Noticias sobre el cine en Guadalajara publicadas en Cine-Mundial (1916)

Para 1916 la industria cinematográfica norteamericana era por mucho la más influyente y productiva del mundo. Las películas americanas eran las más vistas a nivel mundial y por ende también se desarrolló de manera simultánea una industria editorial muy dinámica para promoverla. Como ejemplo de las múltiples publicaciones periódicas dedicadas al fenómeno fílmico que hubo durante las primeras décadas del siglo XX se pueden mencionar las siguientes: Filmplay, Movie Pictorial, Motion Picture Magazine, Pantomime, Photoplay, Screenland, Silverscreen, Motion Picture Daily y Moving Picture World.

Estas publicaciones buscaban promover el cine hecho en Estados Unidos y en varios casos eran financiadas por las mismas compañías productoras. Ese fue el caso de Moving Picture World, revista semanal, publicada y patrocinada por la propia industria fílmica americana. Por ello no es descabellado y resulta bastante lógico que la revista editara una versión en castellana de la misma. Fue a partir de enero de 1916 que inició la publicación de Cine-Mundial, “edición española de Moving Picture World, órgano de la industria cinematográfica”, como reza la publicidad de la misma. Era una revista mensual ilustrada publicada por Chalmers Publishing Company de Nueva York con oficinas en la Avenida Madison No. 17.

El primer número de Cine-Mundial salió a la luz en enero de 1916 y en sus páginas comenzaron a publicarse crónicas y noticias de los países de habla hispana — incluyendo a España y a la ciudad Condal, Barcelona — y portuguesa, Brasil y Portugal. Sobresalen las notas de los corresponsales en Argentina y España por su extensión y detallados aspectos  sobre la actividad cinematográfica local que llevan a cabo productores, distribuidores, realizadores y actores en sus respectivos países.

De este país tendremos que esperar hasta el número de junio para que aparezca una noticia sobre México, pero no de la capital, sino de Guadalajara. Durante el año de 1916 se publican tres notas sobre el cine en la capital tapatía y otra sobre la inauguración de un teatro. Las otras dos notas emanadas desde México, correspondieron a Veracruz y solo una de la capital. Otro detalle a tomar en consideración es la ortografía que se usa para escribir México pues es hasta el número de diciembre que se deja de escribir Méjico.

Reproduzco las notas del corresponsal de Cine-Mundial en Guadalajara, José Luis S. Navarro de forma cronológica. Aunque no todas las notas están firmadas por Navarro, pues también firma con un simple “Corresponsal,” asumo que los cuatro escritos son suyos.

Primer número de Cine-Mundial de enero de 1916
Primer número de Cine-Mundial de enero de 1916

El primer artículo enumera los cinematógrafos que hay en Guadalajara y algunos de los títulos exhibidos donde las cintas italianas destacan. Al final, el corresponsal menciona la exhibición en Colima de nuevas cintas. Cine Mundial de junio de 1916 (Vol. 1, No. 6, p. 240):

De Méjico

Como una muestra del favor y entusiasmo con que el público ha acogido el nuevo arte, basta enumerar los teatros y salones que en esta ciudad de Guadalajara están dedicados a la exhibición de películas. Sin contar dos de los principales, “El Degollado” y “El Principal,” en que a veces se dan representaciones cinematográficas, los siguientes se dedican con exclusividad a la proyección de cintas: “Lux,” “Jalisco,” “Hidalgo,” “Opera,” “Hallende,” (sic) “Olimpia,” y “Haley.” Si se tiene en cuenta el número de habitantes con que cuenta la ciudad, resulta una proporción bien crecida de aficionados.

En lo general, este público tiene predilección por las películas de arte que reproducen novelas y escenas de antigüedad. Entre las que mayor éxito han alcanzado se cuentan “La Destrucción de Pompeya,” “Cuando Roma gobernaba,” QUO VADIS, “La Alondra y el Milano,” “La Tormenta,” “Los Miserables,” “La Mujer Desnuda,” “Azigomar,” “Fantomas,” “Tigris,” “La Ciudad de Cartago,” “Muero, pero mi amor no muere,” “Panchito del Campo Calavera.” Próximamente se estrenará la gran film “Cabiria,” que ha tenido un éxito incomparable en el Salón Rojo de Méjico, habiendo sido exhibida durante 62 días consecutivos.

Se ha estado tratando de formar una compañía para la producción de comedias humorísticas, y se tiene ya aportada parte del capital.

Dentro de poco se darán a conocer en el Teatro Hidalgo de Colima películas perfectamente desconocidas para el público mejicano, importadas de reputadas casas de Alemania y Estados Unidos. Hemos tenido ocasión de ver algunas, entre las que descuella la titulada “Los últimos triunfos teutones,” tanto por sus vistas repletas de emoción como por el hondo interés de la hora actual.

Corresponsal.

Guadalajara, Abril de 1916.

Fotografía de Cine-Mundial de julio de 1917 (Vol. II, No. 7, p. 357)
Fotografía en Cine-Mundial de julio de 1917 (Vol. II, No. 7, p. 357)

En el segundo escrito, Navarro narra que el cine norteamericano es poco visto en Guadalajara, pues no se exhibe y son las cintas europeas las más aplaudidas donde enumera varias de ellas que han sido proyectadas en la ciudad. Destaca la visión publicitaria del corresponsal, quien invita a los empresarios a anunciarse en el cinematógrafo. Cine-Mundial de agosto de 1916 (Vol. I, No. 8, p. 350):

De Méjico

Cada día se despierta más en esta ciudad el gusto artístico por las representaciones cinematográficas; así vemos que noche a noche todos los salones de “cine” y variedades se encuentran pletóricos de distinguida concurrencia, que admira con verdadero deleite las hermosas cintas que pasan por la pantalla.

Debido probablemente a las escasa propaganda de los fabricantes norteamericanos de películas, conocemos aquí muy pocas vistas de esa procedencia, llegándonos de Europa las más celebradas, como “Cabiria” y “Salambo,” hermosas producciones donde se desplega toda la magnificencia del Arte Italiano; la primera está sacada de la magistral obra de D’Anunzzio, visión histórica del siglo III (A. J.), y en ella se vé un immenso conjunto de mujeres bellas, como la representación de más de 500 actores, tomando parte en sus ejecuciones más de 10.000 soldados, consta de 11 partes y tiene 4 horas de duración, con 3.500 metros de cinta; la segunda está formada de 8 partes y su belleza es imponderable.

Rápidamente daremos una ojeada a las demás películas que han obtenido mayor éxito en los diferentes “cines” de esta capital, haciendo notar que las mejores han sido estrenadas en el “CINE-HIDALGO,” las cuales son; “Su Alteza,” (cómica); “Ramoncito Secretario,” (cómica); “El silencio de los muertos,” (sentimental) ; “El tren de los espectros,” (sentimental); “El ataúd de cristal,’ (de arte); “El Ángel del Hogar,” “Lágrimas de Sangre,” “Flor del Mal” y “El hijo de Lagardere.”

Siendo el espectáculo cinematográfico la diversión favorita de los habitantes de esta capital, creemos no sería por demás que indicáramos a los fabricantes y negociantes de películas, el amplio campo que encontrarían aquí para la colocación de sus productos, lo cual podría lograrse fácilmente con una bien entendida propaganda en toda nuestra República.

No cabe duda de que los colores comunican a las figuras más energía de vida, presentándolas con mayor belleza y animación que las que se mueven en un medio incoloro, y por esta razón, seguramente, el notable filósofo alemán Max Nordau, decía, hablando sobre este tópico, que los espectáculos teatrales representativos, serían sustituidos en tiempo no remoto por la cinematografía en colores, con mayor esplendidez y belleza, y, efectivamente, la fotografía moderna ha evolucionado de tal modo, que poco falta actualmente para que veamos realizada la predicción del eximio sociólogo.

Pocas películas iluminadas nos llegan, sin embargo, a nuestro medio, y de ahí que éstas sean las preferidas del público, siempre ávido de lo mejor.

José Luis S. Navarro.

Guadalajara, Julio de 1916.

La Compañía Metropolitan Cinematour. Foto:  Ayuntamiento de Guadalajara
Compañía Metropolitan Cinematour. Foto: Ayuntamiento de Guadalajara

En la tercera entrega, nuestro corresponsal nos hace una breve reseña de “Bustos Gastrónomo” donde compara la actuación con la del actor y dandy francés Max Linder. Finalmente comenta los estrenos en la capital tapatía. Cine-Mundial de septiembre de 1916 (Vol. I, No. 9, p. 396):

De Méjico

Estrenos cómicos y dramáticos.

No obstante el excesivo calor que convierte en baños turcos todos los salones de cine de esta ciudad, éstos se ven todos los días pictóricos de concurrentes, siempre ávidos de lo bueno y de lo bello.

En las semanas pasadas hemos admirado, muy especialmente, la hermosa producción de Francesca Bertini y Gustavo Serena, “La Dama de las Camelias,” magistralmente interpretada por estos soberanos del escenario cinematográfico; y cuyo representación y desarrollo, están tomados de la obra monumental del célebre autor francés Alejandro Dumas hijo.

Muy gustadas de nuestro público han sido, también, el vaudeville cómico titulado “Julián, cuídame a mi mujer,” y la inimitable vista de gran efecto cómico, “Bustos Gastrónomo,” sólo comparable a las producciones del eximio Max Linder.

Respecto a esta última, haré una breve reseña. Imaginaos un tipo de pequeña estatura, cascorvo, barri-obeso con aspecto de tonel, coloradote y rubicundo; su calva monumental y sus ojillos diminutos y saltones, nos traen a la memoria el tipo de los libidinosos romanos que se entregaban a los placeres del glotón Heliogábalo; sus movimientos tardos y grotescos forman ridículo contraste con sus contorsiones y muecas; siendo imposible contener la risa, producida hasta el desternillamiento, al verlo contemplar con insana alegría las descomunales viandas que su negro cocinero, largo, enteco y hasta lo imponderable enjuto de carnes, le sirve en la mesa, con el exagerado ceremonial de un inglés del parlamento. Pero la risa llega a su máximum cuando el negrito, digno imitador de su amo, devora con la misma avidez que buitre famélico, los despojos del descomunal festín, y a medida que vá comiendo engorda y engorda hasta quedar una completa bola; desarróllanse entonces escenas tan chuscas que mueven la hilarilidad del espectador más serio.

Han sido presentadas también con éxito las cintas de arte “El Condenado de la Guayana,” “Los Piratas de la Bandera Negra,” “Sueño de Amor” y otras.

El Corresponsal, José Luis S. Navarro.

Guadalajara, Agosto de 1916.

Gacetilla publicada en Cine-Mundial de octubre de 1916 (Vol. I, No. 10, p. 437)
Gacetilla publicada en Cine-Mundial de octubre de 1916 (Vol. I, No. 10, p. 437)

Por último, la gacetilla donde se anuncia la apertura del Teatro “S.A.D.A.”, establecimiento que verá una muy corta vida pues al año tuvo que cerrar sus puertas.

Un pensamiento en “Noticias sobre el cine en Guadalajara publicadas en Cine-Mundial (1916)”

  1. Es buena la investigación, pero la fotografía que tienes marcada con fuente: Ayuntamiento de Guadalajara de la Compañía Metropolitán Cineamatour, no es de Guadalajara, Jalisco. Es probablemente de Europa, tal vez Francia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s