Archivo de la categoría: Toluca

Función del 9 de mayo de 1901 en Toluca

cartel Principal 9 may 01
cartel del Teatro Principal de Toluca el 9 de mayo de 1901

El cine llegó a Toluca en 1896 con el kinetoscopio de Edison y el 2 de julio de 1898 se presenta la primera exhibición del “Cinematógrafo Lumière.”  Sin embargo, no he podido localizar información respecto a las películas exhibidas y el empresario que las trajo, ya que el señor fue Eduardo Hervet quien escribe la petición al ayuntamiento de Toluca. , es probablemente un gestor.*

El cartél más antiguo que he podido estudiar nos rebela, si sabemos leerlo con detenimiento,  importantes datos acerca de la primera infancia del cine en Toluca. El cartél en cuestión está fechado el jueves 9 de mayo de 1901 e invita al público a asistir al Teatro Principal a maravillarse con las 30 vistas que según la Empresa Delamare “equivale a más de 80 por haber muchas de gran duración”.

A todo lo ancho del cartél se lee Cinematógrafo “Lumiere.” y enseguida, Modelo “Exposición”. En su publicidad promueven “[e]sta empresa que ACABA DE LLEGAR DE PARIS, trae un bonito y extenso repertorio de vistas”. Es de suyo notorio el compromiso que tiene la empresa con el Circo Teatro Orrin de México, donde debutaría “desde el día 23 de este mismo mes”, por lo que permanecerán en esta ciudad “POCOS DÍAS.” Las funciones corridas iniciarán “a las 8 y ¾ en punto” considerándose que “éste espectáculo es la diversión de las familias y del público en general.” Coincidencia o no, el Circo Orrin estuvo en Toluca los días 23 y 24 de abril de 1901 un par de semanas previas a la función según se desprende de otro cartél publicitario encontrado en el Archivo Municipal de Toluca, teniendo como estrella al egregio clown mexicano Ricardo Bell.

El cartél fue impreso en el Taller Tipográfico 5 de mayo núm. 3 – Toluca, como se lee en la parte inferior del mismo. El programa compuesto por 30 vistas estaba dividido en tres partes con diez vistas por cada una. Al comienzo de cada grupo de vistas se programa una orquesta, quien ameniza la función tocando una obertura para la primera parte y para las siguientes partes simplemente sinfonías. No hay sustento para suponer que la orquesta tocaba mientras se mostraban las vistas, pero es lo más probable.

De las 30 vistas programadas, tres de ellas se anuncian como iluminadas: Escena de escamoteo por Chin Lic Son, La bella Serpentina Loie Fuller y Triunfo sobre Mefistófeles. Lo que sucedía en esa época es que algunas vistas se coloreaban cuadro por cuadro para crear la sensación de haber sido filmadas a color. El plato fuerte de la función eran las vistas de la Exposición de París con una duración de 15 minutos, sin embargo leyendo el programa nos damos cuenta que sólo es la 1ª serie que incluye: Inauguración por el Presidente Loubet, del gran Palacio; Puente Alejandro III; Los inválidos; Plataforma movible; El viejo París; Calle de las Naciones; Pabellones de Italia, Turquía, Estados Unidos, Austria, Alemania, Suiza, España, etc etc., y salida por el pabellón de Suecia.

Es notorio que del total de vistas presentadas, treinta, sólo se tenga una nacional: El jarabe Tapatío. También es probable que GRAN CORRIDA DE TOROS, por el afamado diestro “GUERRITA” sea una producción nacional. Existen varias vistas que nos remontan a las guerras del cambio de siglo, la de los Boers en el Transvaal, como se le conocía a Sudáfrica en ese entonces y la hispano-americana sobre la independencia de Cuba.

Completan el programa una serie de vistas sobre actos de magia, cómicos, históricos o exóticos, como se llamaban las escenas costumbristas de lejanas tierras.

Los precios oscilaban entre $3.00 por seis lugares en platea y 12 centavos por un asiento en galería. Otros precios consistían en pagar $2.00 por seis asientos en palcos primeros, 50 centavos por luneta y 25 centavos por palcos segundos.

Ahora bien, cruzando información disponible en los archivos y hemerotecas locales, mediante el análisis de carteles publicitarios, licencias para la exhibición, pagos al municipio y crónicas periodísticas, será posible escribir una historia sobre la llegada del cine a Toluca.

*En posteriores investigaciones descubrí que Eduardo Hervet sí era un empresario y no un gestor.

La “Exposición Imperial” en Toluca

La “Exposición Imperial” en Toluca

Hay dos documentos interesantes de 1898 en el Archivo Histórico Municipal por su relación con el cine, primero, la licencia otorgada a Lorenzo Trujillo Marín fechada el 15 de octubre donde la “Presidencia Municipal há concedido licencia al Sr. L. Trujillo Marín para exhibir en los Salones del Centro Cosmopolita, varias noches, el Cinematógrafo Lumière y la Exposición Imperial, siendo la primera exhibición esta noche.” Trujillo sigue explotando las vistas fijas, pero ahora son complemento a las vistas del Cinematógrafo Lumière. Una nota aparecida en la Gaceta de Gobierno el 15 de octubre nos habla de la Exposición Imperial, omitiendo cualquier comentario respecto al cinematógrafo. Las razones pueden ser varias que expliquen el desdén del reportero hacia el cine: desde  el desconocimiento  del invento y sus cualidades,  hasta el franco desprecio por un invento que era más visto como “novedad científica” que como diversión pública. La nota dice: (mantengo la ortografía y sintaxis originales)

“EXPOSICIÓN IMPERIAL KAISER AUSSTELLUNG.

Esta noche se efectuara el estreno del espectáculo “Exposición Imperial” en el salón bajos del Centro Cosmopolita.

La serie escojida por la Empresa Trujillo Marín, para su presentación, se intitula, Sevilla y una corrida de toros, 25 escenas admirables, que con seguridad dejarán satisfecho al gusto más exigente en materia de arte.

Llamamos la atención del público, con especialidad, á las escenas que representan los interiores de los jardines del Palacio de San Telmo cuyo ilusión es completa.”

Licencia otorgada a Lorenzo Trujillo Marín para exhibir la Exposición Imperial
Licencia otorgada a Lorenzo Trujillo Marín para exhibir la Exposición Imperial

 No sabemos el precio por función, ni la cantidad de funciones efectuadas, así como tampoco la importancia que le dio el público toluqueño al nuevo invento óptico. Si nos atenemos al precio que Trujillo cobró en su establecimiento de la Calle de San Francisco en la capital del país donde la entrada costaba 25 centavos, el precio en Toluca pudo ser el mismo, sin embargo al complementarlo con el Cinematógrafo Lumière, el precio fuera mayor.

Las linternas mágicas comenzaron a utilizar proyectores estereoscópicos que daban la impresión de tercera dimensión y el espectáculo más famoso de esta clase fue la Exposición Imperial (Kaiser Ausstellung) que entre 1895 y 1900 recorrió todo el país, motivando la admiración general.” En un anuncio publicado en la Ciudad de México en julio de 1895 presume dictámenes de Mr. Sadi-Carnot, Presidente de Francia, del Iltmo. Sr. Próspero María de Alarcón y Sánchez de la Barquera, Arzobispo de México y del Sr. Don Pedro Rincón Gallardo, Gobernador del Distrito Federal. El precio del abono para diez series es de dos pesos, pero hay entrada eventual para cada serie por 25 centavos.

Egipto y el río Nilo, Revista del ejército alemán por el Emperador Guillermo II en honor del Rey de Italia y El Puerto de Hamburgo y sus alrededores, Roma y el Vaticano, Funerales de Mr. Sadi-Carnot en París, Presidente de la República Francesa, asesinado en Lyon son algunos de los títulos de las series que conforman la Exposición Imperial exhibidos durante 1895 por Trujillo en México y en 1896 y 1898 en Toluca.

El segundo documento, emitido el 24 de noviembre de 1898 es una exención de impuestos municipales que “ha tenido a bien disponer” el  C. Gobernador a la empresa del Cinematógrafo Lumière por la función efectuada el domingo 20. No menciona el nombre del empresario ni las vistas proyectadas, tan sólo que la exención fue para una función, sin embargo es dudoso que un empresario diera una función, pues ello no era redituable en el aspecto económico. Las exenciones impositivas municipales frecuentemente se otorgaban por función, y no constituían un comportamiento cotidiano por parte de las autoridades, como se verá en años posteriores con los hermanos Becerril.

 

                                                                       derchak54@yahoo.com

El cine en el archivo municipal de Toluca

La investigación histórica referente a los inicios del cine en Toluca requiere un estudio detallado de los archivos locales, especialmente el perteneciente al municipio, pues en él, si escarbamos bien y tenemos suerte, se hallan los permisos, licencias, pagos de impuestos, fotografías, programas y demás documentos correspondientes a los últimos tres lustros del gobierno de Porfirio Díaz. Recordemos que el invento llegó a México en 1895, si nos atenemos al invento de Thomas Alva Edison, el kinetoscopio; y en 1896 si consideramos al cinematógrafo, invento de los hermanos Lumière.

cartel Principal 12 jul 04 bissss
Cartel del Teatro Principal de Toluca

Dentro del rubro de “diversiones públicas” existen infinidad de documentos que nos invitan a transportarnos a la época de nuestros bisabuelos e imaginarnos cómo se divertían. Siendo que Toluca no era paso obligado para llegar al bajío es notoria la calidad y cantidad de espectáculos que se presentaban en los escenarios locales, sobre todo el Teatro Principal seguido por el Teatro Edén.

Se escenificaban una gran variedad de espectáculos que incluían a compañías de ópera, de zarzuela y teatrales; circos, como el Orrín y el Treviño; actos de prestidigitación, hipnotismo y adivinación; conciertos y funciones consistentes en variedades y novedades europeas; los deportes estaban liderados por las corridas de toros, las peleas de gallos, las carreras de caballos y en ocasiones lucha greco romana. Y es en este entorno que el cine hace su llegada a la ciudad.

El archivo municipal de Toluca, con todo y sus limitaciones de infraestructura y organización, posee un rico acervo documental para recrear el camino seguido por el cine desde su primera infancia en la ciudad hasta su consolidación como fenómeno recreacional de la mayoría de los toluqueños.

Los permisos otorgados por la municipalidad a los primeros empresarios transhumantes que llegaron a Toluca para presentar el nuevo invento, así como los recibos dados a los mismos por el pago de impuestos municipales y la correspondencia interna del ayuntamiento que indica quien presidió, de los regidores, las funciones, son los documentos que nos indicarán la línea seguida por el cine en las postrimerías del siglo XIX e inicios del XX.

Incluye el archivo, y ello será el soporte de cualquier investigación, un buen número de carteles cinematográficos. Aquellos que se pegaban en las esquinas para promocionar las funciones. Son éstos los que nos dan valiosa información sobre el evento, pero lo más importante es que en cada uno se enumeran las vistas que se proyectaron y en ocasiones se hace un resumen o sinopsis del argumento de la vista más larga; por lo general de quince minutos. Vistas era el nombre con que se conocían las películas. Al cruzar la información de las vistas publicada en los carteles con las filmografías ya editadas del cine mudo mexicano podemos constatar que hay varias vistas no catalogadas, lo que me indica que fueron filmadas en Toluca por algunos de los camarógrafos/empresarios que visitaron la ciudad. De ello trata una investigación en curso que llevo a cabo.

La llegada del cine a Toluca, 1896-1905; una propuesta

La llegada del cine a Toluca, 1896-1905

(una propuesta de investigación)

Una historia de los inicios del cine en Toluca viene a llenar un vacío que requiere de una minuciosa revisión de hemerotecas y archivos locales. Es necesario rastrear las publicaciones periódicas de la época (diarios y revistas), tanto toluqueñas (Gaceta del Gobierno del Estado de México o la obra de Margarita García Luna, cronista de nuestra ciudad), como algunas nacionales, al igual que una bibliografía selectiva (libros editados por la Filmoteca de la UNAM, el CIEC de la U de G, la Cineteca Nacional, etc.). La centralización de la vida nacional en la capital del país ha dejado lagunas en aspectos de la investigación histórica, específicamente en el rubro del fenómeno cinematográfico.

Se requiere reconstruir, aplicando la metodología histórica, las primeras proyecciones cinematográficas escenificadas en Toluca haciendo énfasis en las características de los empresarios trashumantes, los filmes exhibidos, los locales utilizados para las funciones, las notas de la prensa local y, sobre todo, la reacción del público toluqueño ante el invento. Es innegable la influencia que el cine en sus inicios tuvo en la vida cotidiana decimonónica y Toluca, a fines del siglo XIX y principios del XX, no fue la excepción. La intención de una investigación de esta índole es lograr describir cualitativamente lo que el cine, como fenómeno masivo de comunicación, dejó en una sociedad provinciana porfirista, su influencia cultural, social, económica y política.

carteles en una esquina de Toluca

Carteles en una esquina de Toluca

Las fechas limitantes de la investigación no son gratuitas, ya que la llegada del cine a México se da en agosto de 1896 y se toma como fin del proyecto 1905, pues para entonces el cine se ha definitivamente afincado en la sociedad y esta bastante bien cimentado como fuente de entretenimiento de nuestros bisabuelos, sin demeritar la influencia social, cultural y hasta política que tuvo el invento en su primera infancia. Esta investigación ayudará a un mejor entendimiento de lo que fue el cine como vehículo de socialización, amén de que nos permitirá una mejor lectura acerca de la influencia que tuvo en la vida cotidiana de una típica ciudad de provincia en las postrimerías del porfiriato.

El objetivo general de la investigación es determinar a partir de indicadores cuantitativos a los empresarios itinerantes que por primera vez ofrecieron funciones de cine en Toluca, las películas que exhibieron, la ubicación y descripción del inmueble que se habilitó como sala de cine, las críticas cinematográficas en diarios locales, las crónicas sobre el nuevo invento durante el porfiriato tardío toluqueño, privilegiando el aspecto iconográfico, ya que para llamar la atención del público, los pioneros del cine se anunciaban en diarios y revistas de formas bastante llamativas.Kinetoscopio

            La meta inmediata a conseguir sería cuantificar la información sobre: camarógrafos itinerantes, películas presentadas, salas de cine y crónicas y críticas cinematográficas comprendidas dentro del período 1896-1905 y de ser posible publicar los primeros análisis y resultados cuantitativos.

Por lo que respecta a estudios previos que privilegien el cine como fuente de estudio histórico en el Estado de México existen tres: dos breves ensayos aparecidos en Castálida, revista del Instituto Mexiquense de Cultura, uno en 2005 titulado “Actividades en el Cine Coliseo Revolución, 1939-1949” escrito por José Alfredo Germán Islas y el otro de Alfonso Sánches Arteche “Llega el cine a Toluca” en 1994. El tercero es “De la pantalla a la vida cotidiana: exhibición cinematográfica en Tenango del Valle, Estado de México (1927-1989)” de Cuitláhuac Martín Gómez Salinas en Microhistorias del cine en México, Eduardo de la Vega Alfaro (ed.). Fuera de estos tres estudios históricos sobre el cine en el Estado de México no sé de otro.  

Las hemerotecas locales tanto estatales y municipales son los reductos a los encaminaré la investigación para ir a las fuentes primarias: diarios locales, semanarios y los archivos municipales para los permisos que cualquier individuo necesitaba para presentar algún espectáculo público. Las crónicas y críticas cinematográficas nos darán pauta para una lectura social y cultural del fenómeno.

Desde aquel lejano 1973 en que Aurelio de los Reyes publicó Los orígenes del cine en México (1896-1900) mucha agua ha corrido bajo el puente y la investigación histórica especializada en el fenómeno cinematográfico no es la excepción y ahí está, cual testigo mudo del acontecer histórico el I Coloquio de Historia del Cine Regional en México que tuvo lugar en la Universidad de Guadalajara en 2001.

                                                                       derchak54@yahoo.com.mx