Archivo de la categoría: Música en el cine silente

La relación entre el cine mudo y la música, así como las múltiples musicalizaciones que se han hecho de filmes mudos

Chocolate Smoke Gang pone música a El inquilino (1926) de Alfred Hitchcock

Filmada en 1926 para los Gainsborough Studios de Michael Balcon, El inquilino (The Lodger: A Story of the London Fog) fue la primera película de suspenso dirigida por Hitchcock y su primer éxito comercial y de crítica. Hecha al poco tiempo de su regreso de Alemania, se nota la influencia del expresionismo alemán de obras como El gabinete del Dr. Caligari (1919) de Robert Weine y Nosferatu (1922) de F. W. Murnau. Estos filmes que utilizan escenarios estilizados y angulados, así como marcados contrastes entre luz y sombras para mostrar los estados sicológicos alterados, serían a la postre las mayores influencias en el novel director.

El inquilino fue escrita por Eliot Stannard, basada en la novela de Marie Belloc Lowndes (hermana del poeta Hilaire Belloc), y tuvo como protagonista a Ivor Novello – popular actor de la época y quien sería la estrella de la siguiente película de Hitchcock, Downhill (1927) – en el papel del misterioso inquilino de quien se sospecha es el asesino. Novello volvió a interpretar al mismo personaje en un remake sonorizado dirigido por Maurice Elvey en 1932. June Tripp, la joven actriz que protagoniza a la hija de la casera, Daisy fue la segunda de una serie de actrices que se tiñeron de rubio ante la insistencia de Hitchcock – la primera fue Virginia Valli en The Pleasure Garden (1925). Joe, el policía y prometido de Daisy externa en un intertítulo: “me encanta el cabello rubio, igual que El vengador”. Pronto se vio que Hitchcock tenía gustos similares.

El inquilino fue un gran éxito, y logró ubicar a Hitchcock como un director reconocido. Sin embargo se consideró que la cinta no se estrenara. Después de una proyección interna, el distribuidor C. M. Woolf le espetó al director “su película es tan mala, que la vamos a enlatar y olvidarnos de ella”. Al final la cinta se estrenó, gracias al apoyo del productor Michael Balcon y al joven cinéfilo y futuro crítico y teórico cinematográfico, Ivor Montagu. Mientras que Hitchcock volvió a filmar algunas contadas escenas, Montagu redujo el número de intertítulos a una cuarta parte, además de incluir en ellos diseños del artista E. McKnight Kauffer. Esa fue la versión que se mostró a la prensa en septiembre de 1926, donde la publicación especializada, Bioscope, la describió en términos brillantes: “Es posible que este filme sea la mejor cinta británica jamás filmada”.

Esta cinta es la primera en que Hitchcock muestra su atracción sicológica hacia la relación entre sexo y asesinato, entre éxtasis y muerte. Relación que marcará el resto de su obra.

Notable resulta que en esta película aparezca por primera vez el propio Hitchcock en sus clásicas apariciones cameo, como un editor de periódico – según comentó el mismo director, eso se debió a que no llegó el actor que haría ese breve papel. Hitchcock aparece sentado de espaldas en un escritorio mientras habla por teléfono a los tres minutos de iniciada la cinta. Alma Reville, asistente de dirección y futura esposa de Hitchcock, pues contraen matrimonio el 2 de diciembre de 1926, poco antes del estreno de la cinta, también hace un breve cameo.

Originalmente, la cinta debería terminar con la ambigüedad de no saber si el inquilino era culpable o no. Sin embargo, cuando Ivor Novello fue considerado para el papel del inquilino, el estudio demando hacer algunas alteraciones al guión. Según recordó Hitchcock años después: “el estudio no permitió ni siquiera considerar a Novello como villano y tuvimos que hacer algunos cambios al guión para mostrar sin lugar a dudas que él era inocente.” Al final, Hitchcock siguió las instrucciones dictadas, pero evitó mostrar al verdadero villano en la pantalla.

El inquilino se estrenó el 14 de febrero de 1927 en Londres y el 10 de junio de 1928 en Nueva York.

El inquilino (The Lodger: A Story of the London Fog); en Estados Unidos se tituló The Case of Jonathan Drew, (1926) Británica. B & N; ocho rollos / 7685 pies. Producción: Gainsborough Pictures, Limited. Productores: Michael Balcon y Carlyle Blackwell. Director: Alfred Hitchcock. Guión: Eliot Stannard, basado en la obra de teatro Who is He? y la novela The Lodger de Marie Belloc Lowndes. Directores artísticos: C. Wilfred-Arnold y Bertram Evans. Asistente del director: Alma Reville. Fotografía: Baron Ventimiglia y Hal Young. Intertítulos: Ivor Montagu. Diseño de los intertítulos: E. McKnight Kauffer. Editor: Ivor Montagu. Intérpretes: Ivor Novello (el inquilino), June (Daisy Bunting, una modelo), Malcolm Keen (Joe Betts, detective de la policía), Marie Ault (Sra. Bunting, la casera), Arthur Chesney (Sr. Bunting), Eve Gray (víctima), Alfred Hitchcock (editor de noticias al teléfono), Alma Reville (radioescucha). Sinopsis: Un asesino serial conocido como El vengador anda suelto en Londres, donde asesina mujeres rubias. Un misterioso individuo llega a la casa del matrimonio Bunting para rentar una habitación. La hija de los Bunting es una modelo rubia quien tiene una relación con uno de los detectives asignados al caso. El policía está celoso del inquilino y comienza a sospechar que probablemente es el asesino.

El ensamble Chocolate Smoke Gang musicalizará este clásico silente de Alfred Hitchcock, el próximo sábado 29 como parte del ciclo Bandas Sonoras: Cine Mudo a Ritmo de Rock.

Chocolate Smoke Gang – el proyecto más propositivo de la escena del jazz contemporáneo, además de ser un poderoso ensamble de jazz de vanguardia donde la improvisación se encuentra de forma lúdica con la composición contemporánea. La cita es el próximo sábado en la Sala 5 de The Movie Company, sede alterna de la Cineteca Nacional.

Reconocidos dentro de la escena de jazz contemporáneo como uno de los proyectos más propositivos y avant garde en la actualidad, la banda invita a los espectadores a experimentar el viaje sonoro de su presentación en vivo a través de los potentes sonidos característicos del free jazz combinados con ritmos alternativos y una gran capacidad de improvisación.

Liderado por el contrabajista Carlos Maldonado Cisneros Malcisne conocido por su trabajo en Los Dorados, el ensamble cuenta en su alineación con Marcos Miranda en el clarinete bajo y otros alientos; Remi Álvarez en los saxofones tenor y soprano; Gabriel Puentes en la batería y Alexander Bruck en la viola y violinófono.

Para su presentación en Bandas Sonoras, el quinteto promete un repertorio exclusivo que acompañará cuadro a cuadro las imágenes de El inquilino, tercer largometraje mudo de Alfred Hitchcock y con el cual inició su carrera en el thriller, género cinematográfico al que dedicaría toda su vida.

Insanus mentis musicaliza El Golem (1920) de Paul Wegener

La Biblioteca Vasconcelos invita a disfrutar la proyección de El Golem, película muda alemana, dirigida por Paul Wegener y Carl Boese en el año 1920; musicalizada en vivo por el grupo Insanus mentis. La cita es el sábado 8 de septiembre, a las 13:00 horas en el Auditorio de la biblioteca, ubicada en Eje 1 Norte (Mosqueta) y Buenavista, Delegación Cuauhtémoc en México, D. F. Entrada gratuita con cupo limitado.

Cartel expresionista de El Golem (1920)

Las primeras historias sobre los golems se remontan al principio del judaísmo, las cuales fueron creadas por personas creyentes y cercanas a Dios. El relato más famoso relativo a un golem involucra al Rabino Judah Löw, el Maharal de Praga en el siglo XVI. Algunos estudiosos del tema los han considerado como precursores de los androides.

En el folclor medieval y la mitología judía, un golem es un ser fabricado con materia inanimada. El nombre parece derivar de la palabra gelem, que significa “materia en bruto”. El término también aparece en la Biblia (Salmo 139:16) y en la literatura talmúdica, refiriéndose a una sustancia embrionaria o incompleta.

La cinta El Golem, se basa en la novela gótica homónima de Gustav Meyrink, que relata como el Rabino Judah Löw, mago y maestro en el arte de la nigromancia, crea una figura de arcilla para evitar la expulsión de los judíos en un gueto de Praga, por parte del emperador Rodolfo II; pero el golem escapa de la influencia humana y se convierte en una amenaza.

La película estará musicalizada en vivo por el grupo mexicano Insanus mentis, integrado por Roberto González, David Cruz y José Álvarez; agrupación que se caracteriza por un estilo poco ortodoxo, el cual combina lo electrónico, lo experimental, lo ambiental y lo progresivo. Así, la película será musicalizada con elementos electrónicos y modernos, lo que dará como resultado una ambientación asfixiante y claustrofóbica.

El Golem es una película alemana de cine mudo filmada por Paul Wegener y Carl Boese en 1920. La cinta cuenta la historia de un golem de barro creado por un rabino de Praga. Esta es la tercera versión muda del mito que dirige Wegener y la más conocida. La primera, filmada en 1915, la codirige con Henrik Galeen; la segunda filmada en 1917 la crea en mancuerna con Rochus Gliese.

El Golem (Der Golem, wie er in die Welt kam). Alemania (1920), B & N. 1922 metros. Producción: Projektions Aktiengesellschaft Union-Film (PAGU). Distribución: Universum-Film Aktiengesellschaft (UFA). Directores: Paul Wegener y Carl Boese. Argumento: Paul Wegener y Henrik Galeen, basado en la novela Der Golem de Gustav Meyrink. Director Artístico: Kurt Richter. Fotografía: Karl Freund. Asistente de cámara: Robert Baberske. Música: Hans Landsberger. Intérpretes: Paul Wegener (el Golem), Albert Steinrück (Rabino Löw), Lyda Salmonova (Miriam, hija del Rabino Löw), Ernst Deutsch (Pamulus, asistente del rabino), Hanns Sturm (Rabino Jehuda), Otto Gebühr  (Kaiser Rodolfo II), Lothar Müthel (caballero Florian), Max Kronert (sirviente del templo), Dore Paetzold (amante del emperador), Loni Nest (niña), Greta Schröder (niña con rosa). Estreno: 29 de octubre, 1920 en el UFA-Palast am Zoo de Berlín. Filmada entre mayo y junio de 1920 en dos ubicaciones: UFA-Freigelände, Berlín-Tempelhof y UFA-Union Atelier, Berlín-Tempelhof.

De las dos primeras versiones – 1915 y 1917 – no hay vestigios, sin embargo de la filmada en 1920 se conservan copias en el Museum of Modern Art de Nueva York (edición alemana), en el Gosfilmofond de Moscú, en el Filmmuseum de Munich y en el International Museum of Photography and Film at George Eastman House.

Antoine Reverb musicaliza The Lost World (1925)

El mundo perdido (1925) dirigida por Harry O. Hoyt será musicalizada el próximo sábado 25 de agosto por la agrupación de rock Antoine Reverb dentro del ciclo Bandas Sonoras que ha venido promoviendo la Cineteca Nacional desde tiempo atrás. La cita es en la sede alterna The Movie Company (Av. Río Magdalena s/n, colonia Tizapán). Habrá dos funciones: 17:30 y 20:00 y el costo es de $60.00.

El mundo perdido es una adaptación de la novela homónima que sir Arthur Conan Doyle publicó en 1912. Sumamente atractivos son los efectos especiales que diseñó Willis O’Brien, quien sería el responsable de crear al sorprendente King Kong unos años después. Conan Doyle aparece en algunas copias al principio de la cinta – escenas que se  filmaron en 1927 para después agregarlas – mientras se supone que escribe la obra. La Library of Congress de los Estados Unidos preserva en su National Film Registry una copia por considerarla una obra significativa en los “ámbitos cultural, histórico y estético”.

El mundo perdido (The Lost World), 1925 (USA). Diez rollos / 9200 o 9700 pies, según la copia. Producción: First National Pictures, Inc. y Watterson R. Rothacker. Distribución: First National Pictures, Inc. Dirección: Harry O. Hoyt. Argumento: Marion Fairfax basado en la novela homónima de sir Arthur Conan Doyle. Fotografía: Arthur Edeson. Efectos especiales: Willis H. O’Brien. Modelos: Marcel Delgado. Dirección artistica: Milton Menasco. Asistente de dirección: William Dowling. Edición: George McGuire. Intérpretes: Bessie Love (Paula White), Lloyd Hughes (Edward J. Malone), Wallace Beery (Profesor Challenger), Lewis Stone (Sir John Roxton), Arthur Hoyt (Profesor Summerlee), Alma Bennett (Gladys Hungerford), Bull Montana (hombre mono), George Bunny (Colin McArdle), Charles Wellesley (Mayor Hibbard), Margaret McWade (Sra. Challenger), Frank Finch-Smiles (Austin, mayordomo de Challenger), Jules Cowles (Zambo, sirviente de Roxton), Virginia Browne Faire (Marquette, una mestiza), Leo White (Percy Potts), Nelson McDowell (abogado), Jocko y Maria (chimpancés). Entre los extras podemos anotar al mexicano Gilbert Roland en uno de sus primeros trabajos en Hollywood, antes de convertirse en galán cinematográfico, aunque no en estrella.

La banda tapatía Antoine Reverb

La cinta tuvo una première en febrero 2 de 1925 y salió en cartelera comercial en junio 22 de 1925. La restauración del filme la llevó a cabo la George Eastman House in 1997.

La banda Antoine Reverb especializada en los géneros folk, psicodélico y shoegaze o simplemente psico-pop, como ellos mismos se describen, compuso la música especialmente para esta cinta. Son tapatíos y entre sus discos se encuentran: Everything is a Foreign Language to Me, Sesión Clickaporte Ibero 90.9, Goodbye Victorian Houses y A Revolt of Sorts. Integran la agrupación Andy, Benjamín, Cynthia, Diego y Miguel. Syd Barrett, Caetano Veloso, The Velvet Underground y The Olivia Tremor Control son algunas de las influencias musicales que marcan su música.

Musicalizan Berlín, sinfonía de una gran ciudad (1927) de Walther Ruttmann

Para inaugurar la  11ª Semana de Cine Alemán que organiza el Instituto Goethe se proyectará el 8 de agosto el filme mudo Berlín, sinfonía de una gran ciudad (1927) en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris” (Donceles 36, Centro, México, D.F.) La musicalización del filme correrá a cargo de Álex Otaola y el Kräut Ensamble.

Berlín, sinfonía de una gran ciudad es una sinfonía audiovisual en cinco movimientos en la cual Walther Ruttmann, director y pintor, consigue que la cámara sea más que un simple observador, logrando imágenes con un cierto aire fantástico, casi abstracto. Ante nosotros una ciudad nace y muere, mientras sus habitantes caminan por las calles, los negocios abren sus puertas, la vida misma genera su propio bullicio. Este filme es también un documento visual invaluable para conocer esa Berlín de los veintes, de la cual casi nada quedó en pie después de la derrota Nazi y la entrada del Ejército Rojo en 1945.

Cartel alemán contemporáneo a su primera exhibición en 1927

Este es un filme considerado avant-garde y no tiene una historia o narración. Sin embargo, los eventos que muestra la cinta están organizados para simular el transcurso de un día (la filmación requirió cerca de un año). El montaje de las tomas y la edición de las escenas se basa en la relación de imágenes, locomoción, puntos de vista y contenido temático. Por momentos, se percibe mediante las imágenes comentarios sin narración, tal y como sucede cuando Ruttmann juxtapone tomas de trabajadores entrando a una fábrica con ganado arreado hacia un corral.

Los cinco rollos del filme están divididos en cinco actos, donde cada uno está anunciado con un intertítulo al inicio y al final. El leitmotiv presente durante toda la película, que es usado para conectar los actos, son el tren y el tranvía. Mucha de la dinámica en el filme y la mayoría de las escenas de transición son construidas alrededor de estos dos medios de transporte.

Berlín: sinfonía de una gran ciudad es, sin duda, el mejor documental filmado en la Alemania de entreguerras y una piedra de toque para la vanguardia cinematográfica de todos los tiempos. Otros ejemplos de sinfonías citadinas en celuloide son Manhatta (1921) de Paul Strand y Charles Sheeler, El hombre de la cámara (1929) de Dziga Vertov, Estudios sobre París (1928) de André Sauvage y Rien que les heures (1926) primer filme del brasileño Alberto Cavalcanti.

El músico Álex Otaola (Santa Sabina, San Pascualito Rey, La barranca) llevará a cabo la musicalización del clásico silente de Walther Ruttmann, Berlín, sinfonía de una gran ciudad, cinta que abrirá la 11ª Semana de Cine Alemán en México. Otaola después de haber realizado musicalizaciones en vivo de los clásicos del cine mudo Metrópolis y el El hombre de la cámara, reunirá para esta ocasión al Kräut Ensamble en cuyas filas militan renombrados músicos y se rumora que el público también hará contribuciones sonoras, lo que promete ser una gran experiencia. Destaca la inclusión de la cantante de jazz Iraida Noriega, famosa por sus interpretaciones con Big Band.

Álex Otaola y el Kräut Ensamble está integrado por: Alejandro Otaola, Iraida Noriega, Natalia Pérez Turner, Luca Ortega, Dan Zlotnik, Carlos Maldonado, Chema Arreola y Javier Ortiz.

Ficha filmográfica: Berlín, sinfonía de una gran ciudad (1927) (Berlin, Die Sinfonie Der Grosstadt). Producción: Deutsche Vereins-Film. República de Weimar. Director: Walther Ruttmann. Argumento: Karl Freund, Carl Mayer y Walther Ruttmann. Fotografía: Robert Baberske, Reimar Kuntze y László Schäffer. Música original: Edmund Meisel. Edición: Walther Ruttmann. Distribuidor: Fox Europa. Duración: 65 minutos. Estrenada en Alemania el 23 de septiembre de 1927 y en Estados Unidos el 13 de mayo de 1928.

Cinema Domingo Orchestra musicaliza el filme Argol, Tragödie der Macht (1920) de Hans Werckmeister

Nota de Copelia Mallé aparecida en Ciudadanía Express, periodismo de paz de Oaxaca:

Cinema Domingo Orchestra en Oaxaca. Cine Alcalá, presentarán, el próximo 2 de agosto la proyección y musicalización en vivo del filme Algol, Tragödie der Macht de Hans Werckmeister.

Un habitante del planeta Algol le entrega en mano a un minero llamado Robert Herne el secreto de una fuente de energía eterna. Gracias a esta tecnología, Herne se convierte en poco tiempo en uno de los hombres más poderosos del mundo. Sin embargo, su riqueza no le convierte en un hombre feliz ni pacífico, ya que su obsesión por tener cada vez más poder destroza todo lo que tiene a su alrededor: su mujer muere y su hijo intenta matarle. Al final, Herne ve la destrucción de la máquina como su única salvación.

Hay que destacar que, para su tiempo, la película tiene un enfoque muy aproximado de la cultura de la modernidad. La tragedia que se desarrolla en la película es igual que la que tiene lugar en la actualidad: el progreso basado en la explotación, no solo es destructivo para el ser humano y la naturaleza, sino que tampoco da la felicidad a quienes se benefician de ello.

 

LA HISTORIA DE LA COPIA Y SU RESTAURACIÓN.

En julio de 2007, un descendiente de la familia Pajkuric se acerca a la Cineteca Nacional de Chile para hacer entrega de un montón de latas viejas y oxidadas de una película sin identificación alguna.

La donación consistía específicamente en 14 rollos de película en 35mm de material de nitrato. Para sorpresa de Gabriel Cea, encargado del archivo de la Cineteca Nacional de Chile, el material se encontraba en muy buenas condiciones a pesar de haber estado guardado sin ninguna protección en el closet de una casa por cerca de 90 años.

Pero la sorpresa fue mayor cuando tras de dos semanas de investigación, Cea descubre lo que tenía entre manos: de los 14 rollos, 9 pertenecían a la película Phantom, en su versión íntegra, conservando incluso los teñidos de color originales y sus rótulos en castellano y 5 rollos restantes correspondían a una copia incompleta de Algol, Tragödie der Macht, una cinta de ciencia ficción de 1920 del alemán Hans Werckmeister, protagonizada por el gran Emil Jannings, cuya trama contempla a un ser extraterrestre que entrega super poderes a un humano para poder dominar el mundo. Se dice que Algol, Tragödie der Macht fue nada menos que la inspiración para que Thea von Harbou concibiese la célebre Metropolis (1927) de Fritz Lang.

La restauración de Algol, Tragödie der Macht se trabajó en colaboración con el Museo del Cine de Munich y el Goethe-Institut Chile. La copia entregada a la Cineteca Nacional de Chile, aunque incompleta, es única en el mundo.

Los negativos originales se encuentran en un archivo de Moscú y los alemanes tienen una copia en blanco y negro de mala calidad y sin teñidos, pero completa. Ahora, gracias a esta colaboración, se tiene una versión definitiva a partir de los cinco rollos encontrados en Chile.

CINEMA DOMINGO ORCHESTRA

Cinema Domingo es un proyecto audiovisual ideado por el músico Steven Brown en la ciudad de Bruselas, Bélgica, a finales de los años 80 del pasado siglo. La propuesta consistía en la intervención de espacios públicos por un grupo de músicos y un proyeccionista. Armados con sus instrumentos y con un proyector de 16 mm, musicalizaban filmes mudos de las primeras décadas del siglo.

A principios del milenio Steven se muda a la ciudad de Oaxaca, en México, donde funda el proyecto con músicos locales. Cinema Domingo Orchestra se ha presentado en festivales de cine, muestras de cortometrajes, festivales interdisciplinarios y conciertos especiales, en foros de la Ciudad de Oaxaca, el interior del Estado y otras ciudades del país.

Steven Brown: Piano, clarinete y saxofón. Nacho Carillo: Percusiones. Julio García: Bandolón, requinto y guitarra. Bruno Varela: Bajo. Facundo Vargas: Trombón.

Ficha filmográfica: Algol, tragedia del poder (Algol – Tragödie der Macht), (Alemania, 1920). Producción: Deutsche Lichtbild-Gesellschaft e.V. (DLG). Dirección: Hans Werckmeister. Argumento: Hans Brennert y Friedel Köhne. Intérpretes: Emil Jannings (Robert Herne), John Gottowt (Algol), Hans Adalbert Schlettow (Peter Hell),  Hanna Ralph (Maria Obal), Erna Morena (Yella Ward),  Ernst Hofmann (Reginald Herne), Gertrude Welcker (Leonore Nissen), Käthe Haack (Magda Herne). 99 minutos en la versión restaurada.

La cinta dirigida por el alemán Hans Werckmeister, en 1920, estuvo por más de ocho décadas incompleta y ahora es posible disfrutar de ella acompañada con la música de Cinema Domingo Orchesta, como parte del ciclo BandaSonoras: Cine Mudo a Ritmo de Rock, una colaboración de la Cineteca Nacional y el Instituto Mexicano de la Radio.

Esta cinta se considera el largometraje pionero en tratar el tema del consumo y monopolización de la energía. La historia sigue la vida de Robert Herne, quien trabaja en una mina de carbón. Mientras trabaja en la mina, se encuentra con un habitante del planeta Algol quien le da un prototipo de máquina que puede proveer una fuente casi ilimitada de energía.

Algol, Tragödie der Macht fue restaurada por el Museo de Cine de Munich y el Goethe Institut en Alemania, cuya versión definitiva se estrenó el 14 de agosto de 2011 en el XXVII Festival Internacional de Cine Mudo de Bonn; así que, prácticamente, pocos han sido los afortunados en ver el filme. Esta película se estrenó en Finlandia el 7 noviembre de 1921.

La función única, se llevará a cabo a las 19:00 horas y los boletos se encuentran en taquilla

Entrada General $50.00 pesos; con descuento $40.00 pesos. Horario de taquilla: 16 a 19 horas.