Archivo de la categoría: Metropolis (1927)

Refulge Metrópolis, joya del expresionismo alemán

Artículo de Xavier Quirarte publicado en Milenio el 14 de agosto de 2011.

Se estrenará en México la versión completa de este filme, que incluye material localizado el año pasado en Buenos Aires y la música original, ejecutada por la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México

Para el director Fritz Lang (1890-1976), a quien el British Film Institute llamó el Maestro de la oscuridad, “cada película tiene una especie de ritmo que sólo el director puede darle. Él debe ser como el capitán de un barco”.

Como buen capitán, llevó a buen puerto cintas como Los nibelungos, El testamento del Dr. Mabuse, M. y Sólo se vive una vez, pero ha sido Metrópolis la obra por la que más se le recuerda. Estrenada en 1927, la película, considerada una de las obras maestras del cine mundial, podrá ser vista en todo su esplendor el 17 de agosto en el Auditorio Nacional, en el marco de la décima Semana de Cine Alemán 2011.

Se exhibirá en una copia de 35 mm restaurada, que incluye el pietaje descubierto hace dos años en Argentina. Además, la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, dirigida por José Luis Castillo, interpretará la música que Gottfried Huppertz escribió para la cinta.

Nelson Carro, subdirector de Programación de la Cineteca Nacional, dice en entrevista que Metrópolis “es una obra clave del cine de anticipación científica y uno de los clásicos del expresionismo alemán. La versión que se exhibirá es muy diferente porque la película tiene casi 30 minutos más, lo que equivale a un 25 por ciento más de lo que se había visto hasta ahora. Es como ver otra película”.

El crítico de cine explica que el material que no se conocía apareció en el Museo del Cine de Buenos Aires. “Cuando Metrópolis se estrenó en Berlín, un distribuidor argentino compró una copia y se la llevó a Buenos Aires. Después de su función inicial en Alemania, la película se reeditó y se le cortó media hora. Las copias que salieron para el resto del mundo ya no la tenían”.

Hace alrededor de 15 años un investigador de cine argentino, Fernando Martín Peña, sospechaba que existía la copia de la obra completa, refiere Carro. “Estuvo rastreando hasta que el año pasado ubicó ese material en una copia de 16 mm. La copia se envió a Alemania y se integró a la película original”.

Al principio críticos e historiadores vieron la noticia con escepticismo y dudaban que realmente existiera, agrega el entrevistado. “Todos pensaban que ese material estaba perdido y que no iba a poder verse nunca. Después llegó el beneplácito de que el material era el original y que ahora había una versión completa”.

La película sufrió muchas desventuras porque “durante la guerra se perdió el negativo original. Entonces las versiones que existían eran reconstruidas a partir de copias positivas que habían subsistido en diferentes lugares. De hecho todo lo que existía de Metrópolis era producto de diversas restauraciones, pero supongo que ésta será la definitiva”.

El nivel de la obra que Gottfried Huppertz (1887-1937) escribió para Metrópolis, asegura el director de orquesta José Luis Castillo, es maravilloso. Es indiscutible que es una gran partitura que, en la tradición de poswagnerialismo —por decirlo de alguna manera—, transita desde el expresionismo hasta la tonalidad expandida. Es una partitura que no sólo destaca en función de la película —porque es un binomio prodigioso—, sino además como pieza musical por sí misma”.

La ejecución de la obra es un trabajo titánico, explica el director, porque “son dos horas y media de película y de música. Hay lugares de transferencia del código cinematográfico al musical. Por ejemplo, hay marchas para los momentos de los obreros o huele a Parsifal (la ópera de Wagner) en los momentos religiosos… En fin, es algo glorioso que al público le va a fascinar”.

Una estética visual vigente

••• Algunos críticos han cuestionado el mensaje ideológico de Metrópolis, película situada en el año 2024 que narra una rebelión de obreros, que viven en galerías subterráneas, contra la clase dirigente que habita en rascacielos. Nelson Carro admite que hay cosas cuestionables.

Sin embargo, “lo más impresionante es esa visión de la sociedad del futuro, inspirada por los rascacielos neoyorquinos, y esa idea de los obreros que trabajan bajo tierra, en oposición a ese mundo exterior del ocio de los ricos y, sobre todo, yo diría, la utilización de todos los recursos visuales del expresionismo”.

El director, que en una entrevista se declaraba una “persona visual” que “experimentaba con los ojos”, creó una cinta que, advierte Carro, “visualmente conserva una vigencia total con sus enormes escenografías, sus escenas de masas, la gran inundación, etcétera. Es un gran cine espectáculo, una superproducción de su época que mantiene su atractivo”.

Metrópolis se musicalizará con la partitura original de Gottfried Huppertz

Ciudad de México. Julio 2011. Conaculta Cine, a través de la Cineteca Nacional, el Goethe-Institut Mexiko y el Auditorio Nacional, presentan el clásico filme silente de Fritz Lang, Metrópolis (Alemania, 1927), en su versión remasterizada y con el pietaje descubierto hace dos años en Argentina, en el marco de la 10ª Semana de Cine Alemán 2011.

Metrópolis se exhibirá en una función única en la pantalla gigante del Auditorio
Nacional el próximo miércoles 17 de agosto en punto de las 20:30 horas. El filme será musicalizado en vivo por la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, bajo la conducción del maestro José Luis Castillo, uno de los directores y músicos más reconocidos del panorama iberoamericano. Se trata de una oportunidad única para conocer o reencontrarse con una obra artística que sentó las bases de la ciencia ficción cinematográfica.

Metrópolis, dirigida por Fritz Lang, con un guión escrito por él y su esposa Thea von Harbou, a partir de la novela homónima de ella, narra por un lado la rebelión de los obreros que en el año 2024 viven en galerías subterráneas en contra de la clase intelectual que detenta el poder y reside en magníficos rascacielos, y por el otro cuenta la relación amorosa que tienen el hijo del dirigente de Metrópolis y una joven de origen humilde; ambos intentarán evitar la destrucción que conlleva la revuelta, apelando a los buenos sentimientos y al amor.

La película, ambiciosa en su narrativa e influida por la estética del expresionismo alemán,
dejó casi en la quiebra a la casa productora por los fastuosos decorados y los innumerables desafíos técnicos que a la larga influirían en realizadores como George Lucas (La guerra de las galaxias) y los hermanos Wachowski (Matrix). Desafortunadamente cuando el filme se estrenó en enero de 1927,  la poca favorable respuesta del público y la crítica de la época obligó a que el filme fuera recortado y pasara de 153 a sólo 93 minutos, afectando en el proceso a la música original compuesta por Gottfried Huppertz.

Gottfried Huppertz, circa 1927 (Foto http://fimumu.com/huppertz/#c)

Según la página web de Huppertz y tomado de su breve biografía vale la pena escuchar la
partitura compuesta expresamente para el filme pues nos relata lo siguiente:

On September 1926 Huppertz finished to write the music for Metropolis, and by late December, after the film was approved by the censors, the complete synchronized score was ready. Premiere took place on January 10, 1927, with music delivered by a 66 piece orchestra, and at its end: “Unending applause brought the creators and the production staff to the apron stage over and over again, including Gottfried Huppertz, who put up the background music and conducted himself.” (Der Film, Berlin, vol. 12, no. 1, 15 Jan 1927, p. 5-6). “The music by Gottfried Huppertz gives a rough idea of the events while storming forward with them…” said novelist Norbert Jacques, who was present at the premiere, “it is big, clear and strong.” In January alone 7 published articles focused about Huppertz’ music, 2 in March, and 3 more during the rest of the year (one in April, August and September). Criticisms were so good that it was then decided to release Huppertz’ music for Metropolis on a set of two 78rpm records under the VOX label, making it the first commercial soundtrack release in Germany. (http://fimumu.com/huppertz/)

Lo trascendente de la velada silente en el Auditorio Nacional radica en que escucharemos la partitura compuesta originalmente para el filme y no versiones ulteriores, que si bien merecen reconocimiento, tales como la obra de Ennio Morricone o la de Iván Velázquez de León, pianista tijuanense quien recién acaba de acompañar el pasado 30 de julio una proyección de la película con su piano en la “Zona del Río”.

Pero ni Lang ni Huppertz quedaron contentos con la experiencia. Para su siguiente gran producción, Metrópolis, decidieron que la música fuese naciendo al mismo tiempo que las imágenes. Así ya trabajaron juntos desde el guión, durante el rodaje (donde Huppertz tocaba al piano algunas de las piezas que había previsto para que el movimiento de la cámara y los actores acompañasen esa música de forma casi coreográfica) y tras el montaje definitivo, para que la banda sonora y las imágenes formasen un equilibrio perfecto.

Durante muchos años fue esta la versión de Metrópolis que se difundió mundialmente, a sabiendas de que no se trataba de la versión original. Después de ser restaurada y acompañada por una banda sonora con estrellas de pop y rock de los años 80, en 2001 una nueva reconstrucción del filme, con pietaje descubierto en diversos lugares, se exhibió en el Festival de Cine de Berlín. Fue tan grande el impacto que la Fundación Murnau, dueña de los derechos patrimoniales del filme, consiguió colocar el negativo de Metrópolis en
el programa Memoria del Mundo de la UNESCO.

Hace dos años, en las bodegas del Museo del Cine de Buenos Aires se descubrió una copia de 16 mm del filme con 25 minutos adicionales. Después de un largo y delicado trabajo de restauración, Metrópolis fue exhibida a inicios de este año en Berlín, Frankfurt y, de manera gratuita, en la Puerta de Brandenburgo.

Ahora el público mexicano podrá disfrutar de Metrópolis en la versión más apegada a la que se conoció en su estreno hace 84 años, contando además con la partitura original interpretada en vivo por la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, que será dirigida por el maestro José Luis Castillo.

Los boletos están a la venta en las taquillas del Auditorio Nacional, en el Sistema
Ticketmaster y al 5325 9000, con precios de $40 a $450.

Con la exhibición de Metrópolis -película con la que será clausurada la 10ª Semana de Cine Alemán 2011- las instituciones organizadoras inscriben a nuestro país en el circuito de los grandes sucesos artísticos y culturales de este siglo.

Proyectan en Tijuana Metrópolis de Fritz Lang con música en vivo

Noticia publicada por Basilio Olivas en El Mexicano de Tijuana en  http://www.el-mexicano.com.mx/informacion/noticias/

“Cine bajo las estrellas” es el ciclo que presenta este verano el Instituto de Cultura de Baja California en Tijuana, con la proyección del clásico del cine mudo Metrópolis de Fritz Lang, en la que también se promueve la creatividad musical. En esta ocasión, la protagonizó el compositor y pianista tijuanense Iván Velázquez de León, cuya propuesta de musicalizar clásicos del cine mudo con una obra contemporánea de su autoría ha resultado una novedad en el desarrollo del movimiento musical.

Así, este pasado sábado 30 de julio y a manera de ‘autocinema’, los tijuanenses tuvieron la oportunidad de presenciar este espectáculo a través de la pantalla gigante que se instaló en punto de las ocho de la noche en las inmediaciones del estacionamiento del Centro de Gobierno en la Zona del Río, de forma gratuita.

La película Metrópolis, clásico del cine mudo de los años veintes, tomó fuerza a través de un novedoso score musical contemporáneo, original del pianista y compositor tijuanense Velázquez de León.

Metrópolis es un concierto para piano sólo que acompaña al filme de Fritz Lang, adecuando cada nota a cada movimiento de la película, intentando mimetizar los sonidos generados por el instrumento durante las dos horas que dura el filme”, dijo Velázquez de León, agregando que, “esta idea de musicalizar cine clásico, surgió inicialmente como un juego, pues al tener encendida la televisión y estar ensayando al mismo tiempo algunas piezas, giré la mirada a la pantalla y cambié lo que hacía en ese momento por intentar seguir la acción que sucedía en la película”.

Iván Velázquez de León. (Fotografía: El Mexicano)

Metrópolis tiene una duración de casi dos horas en las que el constante martilleo de las teclas del piano es parte de un viaje interior muy personal, que Velázquez de León ha logrado presentar ante públicos grandes y pequeños sin importar el número.

“El público verá un concierto en metamorfosis con su intérprete, y para quienes lo vean por segunda vez notarán que nunca es igual. Siempre es un viaje distinto ya que nunca soy el mismo, es por eso que me tomo la libertad de variar la partitura escrita e improvisar un poco o un mucho todo depende de ese momento sin dejar el tema principal, y, por supuesto, el objetivo es ligar la música a la escena y mantener al público atento”, concluyó Iván Velázquez de León.