Archivo de la categoría: Cine silente en provincia

Eventos, sucesos y noticias sobre cine mudo acontecidos en provincia

Aurelio de los Reyes da conferencia magistral en Zacatecas

Nota publicada en Express Zacatecas el 30 de mayo de 2014:

Presentó historiador imágenes reales de la Toma de Zacatecas

Aurelio de los Reyes dictó conferencia sobre la Revolución y el Cine, con la recuperación de los pioneros de la cinematografía documental

El destacado historiador Aurelio de los Reyes, doctorado en historia y literatura por la Universidad Autónoma de México (UNAM), realizó una amplia exposición sobre el tema de la Revolución y el Cine. Repasó el trabajo de los pioneros de la cinematografía documental, como fueron los hermanos Alva de quien mostró escenas breves pero verídicas de la Batalla de la Toma de Zacatecas.
El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, (Conaculta), el Gobierno del Estado de Zacatecas, el Instituto Zacatecano de Cultura (IZC) “Ramón López Velarde”, a través de Cineteca Zacatecas, presentaron en la sala Antonio Aguilar tanto la conferencia magistral como un documental de corte histórico.
El evento estuvo coordinado por Héctor Ávila Ovalle, Guadalupe Dávalos, ambos de la Subdirección de Investigación y enseñanza del IZC, del subdirector del Centro Cultural Ciudadela del Arte, Manuel Meza.

Fotograma de la Batalla de la Toma de Zacatecas (Foto: Express Zacatecas)
Fotograma de la Batalla de la Toma de Zacatecas (Foto: Express Zacatecas)

Durante el desarrollo de la conferencia, el historiador mencionó los trabajos de los camarógrafos Enrique Rosas, Jesús Avitia, Guillermo Becerril y Antonio Ocañas, este último camarógrafo de Salvador Toscano, egresado de la Escuela de la Minería de la capital de la República.

El periodo que más interesa a este célebre historiador, es el que va del año 1900 a 1913, puesto que son los antecedentes de la revolución constitucionalista en la que se definen en la ciudad de Aguascalientes las leyes que nos rigen, donde se logró el reparto agrario y la creación de las nuevas instituciones, observó.

Mencionó el conferencista que el cinematógrafo fue un experimento científico registrado como tal por los hermanos Lumière, y quienes posteriormente hicieran de este invento un espectáculo, fue el propio pueblo.

Fue en la ciudad de México y en el interior de la República donde el propio Toscano había inaugurado algunos cines y la gente recibía las “actualidades” de un proceso revolucionario del cual era parte íntegra la cámara estática, que recogía las imágenes de las fiestas del centenario, de los paseos de Porfirio Díaz en Chapultepec.

Además de imágenes de la Decena trágica, de la muerte y funeral de Madero, entre otros sucesos, como la toma de posesión de Victoriano Huerta, el golpe de estado de Obregón a Carranza y toda la cronología de sucesos que tenían al país en una constante expectativa.

“El pueblo”, era protagonista de su propia historia, puesto que los personajes se podían ver así mismo en las “vistas” que los cineastas de la época pudieron captar.

La Revolución Mexicana fue la primera que se filmó a nivel mundial , enfatizó De los Reyes, los poderes fácticos de Porfirio Díaz, quien se dio cuenta del poder de propaganda del cine y los sucesos trágicos que derivaron en la Toma de Zacatecas y que fueron captados por aquellos camarógrafos y conservados en la Filmoteca de la UNAM.
Agregó, que en el año 2013, el material fílmico fue enviado a restaurar en la Global Studios de Canadá, donde gracias a un tratamiento especial se han podido proyectar en Fresnillo y en Zacatecas dentro de los festejos conmemorativos del Centenario de la Revolución.

El Dr. De los Reyes durante su conferencia. (Foto: Express Zacatecas)
El Dr. De los Reyes durante su conferencia. (Foto: Express Zacatecas)

El historiador dijo que el pueblo aguantaba las “peliculotas” de larga duración porque estaba inmerso en el proceso revolucionario. Los camarógrafos tenían un espíritu gremial, no de competencia, sino que todos se ayudaban entre sí, gracias a ello y a pesar de que se pueden contar muy pocos camarógrafos de esa época, es que se conserva cuantioso material cinematográfico de la Revolución.
Posterior a la conferencia se proyectó un documental con imágenes verídicas de la Toma de Zacatecas, del sepelio de Zapata, y del desfile de la Revolución, en que se puede apreciar un desfile de un ejército revolucionario disciplinado.

Señaló que este material cinematográfico, que ha sufrido mucho, se conserva gracias al ingeniero Salvador Toscano, a su hija Carmen Toscano, última quien donó su acervos a la Filmoteca de la UNAM, así como al trabajo de investigadores y editores que ahí laboran.

El Dr. Aurelio de los Reyes conmovido por la respuesta de los zacatecanos prometió regresar a la capital y exhibir para un público más numeroso de ser posible, dijo, con la Orquesta típica de la ciudad de Zacatecas, como fondo musical de las escenas del cine sonoro.

 

Cine Alcázar de Ciudad Valles, SLP

Agradezco a Marco Gordillo, amigo de juventud y vallesano de cepa la información sobre este cine de la Huasteca potosina: el Alcázar. Estaba ubicado en Escontría esquina con Morelos en Cd. Valles y era propiedad de don Juanito del Campo, quien además era maestro y director de teatro. Ahí presentaban obras con artistas locales.

cine, Cd. Valles, S.L.P.

Los primeros cines de Coatzacoalcos

Tomado de Crónicas de Coatzacoalcos del cronista adjunto de Coatzacoalcos José Ignacio Ordóñez Rodríguez incluido en Pasajes, historia, luz y crónicas: cien años de Coatzacoalcos (pp. 171-176).

Historia de los cines porteños

Hagamos un poco de historia de los teatros y cines que han existido en nuestra ciudad, desde e antiguo Puerto México hasta la actualidad.

El primer cine en la ciudad se ubicó en la segunda calle de Ferrocarril (hoy Hilario Rodríguez Malpica). Más adelante, en 1908, don Manuel Estévez construyó el Teatro Estévez, en la tercera de Juárez, mismo que cambiaba de nombre según iban cambiando sus propietarios, como sigue: Teatro Juárez, Teatro Bringas, Teatro Castillo, Teatro Lux y finalmente Teatro Ideal.

En 1909, mientras se construía el mencionado Teatro Estévez, en los solares que años más tarde (finales de la década de los 40’s) ocupó la terminal de los Autobuses de Oriente (ADO), en la primera calle de Hidalgo, existió por algún tiempo una plaza de toros, donde también se hacían funciones teatrales y de cine.

En 1920, don Manuel Dávila Madrid instaló, también en la primera de Hidalgo peor en su acera sur, el Cine Madrid, en un local construido especialmente para este fin, mismo que lamentablemente duró poco tiempo. Tres años más tarde, en 1923, fue construido en la acera norte de la segunda de Ignacio de la Llave el Teatro Chapultepec, propiedad de don Juan Absalón y del acayuqueño Fidel Herrera. Esta sala estableció la modalidad de obsequiar al público, cuando se trataba de cintas de “hasta” quince episodios, de uno más, que se proyectaba a media calle en una pantalla provisional. Sin embargo, esta novedosa sala sólo duró hasta 1930, en que fue desmantelada por sus propietarios.

El Cine Ideal

Corría el año de 1932 y uno de los ex propietarios del cerrado Teatro Chapultepec, don Fidel Lara, tomó en renta el local donde funcionó la casa de huéspedes La Central, en la segunda calle de Corregidora (frente a las barracas del mercado y junto a la botica del mismo nombre) y abrió por un tiempo un salón para funciones teatrales y cinematográficas; a este salón lo llamó Teatro Ideal.

En 1933 este teatro se pasó al local que ocupaba el Teatro Lux, en la tercera calle de Juárez, por lo que a partir de entonces se llamó Teatro Ideal. En sus principios, antes de tomar el nombre de Ideal, además de la sala de luneta tenía palcos en ambos lados, entre ellos el destinado a las autoridades municipales; en la parte superior de los palcos estaba la galería.

Este teatro tuvo diversos arrendadores, ya que después del señor Estévez lo administraron el seños Guillermo Clemow y más adelante don Jorge Aguirre; fue con este último cuando la sala fue objeto de su primer remozamiento.

Como las películas de entonces eran mudas, en el primer teatro Estévez las funciones de los domingos eran amenizadas por la orquesta del maestro Fajardo. Luego, cuando se llamó Teatro Ideal y estuvo administrado por don Jorge Aguirre, en diversas ocasiones se contrató con el mismo objeto a las orquestas de los buques alemanes Holsatia y Toledo. Más adelante esta tarea le correspondió ejecutar a la popular marimba “La Santa”, de don Semei Roque Reyes, que se situaba primero sobre la banqueta, donde ejecutaba varias melodías para atraer a la gente, pero la tercera llamada, la que anunciaba el inicio de la función, los músicos se metían a toda prisa a la sala, con todo y marimba, para amenizar el espectáculo desde dentro.

Y es que en verdad las funciones del Ideal eran todo un espectáculo, que iniciaba desde que se repartían a la población cientos de volantes, mandados a imprimir ex profeso en “El Lápiz Rojo”, imprenta de don José Vicente Valdés, y continuaba cuando se instalaban a media calle, frente al cine, los vendedores de dulces, refrescos y fritangas, quienes luego de concluir las funciones se retiraban tras cumplir con su cometido.

Cabe añadir que en este cine se representaron famosas obras de teatro, ejecutadas tanto por aficionados locales como nacionales y de renombre, así como se llevó a cabo la presentación de famosos artistas – del cine, radio, teatro y televisión, como se anunciaba entonces – que formaban parte de las inolvidables caravanas artísticas, mismas que cada determinado tiempo llegaban a esta ciudad a alegrar a la población porteña.

Así mismo, en este mismo cine fue velado, en su paso desde Sudamérica, el cuerpo del poeta mexicano Jesús Urueta, lo mismo que ahí quedó preparado el catafalco para que fueran velados los restos de los aviadores españoles del accidentado “Cuatro Vientos”, que según un rumor habían sido localizados en la región y aquí se velarían, cosa que nunca sucedió porque todo fue un falso rumor.

El Teatro Ideal fue desmantelado para su remodelación en 1950, construyéndose mientras un salón, en la tercera de Zaragoza, que se denominó Cine Provisional.

Posteriormente, con su nuevo propietario, el señor Francisco Sumohano Hernández, fue reinaugurado en 1954 ya sólo bajo el nombre de Cine Ideal y con el edificio que conocimos hasta antes de su muy lamentable cierre, para dar paso a la instalación de una sucursal de conocida cadena mueblera nacional.

A la izquierda el cine Imperial
A la izquierda el cine Imperial

El Cine Imperial

En 1934, don Alejandro Bringas construyó un edificio de mampostería, aunque con techo de lámina, al que puso nombre Teatro Imperial, situado en la esquina de las calles Zaragoza y 5 de Mayo (hoy Carranza), brindando así al público un salón con más comodidades de los existentes hasta entonces y con los últimos adelantos en cinematografía.

Esta nueva sala fue considerada en esa época la más moderna del puerto, ya que contaba con un amplio foro para representaciones teatrales, una inmensa sala de luneta, con ventiladores eléctricos, además de galería.

Este inmueble es de muy gratos recuerdos para los habitantes del Coatzacoalcos de ayer, toda vez que fue una de las mejores salas de la época y en él se exhibieron los mejores filmes del cine nacional. Como ya dijimos líneas arriba fue en el año de 1934 cuando don Alejandro Bringas Palacio, luego de comprar el terreno, construyó este edificio totalmente de mampostería, aunque con techo de lámina y al que puso por nombre Teatro Ideal, en la esquina de la calle entonces llamada 5 de Mayo – hoy Carranza – e Ignacio Zaragoza, brindando así al público un salón con más comodidades de los existentes y con los últimos adelantos en cinematografía.

Esta nueva sala fue considerada en esa época la más moderna del puerto, ya que contaba con un amplio foro para representaciones teatrales, confortables butacas compradas en el DF al señor Letaif – padre de doña Lily Tubilla –, además de contar con ventiladores eléctricos de techo, una amplia sala de luneta y un enorme telón rojo que lo hacía más elegante.

El gerente del cine era don Luis Castillo, pionero de la radiodifusión en cada nuestra ciudad, quien como anécdota cada vez que se estrenaba alguna cinta de importancia, organizaba vistosas caravanas para anunciar la función y en donde se hacía una representación o sátira de la misma; participaba toda la familia Bringas, la mayoría de ellos muy jóvenes.

Cabe decir también que en ese recinto se presentaron innumerables eventos, obras teatrales y festivales artísticos, tanto nacionales como locales, además de muchas de las muy famosas caravanas artísticas itinerantes que una conocida marca cervecera llevaba por todo el interior del país.

Así entonces, el Cine Teatro Imperial fue durante muchos años el mejor de la ciudad. Sin embargo, por diversas circunstancias – en especial las económicas – la sala cinematográfica cerró sus puertas. Luego fue transformado en locales comerciales, rentándolos, hasta que fue vendido a empresarios de Monterrey, los que lo han derribado para construir un moderno establecimiento.

En 2014 Oaxaca tendrá su Centro de Artes Cinematográficas y Audiovisuales

Excelente noticia la creación de un centro cinematográfico donde habrá una cineteca oaxaqueña, talleres de cine, promoción y divulgación del fenómeno cinematográfico. Noticia publicada en Diario Oaxaca el 10 de febrero de 2014:

En 2014 Gobierno de Oaxaca consolidará creación del Centro de Artes Cinematográficas y Audiovisuales

Para concretar el proyecto cultural que contempla la creación del Centro de Artes Cinematográficas y Audiovisuales de Oaxaca, el Gobernador Gabino Cué Monteagudo sostuvo una reunión con los Secretarios de las Culturas y Artes, de las Infraestructuras y de Finanzas, así como los representantes de la Asociación Civil OaxacaCine, para ajustar los detalles de este espacio que promoverá la cultura cinematográfica y atenderá las demandas del sector artístico audiovisual.

Durante este encuentro efectuado en Palacio de Gobierno, el titular del Poder Ejecutivo Estatal reiteró su disposición y respaldo para la realización de este espacio estratégico de convergencia cultural que brindará a las y los oaxaqueños un sitio dedicado exclusivamente a la proyección y apreciación de la cinematografía mundial y regional, que además fomentará el desarrollo de actividades y programas que estimulen a creadores y productores oaxaqueños.

Este Centro de Artes Cinematográficas, albergará dos salas cinematográficas con capacidad superior a 300 personas, biblioteca especializada en artes visuales y cinematografía, videoteca para la consulta de archivos, café restaurante y áreas verdes. Su creación está prevista en 2014 a través de dos etapas: la primera consistiría en la construcción y equipamiento de ambas salas de cine, en tanto que la segunda abarcará la restauración del inmueble y plantación de árboles.

Funcionará bajo cuatro ejes básicos: exhibición cinematográfica de calidad, formación de jóvenes con aspiraciones audiovisuales o cinematográficas a través de talleres, creación de una comisión fílmica que genere en el estado la capacidad de atraer producciones nacionales e internacionales y el rescate de archivos fílmicos de las televisoras en el estado.

Teatro Macedonio Alcalá de Oaxaca con el anuncio de la cinta Adiós Nicanor (1937) dirigida por Rafael E. Portas
Teatro Macedonio Alcalá de Oaxaca con el anuncio de la cinta Adiós Nicanor (1937) dirigida por Rafael E. Portas

En este sentido, Cué Monteagudo instruyó a los titulares de SECULTA, SINFRA y SEFIN, Francisco Martínez, Netzahualcóyotl Salvatierra y Enrique Arnaud, respectivamente, así como al Director del Instituto de Patrimonio Cultural del Estado de Oaxaca (INPAC), Jorge Valencia, realizar las acciones que permitan generar las condiciones adecuadas para la apertura  de este espacio que contribuirá al desarrollo social de la entidad e impulsará la riqueza cultural de Oaxaca.

“La cultura constituye una fuente de identidad, cohesión social y expresión de la conciencia de la sociedad. El Gobierno de Oaxaca está consciente de que el Centro de Artes Cinematográficas y Audiovisuales impulsará el desarrollo del sector artístico y cultural, a través de diversos programas que permitan la preservación del patrimonio artístico de los oaxaqueños, así como el aprovechamiento sustentable de los recursos de la cultura estatal”, agregó el Gobernador.

Destina Gobierno de Cué 656 mdp en tres proyectos de infraestructura cultural

El Centro de Artes Cinematográficas y Audiovisuales forma parte de los tres proyectos estratégicos de infraestructura cultural que promueve el Gobierno del Estado y que junto con la Ciudad de los Archivos, permitirá el rescate y modernización del Archivo Histórico del Estado de Oaxaca, además de la creación del Centro de Iniciación Musical, mismos que requerirán en su conjunto una inversión por el orden de los 656 millones de pesos.

En su oportunidad, el Presidente de OaxacaCine, Rigoberto Pérezcano, agradeció el apoyo del Gobernador para la creación de la Cineteca de Oaxaca que no solo albergará a los amantes del cine, sino que también pretender funcionar como un punto de encuentro para la sociedad oaxaqueña.

“El Centro de Artes Cinematográficas y Audiovisuales de Oaxaca no solo divulgará la cinematografía mundial y acrecentará su producción a nivel estatal y nacional, sino que también busca que los oaxaqueños cuenten con un espacio propio y de recreación”, sostuvo.

Junto a la arquitecta Julia Escobedo -quien será la encargada de la rehabilitación del inmueble- el también director de cine resaltó que con el Centro de Artes Cinematográficas, Oaxaca se mantendrá vigente en divulgación fílmica, además de sumarse a las pocas ciudades con un espacio de este tipo como  Nuevo León, Tijuana y Cuernavaca, además que proyectará el arte y cultura de la entidad  a nivel nacional.

A través de OaxacaCine se han proyectado 147 funciones en el Teatro Macedonio Alcalá a las que han asistido 39 mil espectadores, lo anterior impulsó a la Asociación Civil a sumar esfuerzos con el Gobierno Estatal para crear el Centro de Artes Cinematográficas y Audiovisuales de Oaxaca.

Reseña sobre Atisbo a los inicios del cine en Toluca, 1896-1910

Jorge Carrasco V., especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos y autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé en Editorial Toma escribió en su columna Cine piojito la siguiente breve reseña de mi libro Atisbo a los inicios del cine en Toluca, 1896-1910 para el portal Effetá.info, medio digital de Pachuca:

Luis-AtisboCine mudo toluqueño

Uno de los temas menos investigados de la cinematografía nacional, es el del cine mudo. Si acaso podemos recordar El cine mudo del recientemente desaparecido Gustavo García y Los orígenes del cine en México de Aurelio de los Reyes.

Afortunadamente se han comenzado a dar esfuerzos locales como El cine yucateco de Gabriel Ramírez y Atisbo a los inicios del cine en Toluca, 1896-1910 de Luis Recillas Enecoiz, que conocimos gracias a la gentileza del buen amigo Miguel Ángel Morales.

En una bella edición de 250 páginas, Recillas da testimonio de los orígenes del cine en nuestro país y en especial en Toluca, en donde se celebró la primera función el 8 de agosto de 1896 en los salones del Hotel del León de Oro.

Gracias a Recillas nos enteramos de que el primer cine permanente no se estableció sino hasta doce años después en el Teatro Principal. Y que no se trataba de un negocio redondo: se habla incluso de que fue decomisada una pianola porque debían más de 200 pesos en impuestos atrasados.

Se muestra cómo se comenzó a acostumbrar poner más caras las funciones de la noche, práctica que persiste hasta nuestros días.

Además de clásicos como Caperucita y La Cenicienta, las tomas locales de políticos, como el presidente Porfirio Díaz y de toreros, eran las que más demanda tenían.

Recillas que tiene la intención de proseguir sus investigaciones hasta la década de los 30, y sólo queda desearle el mayor de los éxitos en su trabajo.