Archivo de la categoría: Filmoteca de la UNAM

Filmoteca de la UNAM invitada al festival más importante de cine silente

Por la trascendencia que reviste la presencia del cine silente mexicano en Pordenone también incluyo la nota que publica la Filmoteca de la UNAM en su portal:

Filmoteca de la UNAM invitada al festival más importante de cine silente; se realiza en Pordenone, Italia del 5 al 12 de octubre

Exhibirá cinco horas veinte minutos de imágenes de la Revolución Mexicana restauradas por la Filmoteca; incluye material inédito.

El Dr. Aurelio de los Reyes recibirá el Premio Jean Mitry, el reconocimiento más importante para un historiador de cine.

Entrevista con Zapata. Imagen: Revista Toma, No. 30, sep-oct 2013
Entrevista con Zapata. Imagen: Revista TOMA, No. 30, sep-oct 2013

Para la edición 32° del Festival de Cine Silente de Pordenone, que se realizará del 5 al 12 de octubre, el programa oficial incluye la exhibición de uno enteramente extra-europeo, el cual estará dedicado a México con materiales provenientes del acervo de la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México. En el 2013, el programa mexicano presentará lo que corresponde a cinco horas veinte minutos de documental de la Revolución Mexicana, y en el 2014 se planea la exhibición de las películas de ficción realizadas en México en la época del cine silente. Cabe destacar que es la primera vez que un archivo fílmico de Latinoamérica es invitado a este gran festival.

Desde 1981, y durante la primera semana de octubre de cada año, se celebra Le Giornate del Cinema Muto en la ciudad italiana de Pordenone. La “jornada” fue precisamente organizada y encabezada por apasionados, estudiosos y conocedores del cine mudo, como Livio Jacob, Paolo Cherchi Usai, Piero Colussi y David Robinson, entre otros, con la intención inicial de reunirse para ver películas antiguas del período silente.

Hoy en día y gracias a la colaboración de diversos archivos fílmicos, principalmente europeos y estadounidenses, Le Giornate del Cinema Muto de Pordenone es el festival de cine silente más importante del mundo, en el cual se han presentado los más valiosos materiales fílmicos de ese período, con un estado de restauración casi total.

Imagen: Revista TOMA, No. 30, sep-oct 2013
Porfirio Díaz. Imagen: Revista TOMA, No. 30, sep-oct 2013

El programa mexicano

El programa 2013 del festival propone un acercamiento abundante en la exploración e investigación a través de las páginas importantes de la historia del cine. Pocas veces en una sola edición se ha aventurado en muchos territorios inexplorados que merecen atención y reconsideración por los historiadores, así como ofrecer momentos inolvidables a la audiencia.

Es así que el festival exhibirá filmes de Suecia, Ucrania, México, Australia y, por supuesto, Italia, así como diversos programas dedicados a la actriz checa Anny Ondra, al cine de animación, entre otras actividades más.

El programa mexicano presentará cinco horas veinte minutos de la Revolución Mexicana. Algunas imágenes son inéditas, como las distintas vistas del Zócalo de la ciudad de México. Acerca de la procedencia de las imágenes, pertenecientes a las colecciones de la Filmoteca de la UNAM, Francisco Ohem, Subdirector de Preservación y Acervos de esa institución, comenta:

“Los materiales que se exhibirán en Pordenone empiezan con las vistas que tomó en México Gabriel Veyre, enviado de la casa Lumière, entre agosto de 1896 y enero de 1897, las cuales vienen a ser una especie de postales animadas con escenas desde cotidianas hasta históricas, como el traslado de la campana de Independencia hacia el lugar en que el todavía se encuentra en la actualidad, en el balcón central en el Palacio Nacional. Esta primera parte del material se complementa con imágenes que el Dr. Aurelio de los Reyes ubicó en la colección de papel de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos. Se trata de vistas que un empleado de la Casa Edison tomó en México, en 1897. En ese sentido, tenemos dos muestras de materiales filmados en el siglo XIX, si bien no hechos por mexicanos, pero sí tomados en nuestro país. Luego, en ese mismo programa, vienen los trabajos de dos pioneros de nuestra cinematografía: los hermanos Alva y Salvador Toscano. Gracias a la donación que recibió la UNAM de los fondos Toscano, se puede completar, de una manera muy lograda, lo que viene a ser este primer programa de México en el festival de Pordenone.”

Ohem agrega que al material anterior se suman las imágenes donadas a la Filmoteca de la UNAM por el AFI (American Film Institute). Al respecto, Francisco Gaytán, Subdirector de Rescate y Restauración de la Filmoteca, cuenta que se trata de imágenes que Charles Pryor filmó en Ojinaga en el lado mexicano de la frontera, y en Presidio, del lado norteamericano, del traslado a través del desierto a Marfa, Texas, de los federales prófugos del ataque de Villa a Ojinaga en enero de 1914.

El Dr. Aurelio de los Reyes subraya el intenso trabajo de investigación histórica, identificación y ordenamiento que ha supuesto la “restauración editorial” de todo este material, la cual ha implicado la búsqueda en la crónica periodística de la época, el recorrido físico por los lugares donde aconteció la historia, la revisión de cada imagen, fotograma por fotograma, la elaboración de intertítulos que identifiquen las figuras históricas implicadas, los espacios en que se encuentran y las acciones que desarrollan, así como la disposición cronológica de las escenas para que narren visualmente un todo coherente y ordenado.

Arco  . Imagen: Revista Toma, No. 30, sep-oct 2013
Arco triunfal en honor de Francisco I. Madero. Imagen: Revista TOMA, No. 30, sep-oct 2013

Ángel Martínez, quien encabeza el Departamento de Catalogación de la Filmoteca de la UNAM, y ha trabajado a dos manos con el Dr. de los Reyes, nos cuenta además sobre el proceso de restauración fotoquímica de las imágenes:

“Contábamos con materiales en nitrato de celulosa, por lo que tuvimos que  realizar  previamente todo el proceso de restauración fotoquímica en los laboratorios de la Filmoteca y posteriormente un duplicado, es decir, una copia en material de acetato para poderlos manejar. Así, se enviaron a Canadá cerca de 16 rollos de película de 2,000 pies, marcados todos, con pietaje, de modo que exclusivamente se restaurara digitalmente lo que íbamos a utilizar para el programa de Pordenone. Allí hicieron un escaneo del material y restauraron fotograma por fotograma, corrigiendo la inestabilidad, el cuadro, el contraste, la escala de grises, las rayas de proyección y algunas manchas que se ven en pantalla como resultado de un desprendimiento de la emulsión, etcétera. En general, el programa de Pordenone fue como armar un rompecabezas, nada más y nada menos que identificando cada una de las piezas.”

Las imágenes de la Revolución que se exhibirán en el festival de Pordenone poseen un gran valor histórico y cinematográfico, como bien apunta Francisco Gaytán: “Es muy importante decir que la Revolución Mexicana es el primer movimiento social en el mundo que se registra con imágenes en movimiento. Éste es el primer material que retrata un movimiento social tan importante con película cinematográfica; éste es el primer país que utiliza este recién descubierto medio de comunicación para registrar esos cambios sociales, que son tan cinematográficos.”

(Información tomada del artículo escrito por Karla Calviño para la Revista TOMA de septiembre-octubre, 2013)

Premio Jean Mitry al Dr. Aurelio de los Reyes

Dr. Aurelio de los Reyes
Dr. Aurelio de los Reyes

Desde su creación en 1982, el Festival de Cine Mudo ha prestado especial atención a la cuestión de la restauración y la preservación de material cinematográfico. En un esfuerzo para avanzar en esta línea de investigación, en 1986 la provincia de Pordenone estableció un premio internacional que se otorga a personas o instituciones que se han distinguido por el trabajo de restauración y mejora del cine mudo. En 1989 el premio fue dedicado a la memoria de Jean Mitry, el primer presidente de honor del festival y desde entonces lleva su nombre.

Para esta edición, el festival otorga el máximo reconocimiento para un historiador de cine mudo, el Premio Jean Mitry al Dr. Aurelio de los Reyes, quien se ha dedicado a investigar la época del cine silente en México. Es, para la Universidad Nacional Autónoma de México, un honor participar en tan importante festival y que un destacado investigador universitario reciba este reconocimiento.

La Filmoteca de la UNAM llevará a Italia acervo sobre la Revolución

Noticia que publicó Arturo Cruz Bárcenas en el periódico La Jornada el martes 24 de septiembre de 2013 en su sección de espectáculos (p. 9):

La Filmoteca de la UNAM llevará a Italia acervo sobre la Revolución

Representará a México en Le Giornate del Cinema Muto en Pordenone, que abrirá el 5 de octubre.

Exhibirá cinco horas y media de escenas de ese episodio, restauradas por esa dependencia, informa Guadalupe Ferrer.

“El poder de las imágenes puede dar otra idea de personajes y hechos históricos”, asegura.

Entregarán premio a Aurelio de los Reyes, investigador de cine silente.

Arturo Cruz Bárcenas

Cartel de Le Giornate de Cine Muto 2013 en Pordenone
Cartel de Le Giornate del Cinema Muto 2013 en Pordenone, Italia

“El poder de las imágenes puede dar otra idea de personajes y hechos históricos, así como generar una emoción en torno del pasado. Tal es el caso de imágenes de Francisco I. Madero, quien ahora puede verse rodeado de la multitud, que esperaba mucho de él; o de Emiliano Zapata y Francisco Villa, en algunas escenas hasta ahora desconocidas”, expresó ayer la directora de la Filmoteca de la UNAM, Guadalupe Ferrer, en la conferencia de prensa en la que informó que la dependencia a su cargo fue invitada al festival más importante de cine silente del mundo, que se realizará del 5 al 12 de octubre, en Pordenone, Italia, donde exhibirá cinco horas y media de imágenes de la Revolución Mexicana, restauradas por dicha instancia universitaria, que incluyen material inédito.

La plática se efectuó en la Sala Carlos Chávez del Centro Cultural Universitario, donde la funcionaria añadió que en el festival, Aurelio de los Reyes, investigador de cine silente, recibirá el Premio Jean Mitry, el reconocimiento más importante para un historiador de cine. Para la edición 32 del Festival de Cine Silente de Pordenone, el programa oficial incluye la exhibición de uno enteramente extra-europeo, el cual estará dedicado a México, con materiales provenientes del acervo de la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México.

En 2013, subrayó, el programa mexicano presentará lo que corresponde a cinco horas y media de documental de la Revolución Mexicana, y para 2014 se planea la exhibición de las películas de ficción realizadas en México en la época del cine silente. Esta es la primera vez que un archivo fílmico de Latinoamérica es invitado a ese festival.

Dr. Aurelio de los Reyes
Dr. Aurelio de los Reyes

Apasionados, estudiosos y conocedores

Desde 1981, y durante la primera semana de octubre de cada año, se celebra Le Giornate del Cinema Muto en Pordenone. La primera jornada fue organizada y encabezada por apasionados, estudiosos y conocedores del cine mudo, como Livio Jacob, Paolo Cherchi Usai, Piero Colussi y David Robinson, con la intención inicial de reunirse para ver películas antiguas del periodo silente.

Hoy, y gracias a la colaboración de diversos archivos fílmicos, principalmente europeos y estadunidenses, Le Giornate del Cinema Muto es en su tipo el más importante del mundo, en el cual se han presentado los más valiosos materiales fílmicos de ese periodo, con un estado de restauración casi total.

A Canadá, la Filmoteca envió cerca de 16 rollos de película de 2 mil pies, marcados todos, con pietaje, de modo que exclusivamente se restaurara digitalmente lo que se iba a utilizar para el programa de Pordenone. El escaneo del material y la restauración fueron fotograma por fotograma. Se corrigió la inestabilidad, el cuadro, el contraste, la escala de grises, las rayas de proyección y algunas manchas que se ven en pantalla. Los canadienses corrigieron los puntos blancos.

En una parte de la conferencia se proyectaron unos minutos de lo que lleva la Filmoteca a Italia y se pudo comparar el antes y el después. En Pordenone se verá el México de 1900. El programa comienza con las vistas mexicanas que tomaron los enviados de los Hermanos Lumière cuando vinieron a México a mostrar el cinematógrafo en 1896 y las vistas mexicanas de Edison provenientes de la Biblioteca del Congreso. Se aprecian las primeras películas filmadas por el ingeniero Salvador Toscano, con tres vistas del Zócalo en 1898, 1900 y 1905; la inauguración del tráfico por el Istmo de Tehuantepec (1907); en las escenas de las fiestas del Centenario de la Independencia se aprecia el desfile histórico y el militar, así como las diversas inauguraciones que hizo Porfirio Díaz en esa época: la del manicomio de La Castañeda, la del Hemiciclo a Juárez, etcétera. Termina con imágenes del presidente interino Francisco León de la Barra inaugurando el Sanatorio del Doctor Aurelio Urrutia, en 1911.

En el programa 2 se observan el triunfo de Francisco I. Madero; imágenes de Madero en Ciudad Juárez, junto a Francisco Villa y Pascual Orozco, el viaje triunfal de Madero de Ciudad Juárez a la ciudad de México; imágenes de Madero a su llegada a la ciudad de México y de lo ocurrido durante el sismo de 1911; la campaña electoral de Madero y la toma de posesión como presidente de la República en 1912; imágenes de la Decena Trágica y de los funerales de Madero.

Programa 3 incluye escenas de la revolución armada; de Huerta, Carranza, Zapata y Villa; de la militarización de la preparatoria por Victoriano Huerta en 1913; de la primera vez en que se conmemoró el Día del Trabajo en México (1913); de la entrada triunfal de Carranza a la ciudad de México; de Emiliano Zapata, El Caudillo del Sur; de la entrada de los generales Villa y Zapata a la ciudad de México (1914); de la revista de tropas villistas en Chihuahua; de Villa en la Convención de Aguascalientes; de la visita de Villa a la tumba de Madero, y de cuando Villa depone las armas, así como de su asesinato en 1923.

Imagen tomada de La Jornada (Sep. 24, 2013)
Imagen: La Jornada (Sep. 24, 2013)

Más de cinco décadas

Ferrer precisó que todas las imágenes las ha preservado la Filmoteca de la UNAM por más de 50 años, y fueron identificadas y ordenadas cronológicamente por Aurelio de los Reyes, así como restauradas digitalmente en Canadá.

De los Reyes mencionó que él ha asistido 15 ocasiones seguidas al festival, que dura una semana, con sesiones que terminan en la madrugada. Cada asistente se impone su horario, acotó. “Me ha impresionado ver escenas de la Revolución China, en tiempos de Mao Tse Tung. Y lo mismo de la producción japonesa, entre otros países, que están poniendo atención en la restauración de su patrimonio fílmico. En esta caso, se ha restaurado material de los archivos de Salvador Toscano y de los hermanos Alva.

“De las películas de la época no creo que se puedan restaurar íntegramente por las condiciones del material, pero sí se han hecho esfuerzos”.

Lo restaurado es resultado de muchos años de conservación de la Filmoteca, y además de los citados más arriba fue fundamental la labor de Ángel Martínez, jefe de Catalogación, y Francisco Gaytán, titular de Restauración de la dependencia.

Entrevista a Guadalupe Ferrer, directora de Actividades Cinematográficas de la UNAM

Vicente Gutiérrez de El Economista entrevistó a Guadalupe Ferrer el pasado 2 de octubre:

Como en el viejo oeste, la Filmoteca de la UNAM lanzó un mensaje de ayuda para encontrar películas que se encuentran perdidas y que para la historia del cine mexicano son tesoros invaluables. Aseguró en entrevista Guadalupe Ferrer, directora de Actividades Cinematográficas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Son de alto valor cinematográfico pero no sabemos dónde están y por eso recurrimos a la gente para que nos ayude a encontrarlas”.

Películas como La china poblana (1943), primer filme a color de María Félix, o Juan Soldado (1919), producida por la Secretaría de Guerra y Marina, son algunos de los títulos que la Filmoteca busca para su acervo.

“No ofrecemos dinero… es una recompensa para el corazón de la gente que nos ayude a encontrar estos tesoros que estarían muy bien cuidados en la Filmoteca”.

Con 50 Años de existencia, la Filmoteca de la UNAM trabaja en localizar, adquirir, identificar, clasificar, restaurar, valorizar, conservar y difundir películas y otros objetos y documentos relacionados con la cinematografía.

Pedazos de cinta, audio, imágenes y mucho material de cine mexicano se encuentran a diario en la Filmoteca, por cierto, un espacio abierto a investigadores pero también al público que quiera conocer la historia del cine mexicano. Ferrer abundó:

“Sabemos que estamos ante el panorama de que termina la época del celuloide y viene lo digital, pero tenemos que seguir conservando el material; no es un capricho, pues sabemos que es el único que dura 100 años y que al contrario de lo digital no se pierden datos”.

Guadalupe Ferrer. Foto: El Economista

Entre los últimos trabajos de la Filmoteca se encuentra la restauración de La mujer del puerto y medias horas del archivo Toscano y los hermanos Alva en el que se invirtieron 2 millones de pesos. Explicó Ferrer que

“Hablamos de un pionero del cine como fue Salvador Toscano; el archivo incluye imágenes desde el porfiriato a la Revolución mexicana, donde puedes ver, por ejemplo, el entierro de la mujer de Plutarco Elías Calles, que en un segundo te pone en un contexto histórico importantísimo… es una maravilla”.

La Filmoteca cuenta con 13 bóvedas, de las cuales seis son para almacenaje de filmes de acetato y siete para nitrato.

En ellas se conservan más de 40,000 títulos que han sido identificados, catalogados y guardados en más de 250,000 latas de película.

Además, exhibe cerca de 200 aparatos precinematográficos y cinematográficos que dan cuenta de una parte del desarrollo técnico del cine a lo largo de su historia.

El Centro de Documentación cuenta con más de 10,000 ejemplares de carteles, 7 ,000 lobby cards y 83,000 fotografías de rodaje y de personalidades y más de 15,000 impresos especializados entre libros, revistas y folletos.

“Yo invito a todo aquel apasionado del cine que venga a la Filmoteca, en verdad que se va a sorprender con todo lo que tenemos”..

Museo Virtual de Aparatos Cinematográficos (MUVAC). La Calle de abril 9, 2012

La UNAM, orgullo de la educación pública en México, a través de su Filmoteca acaba de crear el Museo Virtual de Aparatos Cinematográficos (MUVAC) http://www.filmoteca.unam.mx/MUVAC/  donde se presentan aquellos aparatos que sirvieron como base para el desarrollo posterior de la cinematografía.

La justificación para la creación queda clara al inicio del portal cuando leemos, “La filmoteca de la UNAM, uno de los archivos fílmicos más importantes de América Latina, tiene bajo su resguardo una amplia colección de aparatos pre-cinematográficos y cinematográficos provenientes de diversas épocas, que muestran el devenir tecnológico de la cinematografía, incluidos artefactos conocidos como juguetes ópticos, y el primer proyector profesional.”

La colección se conforma de cerca de doscientos objetos pre y cinematográficos la cual se ha conformado gracias a las donaciones de coleccionistas, directores, productoras, distribuidoras y particulares; hasta ahora la Filmoteca tiene en sus bodegas cerca de cuatrocientos aparatos, algunos repetidos o descompuestos, por lo que la meta del MUVAC es tener en su página alrededor de doscientos aparatos.

Según declaró a Verónica Díaz del diario Milenio, la maestra Carmen Carrara, directora de difusión de la Filmoteca, “el museo virtual fue posible debido a que en últimas fechas se ha explotado la plataforma digital para ofrecer otros aspectos de su acervo, como compartir con el público las películas del cine silente. Además se dio el hecho de que tuvimos que dejar San Ildefonso donde se planeaba un museo fijo para tales aparatos”.

“Un museo virtual no tiene límites y en éste no sólo habrá aparatos, también contempla objetos, vestuario, carteles y fotomontajes que son parte importante de la cinematografía nacional.”

Al comentar sobre una de las curiosidades que posee la institución que será puesta en el museo virtual para su estudio, abundó que, “algunas de las curiosidades que hay en este espacio se hicieron a partir de piezas de aparatos que vienen del extranjero. Por ejemplo, está una cámara astronómica que, con motivo de un eclipse, se fabricó en México en 1920 por Ramón Alva, encargado del Observatorio Astronómico Nacional”.

Al inicio de la visita virtual la Filmoteca nos anuncia lo que se busca con la creación de este museo. “El Museo Virtual de Aparatos Cinematográficos, MUVAC, en donde encontrarás información, fotografías, animaciones, videos e inclusive modelos tridimensionales interactivos y didácticos que te llevarán a un viaje por su evolución.”

Este acervo se ha conformado gracias a las donaciones de coleccionistas, directores, productoras, distribuidoras y particulares; hasta ahora la Filmoteca tiene en sus bodegas cerca de 400 aparatos, algunos repetidos o descompuestos, por lo que la meta del MUVAC es tener en sus páginas electrónicas una suma de 200 aparatos.

El MUVAC está conformado por dos salas. La primera dedicada a los aparatos Pre-cinematográficos. En esta sala se encuentran una linterna mágica, un cuadro “la persistencia retiniana”, un zoótropo, un praxinoscopio, un teatro praxinoscopio y un mutoscopio. Cada aparato puede ser estudiado pues hay un paneo de 360 grados para visualizar el aparato; también una detallada descripción de las virtudes y funciones que lleva a cabo. Además de las imágenes de los aparatos, está en las animaciones logradas con cientos de fotografías tomadas desde todos los ángulos, lo que permite conocer los aparatos por dentro, por fuera, en funcionamiento, etcétera. Además, cada pieza cuenta con mucha información, desde un anecdotario de cómo llegó cada pieza a la Filmoteca de la UNAM, su historia, su funcionamiento y el uso que se le dio.

La segunda sala, Cinematográficos, se divide en tres secciones. La primera dedicada a los Profesionales, donde se pueden apreciar los siguientes aparatos: cámara tomavistas Ernemann de 35 mm., proyector Pathé Frerés de película de 35 mm., cámara tomavistas Pathé Frerés de 35 mm., cámara tomavistas Universal de 35 mm., proyector óptica de película de 35 mm., cámara tomavistas Bell & Howell de 35 mm., cámara tomavistas Paillard Bolex de 16 mm., cámara tomavistas Cine Kodak de 16 mm.

La segunda sección, dedicada a los Amateurs incluye los aparatos siguientes: proyector Pathé Baby de película de 9.5 mm., cámara tomavistas Pathé Baby de 9.5 mm., cámara tomavistas Cine Kodak de 8 mm., proyector Keystone de película de 8 mm., proyector Bell & Howell de película de 8 mm., cámara tomavistas Fairchild de 8 mm., cámara tomavistas Beaulieu Super de 8 mm., cámara tomavistas Agfa Movex de 16 mm., proyector Piccolo de 16 mm., proyector Revere de 16 mm. y proyector Excel de 16 mm.

Finalmente la tercera sección, Ingenio Mexicano. Esta sección requiere mención aparte, pues todos los aparatos son hechizos, en otras palabras se construyeron y ensamblaron con piezas diversos mecanismos. Se conoce como hechizo a un instrumento hecho por un artesano, generalmente el mismo exhibidor, reuniendo varias partes de otros aparatos de marca y construcción industrial, para conseguir varios propósitos como son los de ligereza, portabilidad y sobre todo bajo costo. La lista de aparatos mexicanos incluye una cámara tomavistas astronómica de 35 mm., un proyector hechizo de 35 mm. de carretes abiertos, un proyector hechizo de 35 mm. de magazines cerrados y un proyector Royal de 16 mm. fabricado en México.

Esta exhibición de aparatos cinematográficos representa el inicio de algo que puede crecer exponencialmente, pues al ser virtual no tiene límites, salvo los que la tecnología les imponga.

Debido a que nunca se han mostrado en un espacio físico, pues se carece de uno, el MUVAC cumple con el objetivo de digitalizar el acervo para mostrarlo al público aficionado y al especializado. En ese sentido la labor del MUVAC es aplaudible, ya que no se trata solamente de los aparatos, también contempla objetos, vestuario, carteles y fotomontajes que son parte importante de la cinematografía nacional y que podrían incluirse.

 

Manuel González Casanova (1934-2012)

En la presentación por haber ganado la medalla Salvador Toscano el primer párrafo dice lo siguiente:

Hablar del doctor Manuel González Casanova del Valle es referirse tanto a uno de los principales promotores de la cultura cinematográfica mexicana, como a uno de los investigadores más apasionados de la Universidad Nacional Autónoma de México. Actor, director, guionista, productor, escritor y profesor, se le considera un pionero en varias áreas académicas del ámbito cinematográfico. Ha impartido diversas cátedras tanto en las disciplinas del teatro como del cine; ha dictado numerosas conferencias y se ha desempañado como autor, coordinador y editor de libros y revistas. Su vasta obra se diversifica también fuera de nuestro país como funcionario de organismos internacionales, conferencista, escritor y asesor para diversas universidades e institutos fílmicos.

Prolífico escritor y crítico cinematográfico, González Casanova creó las colecciones Cuadernos de cine, Textos de cine, Documentos de la Filmoteca y Séptimo arte. Además de ser autor de los libros ¿Qué es un cine-club?, Crónica del cine silente en México y El cine que vio Fósforo, e investigaciones como Génesis de la crítica cinematográfica en México 1917-1919. Nació el 8 de diciembre de 1934 en la ciudad de México. Estudio la maestría en Letras en la UNAM y en la década de los 50 comenzó con su lucha en favor del Séptimo Arte con la fundación del cine club Progreso (1952) y de la primera Federación Mexicana de Cine Clubes (1955).

Aurelio de los Reyes, Alfonso Gumucio, Manuel González Casanova y David Wood durante el Coloquio Internacional Cine Mudo en Iberoamérica de 2011 en el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM. (Foto:Bitácora memoriosa)

González Casanova recibió la medalla Salvador Toscano al Mérito Cinematográfico 2004, que otorga la Cineteca Nacional del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), la Fundación Carmen Toscano y la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.

En 1994 se pone toga, birrete y recibe su diploma tras obtener el grado de Doctor en Letras por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM con su tesis doctoral Por la pantalla. Génesis de la crítica cinematográfica en México 1917-1919.

Entre sus realizaciones destacan:

  • Hambre (cortometraje, 1957)
  • Un pueblo se muere (cine-reportaje, 1962)
  • Presencia de África en México (documental, 1964), codirigida con Manuel Michel
  • Los estudiantes, la Universidad y la violencia (cortometraje inconcluso en 16 mm, 1968)
  • Antología del cine mexicano (largometraje en 35 mm, 1971)
  • Y vino el remolino (cortometraje en 16 mm, 1992)
  • Los orígenes del cine sonoro en México (guionista).

Fue productor de varias películas:

  • El cambio (dir. Alfredo Joskowicz, 1971)
  • Meridiano 100 (dir. Alfredo Joskowicz, 1973)
  • De todos modos Juan te llamas (dir. Marcela Fernández Violante, 1976)
  • Ora sí tenemos que ganar (dir. Raúl Kamffer, 1981)
  • Testimonios zapatistas (1986-1987).

Sus publicaciones de investigación sobre los inicios del cine en México es seria y profunda:

  • 1961       ¿Qué es un cine-club?
  • 1969      Los medios de comunicación de masas en México (en co-autoría).
  • 1975      The Education of the Film Maker (en co-autoría).
  • 1989      Crónica del cine silente mexicano.
  • 1992      Las vistas. Una época del cine en México.
  • 1995      Los escritores mexicanos y los inicios del cine 1906-1907.
  • 2000     Por la pantalla. Génesis de la crítica cinematográfica en México 1917-1919.
  • 2002     Las grandes divs del cine italiano.
  • 2003     El cine que vio Fósforo. Alfonso Reyes y Martín Luis Guzmán.
  • 2003     Escritores del Cine Mexicano Sonoro (CD-ROM, coordinador)