentó en recitales como solista durante giras internacionales, Novarro nunca logró su meta de convertirse en cantante de ópera; sin embargo, sí cantó tres arias en la cinta Call of the Flesh: Ah! Fuyez, douce image de la obra de Jules Massenet, Manon; Una furtiva lágrima de L’Elisir d’amore del compositor Gaetano Donizetti y Questa o quella de Rigoletto, obra de Guiseppe Verdi.

A mediados de los 30, Novaro volvió a actuar en dos musicales de la MGM: una adaptación cinematográfica de la opereta The Cat and the Fiddle (1934) de Jerome Kern, con Jeanette MacDonald; y la romántica opereta fílmica de Sigmund Romberg y Oscar Hammerstein II, The Night Is Young (1935) con la cantante inglesa Evelyn Laye. La interpretación de Novarro en The Cat and the Fiddle es convincente y llena de gracia; poseía una sólida técnica vocal, así como una adecuada y agradable voz de tenor perfecta para cantar operatas. Su dicción tanta al cantar como al hablar resultó encantadora y muy clara. The Cat and the Fiddle es su más conocido y mayor éxito como cantante cinematográfico.

Al final de los años 30, la carrera cinematográfica de Novarro decayó, y nunca volvió al status de estrella de cine. Sin embargo, las adecuadas e inteligentes inversiones mientras estuvo entre los mejores actores de Hollywood (Novarro reportó que llegó a ganar 10 mil dólares a la semana durante el pináculo de su popularidad) le dio libertad financiera. Todavía con el impulso de actuar, apareció en obras teatrales y en roles secundarios en películas de Hollywood y en la televisión (Bonanza, Dr. Kildare, The Wild Wild West). Pero son sus actuaciones de juventud las más significativas y mejor recordadas hoy en día. Su galanura, natural habilidad para actuar, finas maneras y agradable voz de tenor lo hicieron uno de los más populares actores latinoamericanos en actuar en filmes del Hollywood durante 1920 y 1930. (2)

A pesar de que Novarro nunca tuvo una carrera significativa en México, sí actuó en una película mexicana sobre Juan Diego y la virgen del Tepeyac, La virgen que forjó una patria de 1942 que utiliza una banda sonora compuesta por el destacado compositor mexicano Miguel Bernal Jiménez (1910-1956). Novarro interpretó al humilde indio Juan Diego, a quien se le aparece, según la leyenda, la virgen María en el cerro del Tepeyac. (3)

En el siguiente video Ramón Novarro y Jeanette MacDonald en una escena de The Cat and the Fiddle (1934):

Notas:

(1) Novarro cantó en cinco musicales de la MGM durante la década de los 30, y su grabación de The Pagan Love Song fue utilizada como banda sonora en su película muda The Pagan de 1929 (la cinta contenía música pre-grabada, pero carecía de diálogo). Sin embargo, sólo hizo contadas grabaciones comerciales, donde se incluyen, por ejemplo, la famosa canción del compositor español José Padilla, El relicario y la canción del compositor de operetas francés André Messager, Long Ago in Alcala (HMV B-8426; grabada en 1936); la canción de Messager se re-editó en el disco LP A Nostalgia Trip to the Stars, 1920-1950, Vol. I (Monmouth-Evergreen Records MES 7030).

(2) La fama de Novarro como galán romántico en Estados Unidos y Latinoamérica se puede constatar en la canción cubana La niña del cine, grabada por el Trío de Moya en La Habana, circa 1929-1930 (Brunswick 40858). En el primer verso de esta chusca canción una niña le dice a su madre: Mamá, me voy al cine, al cine me voy, mamá. Me gusta Ramón Novarro porque el besa muy sabroso. Esta canción está incluida en el disco compacto A History of Early Cuban Trova, 1900-1940 (Alma Criolla 803), editado por Zac Salem.

(3) Allen R. Ellenberger, Ramon Novarro: A Biography of the Silent Film Idol, 1899-1968 (Jefferson, NC, McFarland, 1999). El mejor estudio sobre la importante carrera y trágica muerte de Novarro es la obra de André Soares, Beyond Paradise: The Life of Ramon Novarro (New York, St. Martin’s Press, 2002). El fascinante libro de Soares, meticulosamente documentado trata con mucha sensibilidad la homosexualidad de Novarro y su influencia directa en su trabajo actoral y carrera de cantante, así como su brutal muerte.

Un pensamiento en “Ramón Novarro, tenor. La Calle de septiembre 17, 2012”

  1. He visto 3 películas en las que trabajo el talentoso y bello Ramon Novarro , una de ellas “Matahari ” de 1931 al lado de la enigmática y hermosa Sueca Greta Garbo..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s