Pocos archivos fílmicos en México

Artículo publicado en Cambio de Michoacán por Ivonne Monreal Vázquez el 11 de marzo de 2014:

Pocos archivos fílmicos en México

Autoridades de distintos niveles dan nula importancia a estos acervos

Frente a la escasez de acervos fílmicos en las distintas entidades federativas del país, las filmotecas existentes tendrían que generar un movimiento a fin de ponderar su importancia en la preservación de la memoria histórica nacional y atraer la atención y más apoyos para desarrollar su labor, manifestó Ángel Martínez, responsable del Departamento de Catalogación de la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En México, dijo, “hemos detectado pocos archivos fílmicos y, al entrar en contacto con otras cinematecas, nos damos cuenta de que la persona a cargo ya se jubiló o se fue y el espacio quedó abandonado y acéfalo”.

De las 32 entidades federativas del país, refirió que tienen conocimiento de la existencia de filmotecas “en Durango, en Nuevo León -que depende del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta)-, en Tijuana está surgiendo una, en Veracruz hay un archivo y en Zacatecas otro”.

Otros estados como Oaxaca, Chiapas, Tabasco y el Estado de México “no cuentan con un acervo de ese tipo; en Guanajuato tienen muy poco, al igual que en Guadalajara, aunque en este último caso existe el intento o la intención de formar un archivo pero todavía no hay”.

Escena de principios del siglo XX
Escena de principios del siglo XX

El material fílmico que puede haber en gran parte del territorio nacional, continuó, está disperso o escondido en colecciones privadas o en el ropero o el escritorio antiguo de algún particular, por lo que “necesitamos hacer un movimiento para fortalecer las filmotecas de los estados”, y en el caso particular de la Filmoteca Michoacana -asociación civil-, consideró que le hace falta presionar más para buscar los apoyos que le permitan crecer y dedicarse a buscar materiales.

En México reparó en que no existen escuelas para formar gente que se dedique a la preservación del material fílmico: “Las instituciones más próximas son las escuelas de cine, pero ahí forman realizadores, fotógrafos o guionistas; sin embargo, hay escuelas en el extranjero que lo forman a uno como archivista cinematográfico, pero claro que eso imprime mayor complejidad al tema”.

La Filmoteca de la UNAM, al ser a nivel nacional la de mayor peso en las tareas de preservación, dijo que se ha encargado de impartir cursos, talleres o diplomados o en asesorar en conservación a otras cinematecas del país, “pero sin duda se requiere de una escuela que forme cuadros específicos para los trabajos de catalogación, preservación y restauración de materiales”.

Por su parte y desde fines de 2012, recordó que la Filmoteca de la UNAM, con el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) y la Cineteca Nacional, las dos últimas dependientes del Conaculta, se sumaron al proyecto de la Coordinadora Latinoamericana de Archivos de Imágenes en Movimiento (CLAIM) para crear un Catálogo Colectivo Iberoamericano de Archivos de Cine.

Filmoteca de la UNAM
Filmoteca de la UNAM

La intención del Catálogo en mención, explicó, es conjuntar los registros de material fílmico de los archivos de cine de Iberoamérica y ponerlos en línea a disposición de investigadores para facilitar su localización y estudio, “lo que se busca es que no sólo las cinematecas compartan su material, sino que toda aquella persona que tenga una lata en su casa y no quiera donarla permita, por lo menos, que se copie para preservar ese material”.

Ángel Martínez estuvo de visita en Morelia en el Campus de la UNAM, donde impartió la conferencia “La relevancia del acervo cinematográfico en la preservación de la memoria histórica de México”, en una actividad organizada por la Unidad de Vinculación de esa universidad y de la carrera en Ciencias de la Comunicación de la Universidad Latina de América (UNLA).

En la conferencia, el coordinador de Catalogación de la Filmoteca de la UNAM habló de la trascendencia de este espacio fundado en 1960 y que a la fecha resguarda un acervo de más de 55 mil títulos en diferentes formatos que datan a partir del año 1896, cuando el cinematógrafo entró a México.

Ante estudiantes y docentes habló, además, de cómo opera la Filmoteca y sobre los últimos trabajos de restauración que han hecho, como el de las cinco horas con 20 minutos de imágenes de la Revolución Mexicana con las que tomaron parte del XXXII Festival de Cine Silente de Pordenone, Italia, y dedicó buena parte de su conferencia a mostrar vistas filmadas a principios del siglo XX por los hermanos Lumière, en la Ciudad de México, y por los hermanos Alva, en la ciudad de Morelia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s