Archivo de la categoría: Antecedentes del cinematógrafo

Arqueología cinematográfica donde se divulgan aquellos personajes y sus aparatos que fueron precursores del cine.

Antescedentes del cine

Antes que Thomas A. Edison y los hermanos Lumière hicieran popular lo que ahora se conoce como cinematógrafo hubo varios aparatos que fungieron como soporte tecnológico y científico para desembocar en las películas actuales llenas de efectos especiales. A continuación ejemplos de aparatos ópticos típicos del siglo XIX y los primeros atisbos al nuevo invento con los precursores Marey y Muybridge.

Sombras chinescas:

Praxinoscopio

Etienne-Jules Marey:

 

Eadweard Muybridge

El cine antes del cine

El cine como lo conocemos fue inventado por los hermanos Lumière en 1895 y llegó a  nuestro país a través de sus representantes al año siguiente, para quedarse para siempre. Pero hubo antecedentes que de alguna manera  dejaron huella en nuestros bisabuelos en la forma en que miraban el cine. No olvidemos que en su infancia el cinematógrafo no se lo conocía como tal; el común denominador era “vistas”. Para las películas de no más de dos minutos de duración y que rara vez tenían un guión el apelativo era bastante acertado, pues la mayor parte de las vistas estaban compuestas por tomas panorámicas de distantes tierras o escenarios exóticos, según se podía leer en los carteles donde se anunciaban los visionarios empresarios que vieron en el invento un gran negocio.

El más antiguo antecedente de lo que hoy conocemos como cine son las sombras chinescas, o sea agrandar mediante una vela la sombra que produce nuestro cuerpo sobre un lienzo, tal y como lo hacemos al jugar con nuestras manos imitando animales. De allí saltamos a la linterna mágica, aparato que proyecta imágenes estáticas, sigue el kinetoscopio y terminemos con el vitascopio, aparato que proyecta fotografías en movimiento. De allí lo que todavía en inglés es sinónimo de movie, motion pictures.

Edison's kinetoscope
Kinetoscopio de Edison

Según Juan Felipe Leal en sus Anales del cine en México (tomo I) considera el inicio del cine en México, 1895 con la llegada del kinetoscopio, invento del norteamericano Thomas Alva, al igual que el vitascopio. Este aparato similar en muchas formas al cinematógrafo antecedió la forma de comercializar y difundir esta clase de espectáculo. Fue pionera en el negocio del entretenimiento cinematográfico. Se alquilaban locales específicamente para llenarlos de  kinetoscopios, en Estados Unidos este tipo de negocios se les llamada nickel odeón, pues costaba 5 centavos observar por una mirilla las escenas, siempre no mayores a 2 minutos. El aparato era bastante voluminoso y el observador se mantenía de pie y se inclinaba hacia la mirilla para quedar en un ángulo de 45 grados. Algunas de las máquinas eran tragamonedas. Las limitaciones que tenía este aparato en relación al cinematógrafo es que no se podía proyectar las imágenes sobre un lienzo y no era posible que un grupo numeroso de personas pudieran verlas simultáneamente.

Un precursor de la idea que hoy tenemos del cine fue el ya célebre fotógrafo inglés Eadweard Muybridge, quien inició a Edison en las cuestiones sobre óptica al presentarle el zoopraxiscopio, aparato que no era otra cosa que una sucesión de cámaras en serie que tomaban una fotografía cada segundo. Es como cuando vemos en el margen de un libro los dibujos que conforme hojeamos rápidamente las páginas percibimos que se mueven. Utilizando este método es que Muybridge ayudo al millonario Leland Stanford a ganar una apuesta consistente en saber si un caballo de carreras mantiene en el aire las cuatro patas o no. Hoy sabemos que así es, pero en 1878 eran otros tiempos. Según cuenta la leyenda, la apuesta era de 25 mil dólares, aunque Muybridge le cobró 40 mil. Bueno, es anécdota o leyenda.

Pero ya desde un año anterior al arribo a México de los enviados de los Lumière, Gabriel Veyre y Ferdinand Bon Bernard, el kinetoscopio de Edison era parte de la gama de productos que ofertaba el negocio del entretenimiento, como el teatro de carpa y el circo. Al perecer el siglo XIX  que son los inicios de las tandas cinematográficas, éstas estaban acompañadas con cantantes, bailarinas, payasos o magos, pues el incipiente y recién parido espectáculo del cinematógrafo todavía requería varios años más para afincarse definitivamente en el inconsciente colectivo.

La Cineteca Nacional programa Historia del cine mudo

Además de preservar la memoria fílmica de la nación, una labor primordial de la Cineteca Nacional es mantener viva y difundir la historia del cine mundial en su programación. Es por esta razón que ha organizado el ciclo Historia del cine mudo, cuyo objetivo es realizar un recorrido por los primeros años del arte fílmico, desde los avances científicos que llevaron al nacimiento del cinematógrafo en 1895, hasta la llegada del sonido en 1927.

El espectador cinéfilo podrá descubrir, o reencontrarse, con algunos de los primeros cineastas de la historia, así como presenciar en imágenes en movimiento el desarrollo del lenguaje cinematográfico, el nacimiento de los géneros fílmicos y el surgimiento de las primeras estrellas del celuloide.

pub-lumiereLa primera parte de la muestra, que se llevará a cabo los jueves de marzo del 2009 a las 19:00 horas en la Sala 7 Alejandro Galindo, está integrada por cuatro programas que estudian los inventos previos al cinematógrafo y los albores del cine científico, así como los avances conseguidos por Thomas Alva Edison en los Estados Unidos y los primeros pasos de la industrialización del cine a cargo de los hermanos Lumière.

En El cine antes del cine, primer programa del ciclo (jueves 6), se proyectará ¿Qué pasa realmente entre las imágenes? (RFA, 1985), de Werner Nekes, historiador cinematográfico y coleccionista especializado en la prehistoria del arte fílmico, quien nos invita a recorrer en este documental los muchos intentos humanos por capturar el movimiento, como la Linterna Mágica, el Zoótropo y muchos más.

Tres documentales de Virgilio Tosi realizados entre 1990 y 1993 conforman el segundo programa: Los orígenes del cine científico (jueves 13). En esta serie, el historiador cinematográfico, documentalista, guionista y promotor fílmico llevó a la pantalla las investigaciones que dieron origen a su libro Cinema Before Cinema, analizando las teorías científicas y experimentos que dieron origen al cinematógrafo. En ella pueden apreciarse también algunos de los primeros filmes científicos, producidos entre 1895 y 1911, sobre campos como la medicina, la biología, la etnografía y las matemáticas.

El tercer programa (jueves 20) está integrado por el cortometraje Thomas Alva Edison (Estados Unidos, 1995), de Paul Budline, así como por filmes realizados por Edison entre 1891 y 1896. El Kinetoscopio de Edison daría origen al cine estadounidense, imprimiendo imágenes en movimiento por primera vez en celuloide de 35 milímetros. Interesado en las posibilidades científicas de su invento, insertó sus imágenes en visores para uso público llamados Nickelodeons. Algunos de estos filmes conforman este programa.

hermanos-lumiere

Por último, el programa Los hermanos Lumière (jueves 27), analiza el nacimiento del cinematógrafo, surgido como tal en Francia, en 1895. Ese año, los hermanos Louis y Auguste Lumière, comerciantes de artículos fotográficos, patentaron su cámara impresora de imágenes en movimiento como cinematógrafo (del griego Kinema, movimiento, y grafein, escribir). El 28 de diciembre de ese mismo año, en París, llevaron a cabo la primera exhibición pública del Cinematógrafo Lumière, cámara tomavistas que también podía imprimir película y proyectarla. En ese momento el cine abandonaba su vocación científica para volverse un fenómeno de masas que perdura hasta hoy.

Como una forma de que este ciclo –que será programado a lo largo del presente año en la Cineteca Nacional – sea asequible al mayor número de espectadores posible. La entrada a las funciones tendrá la modalidad de 2 x 1 (acceso a dos personas por el costo de un boleto).

Exposición “Cine antes del cine”

El video, que es una invitación a visitar la exposición,  muestra de manera amena los artefactos que precedieron al kinetoscopio y al cinematógrafo. La presentación que hacen de la propuesta museográfica los curadores, invita a adentrarse en ese mundo ya olvidado y ajeno a nuestra ajetreada vida cotidiana.

El cine antes del cine: Difusión del pre-cine y de la historia del cine. Exposicion de inventos, curiosidades y artefactos pre-cinematográficos. Zaragoza, España del 15 febrero al 15 abril de 2007.  Sombras de oriente y de occidente. Transformaciones ópticas y engaños visuales. La captación de la imagen. La imagen se mueve. La linterna mágica. Y por fin el cine. Comisarios: Paco Boisset y Stella Ibañez. Webmaster: Xavi Buil.