Archivo de la etiqueta: Margarita de Orellana

Broncho Billy and the Greaser (1914)

Ficha filmográfica tomada de México visto por el cine extranjero, tomo 2 de Emilio García Riera, pp. 43:

1406/10. Broncho Billy and the Greaser. Producción: EU (Essanay) 1914. Dirección: Broncho Billy Anderson. Intérpretes: Broncho Billy Anderson, Lee Willard, Marguerite Clayton. 1 rollo. Western. Broncho Billy, encargado de una oficina postal, echa de ahí a un mexicano que molesta a una joven; ésta salva después al héroe avisándole de que el vengativo mexicano planea matarlo cuando esté dormido.

Para ver el filme: http://www.archive.org/details/BronchoBillyAndTheGreaser1914

García Riera en su ya mencionada obra escribe sobre los “greasers” (pág. 52):

Intentada ya una visión histórica del primer cine extranjero con mexicanos, cabe pasar el examen de qué mexicanos se trataba. Revolucionarios falsos o verdaderos, bandidos, peones o vaqueros, eran en su mayor parte ante todo greasers, o sea, tipos insultados y denigrados con esa palabra de uso iniciado en la primera mitad del siglo XIX por los “viejos texanos”, para agredir verbalmente a los “rancheros mexicanos”, y extendido después a todos los Estados Unidos y a su literatura popular, según Cecil Robinson” [en su libro Mexico and the Hispanic Southwest in American Literature].

En los comienzos del cine norteamericano, bastantes películas incluyeron la palabra en sus títulos: The Greaser’s Gauntlet (1908), A Sin and the Greasers (1910), Tony the Greaser (1911), The Greaser and the Weakling (1912), The Girl and the Greaser (1913), Broncho Billy and the Greaser (1914), otra vez Tony the Greaser (1914), The Greaser’s Revenge (1914), The “Greaser” (1915), Broncho Billy’s Greaser Deputy (1915).

A propósito de películas como las mencionadas, escribió Arthur G. Pettit:

Si de cintas de aventuras se trataba, ofrecían como principal atractivo luchas sin barreras entre buenos norteamericanos y malos mexicanos. La causa de su conflicto era muchas veces definida con vaguedad. Algunos greasers encontraban su destino fatal porque eran greasers. Otros estaban en el lado equivocado de la ley. Otros violaban códigos morales sajones. Todos robaban, asaltaban, secuestraban y asesinaban con el mismo abandono  salvaje de sus contrapartes de las dime novels. Los mexicanos del celuloide vestían de traje, con anchos sombreros, llamativas chaquetas cortas, pantalones con bordados complicados y botas de cuero fileteadas. Los héroes sajones usaban ordinarios pantalones vaqueros Levi’s, simples camisas, botas y sólo un blanco sombrero Stetson para indicar su status.

G. M. Anderson en Broncho Billy and the Greaser (Foto: http://www.papaerblog.fr)

Margarita de Orellana hace un penetrante análisis sobre el significado del greaser en el cine mudo en las siguientes líneas de su obra La mirada circular (pp. 162-164):

La característica más subrayada por los estadunidenses al describir a los mexicanos  es la violencia innata. El mexicano, para ellos, es un villano capaz de llevar sus crímenes al exceso. Desde que se inició el cine norteamericano se trazó de una manera definida el personaje del mexicano: en la mayoría de las películas era y sigue siendo un ser irresponsable, traidor, vengativo y con una sexualidad incontenible. También cuenta con toda una configuración externa: el sarape y el sombrero ancho se convirtieron en una especie de uniforme, aunados a los grandes bigotes y la piel oscura. Muchas veces los actores del cine mudo se pintaban la cara cuando tenían que representar a sus vecinos del sur. Esto servía también para distinguir en pantalla a los buenos de los malos. En muchas películas, incluso, a los personajes mexicanos se les designaba directamento con el nombre despectivo de greasers. Algunos títulos de películas eran: La venganza del greaser (1914), Tony el greaser (1911), Broncho Billy y el greaser (1914), El reto del greaser (1910), realizada por D. W. Griffith. En estas películas los grasosos personajes no sólo eran villanos comunes, sino que gozaban llevando su violencia al extremo. Junto a cualquier villano norteamericano, el greaser cobraba una gran dimensión por su crueldad y su malicia. En ellos existía incluso una cierta dosis de vulgaridad. Sin embargo, al describir a los greasers los estadounidenses no intentaban ser muy precisos, es decir no pretendían mostrar que todos los mexicanos eran como los que se mostraban en la pantalla. La intención era mostrarlo como figura representativa de lo extranjero: como “el Otro”. A medida que degradaban al otro, los norteamericanos se iban cubriendo implícitamente de un sinfín de virtudes.

Lee Willard, the greaser. (Foto: http://www.paperblog.fr)

A propósito de lo expuesto por Orellana en el párrafo anterior en referencia a que los actores se pintaban la cara para interpretar a mexicanos, resulta intrigante la siguiente noticia aparecida en Moving Picture World, Vol. XV, Jan-Mar 1913, p. 271:

A SUGGESTION TO PRODUCERS OF MEXICAN PICTURES

One of our subscribers in Texas wants to know why actors and actresses who appear as Mexicans in the films do not “make-up” a little as to face and hands. He says it is ridiculous to spectators in that part of the country where they are familiar with Mexicans to see Mexican heros and heroines, appear with perfectly white hands and faces. This is another example of how careful our producers must be in regard to every little detail in picture production.

Marquerite Clayton as the girl. (Foto: http://www.paperblog.fr)

Finalmente, un visión europea y neutral sobre la película. La escribe Tepepa en www.paperblog.fr :

Greaser est un terme péjoratif anglais pour désigner les mexicains, utilisé couramment au Sud-ouest des Etats-Unis au XIXe siècle. On le trouve fréquemment dans les films muets californiens (deux Broncho Billy l’utilisent en titre). L’intrigue consiste donc en une confrontation entre Broncho Billy et un mexicain (Lee Willard, maladroitement grimé) qui avait importuné une dame. Constatant son infériorité au revolver, le vil latino entreprend donc de faire son affaire à l’universel héros WASP avec l’arme du lâche : le couteau.
A vrai dire, si l’on ne se renseigne pas sur le sens du mot greaser, cet aspect foncièrement raciste (pas spécialement sur le fait d’utiliser un mexicain comme méchant, mais sur l’emploi du terme, Hollywood ne cherchant pas encore, à cette époque, à vendre ses films dans le monde entier, peu de cas était fait des sensibilités nationales) passe parfaitement inaperçu, tant le mexicain en question ne correspond pas au poncif communément admis du mexicain de western. Le greaser en question apparaît alors comme le méchant archétypal, fourbe, lâche et sans pitié. Le western devient un conte, avec son grand méchant loup, peu en prise avec la réalité. Broncho Billy est un chevalier qui aide les faibles, le méchant est capturé, le héros est sauvé grâce à la belle (hé oui). Les distances sont abolies, le vieillard en détresse s’évanouit à deux pas de la cabane de Broncho Billy qui lui même habite près du dancing et du magasin. Les décors sont minimalistes, quasi-symboliques, l’action est efficacement filmée, sans erreur mais sans invention, selon une recette éprouvée et répétée.
L’ouest, ce sens mythique de l’ouest, l’hommage aux pionniers et à la conquête ne se trouvent pas ici, tant Anderson se contente de plaquer une geste chevaleresque dans le décor d’un genre qui reste encore largement à inventer.

Captain Alvarez (1914)

Motion Picture Magazine, July 1914, pp.148

La ficha filmográfica la elaboro en base a la información del IMDb y lo que Emilio García Riera reseña en México visto por el cine extranjero, tomo 2, (pág. 41):

1400/25. CAPTAIN ALVAREZ/ P: EU (Broadway Star/Vitagraph) 1914. D: Rollin S. Sturgeon. A: H.S. Sheldon. I: William Desmond Taylor (Robert Wainwright, alias Captain Alvarez), Edith Storey (Bonita, sobrina de don Arana), Myrtle González (Mercedes, amiga de Bonita), George Staley (Presidente Rosas), George Holt (Tirzo, el espía), Otto Lederer (don Arana), George Kunkel (Gonzalo, jefe de la policía).

En un país sudamericano imaginario, pero muy parecido a México, el tiránico presidente Rosas enfrenta una revolución. Don Arana, partidario de la “causa federal” (el gobierno), quiere casar a su sobrina Bonita con el villano espía Tirzo. Un yanqui en viaje de negocios se convierte en el capitán Álvarez, buen jinete, y se une como soldado de fortuna a la revolución, Bonita se enamora de Álvarez al verlo domar al caballe salvaje Mephisto, que Tirzo le ha dado con malas intenciones.

Motion Picture Magazine, July 1914, pp. 71

Obligado a abandonar el país, Álvarez se va en barco, pero el jefe de policía Gonzalo lo ve saltar al agua para reunirse en la playa con Bonita, que ha sido convencida de que el yanqui es un cobarde. Todo termina bien después de muchas aventuras, que incluyen el robo de una gran cantidad de dinero federal en cas de don Arana y la prisión y fuga del héroe, jinete en Mephisto por un puente estrechísimo.

Motion Picture Magazine, July 1914, pp. 64

En el Motion Picture Magazine de julio de 1914 apareció publicada un versión novelada de la película. Esta revista convertía las películas de moda en cuentos que adornaba con fotogramas del filme en cuestión.  De la página 63 a la 70 en una breve narración con nueve fotogramas del filme aparece la versión literaria de Captain Alvarez escrito por Dorothy Donnell. También hay un anuncio de página entera donde se anuncian varios filmes de la Vitagraph, entre ellas Captain Alvarez.

El filme se estrenó en Estados Unidos el 18 de mayo de 1914 y tuvo su re-estreno el 9 de abril de 1917. Dentro del elenco está Myrtle González, tal vez la primera estrella latina e hispana de Hollywood. De ascendencia española y nacida en Los Ángeles actuó en más de 78 películas entre 1913 y 1917. Para García Riera, en la obra ya citada (pág. 84), la película…

Captain Alvarez (1914) propuso el modelo para las features de un México disfrazado de “imaginario”: el tal Álvarez, un soldado gringo de fortuna, llegaba a un país “sudamericano” en líos revolucionarios, ponía a cada quien en su lugar y conquistaba a una nativa conveniente.

Motion Picture Magazine, July 1914, pp. 66

En La mirada circular (páginas 169-70), Margarita de Orellana menciona sobre la película las siguientes observaciones:

[William Desmond Taylor en] El capitán Álvarez (1914) encarna a esos soldados que representan todas las virtudes del patriota norteamericano. En ella es evidente que un revolucionario mexicano valía mucho menos que cualquier mercenario norteamericano, aunque no se tratara de la revolución de este último.

En El capitán Álvarez (1914), una joven llamada Bonita simpatiza con los revolucionarios, pero es obligada por su padre, que apoya a los federales, a casarse con Tirso, el villano de la película: mexicano y federal. Pero Bonita se enamora del capitán Álvarez, que es un norteamericano desfrazado de mexicano y que lucha del lado de los rebeldes y rechaza a Tirso.

La ficha filmográfica que nos proporciona Orellana es la siguiente:

35. Captain Alvarez (El capitán Álvarez). Producción: Vitagraph. Realizador: Rollin S. Sturgeon. Guión: H. S. Sheldon. Actores: William Desmond Taylor,  Edith Storey, Myrtle González, George Holt. Bobinas: 6. Fuente: Moving Picture World, Vol. 20, Apr-Jun 1914, Num. 6, May 9, 1914, por Louis Reeves Harrison.

Sinópsis: En un país sudamericano muy parecido a México un presidente tiránico, Rosas, intenta acabar con una revolución. Don Arana es simpatizante de los federales mientras que su hija Bonita lo es de los rebeldes. Tirso es un espía cómplice de don Arana. Este último quiere que Tirso y su hija se casen. El capitán Álvarez se encuentra de negocios en México y decide unirse a los revolucionarios como soldado de fortuna. Un día llega a casa de Bonita, despertando los celos del espía. Con mala intención Tirso le da al capitán un caballo salvaje llamado Mefisto. Bonita se enamora del norteamericano al ver cómo logra domar al potro. Obligado a salir de México, Álvarez se va en barco, pero Gonzalo, el jefe de la policía lo ve saltar al agua para reunirse en la playa con Bonita, que ha sido convencida de que el estadunidense es un cobarde. Después de varios incidentes como el robo de dinero federal en casa de don Arana y la fuga y prisión del héroe, todo termina bien.

Motion Picture Magazine, July 1914, pp. 65

Hans J. Wollstein en blockbuster.com publica algunos datos curiosos sobre el film:

A breathless outdoors melodrama about an American who becomes a revolutionary leader battling evil government spies in Argentina, Captain Alvarez was probably the best of about 15 rather mediocre films to feature or star future director and celebrated murder victim William Desmond Taylor (née William Cunningham Deane-Tanner). Portraying the title role, Taylor took second billing to Edith Storey in this adventure yarn based on a stage play, and in surviving stills appears stern-looking and slightly melodramatic in the then accepted fashion of William S. Hart. Denis Deane-Tanner, William’s rather mysterious younger brother, is thought to have played the small role of a blacksmith in this film. William Desmond Taylor later emerged as a competent and very busy director but his long and somewhat distinguished film career has taken a decided back seat to his sensational 1922 murder, which remains unsolved.

Barbarous Mexico (1912)

Emilio García Riera nos relata lo siguiente sobre este film en su obra México visto por el cine extranjero, tomo I, p. 42:

Se estrenó en 1912 el que cabe suponer primer documental norteamericano de largo metraje sobre la revolución mexicana: Barbarous Mexico, cinta de cinco rollos producida por H. Hood, de Chicago. Según un anuncio de esa película, subtitulada Madero Versus Diaz, se hacía en ella referencia a la insurrección de Pascual Orozco, a enfrentamientos en la ciudad de México, con destrucciones de edificios modernos, y el último intento de Madero por ganar para su causa a Félix Díaz. Añadía el anuncio: “México como es hoy en realidad, con una mezcla confusa de sus bellezas y sus horrores. Un país de escenarios maravillosos, con interesantes centros de recreo y diversiones, que no ha cambiado desde los días de Nerón.”

The Moving Picture World, Vol. XV, Jan-Mar 1913, p. 925

Margarita de Orellana describe la proyección de la película de forma muy amena en su obra La mirada circular – cabe señalar que tituló el film Un viaje a través del
México bárbaro
, nombre alternativo que también utiliza el IMDb. (pp. 24-25):

A la hora señalada, todo estaba dispuesto para iniciar la proyección de Unviaje a través del México bárbaro, donde se veía, principalmente, la lucha de Madero contra Félix Díaz. De la oscuridad iban surgiendo, antes que nada, las letras enormes de la America’sFeature Film Company, la compañía productora radicada en la ciudad de Chicago que presentaba una recopilación de escenas filmadas en México antes y durante los negros días de la Decena Trágica. Acompañados por música de pianola fueron apareciendo los rebeldes comandados por Pascual Orozco. Después, miembros de los diferentes ejércitos en pugna disparándose unos a otros. Surgían edificios en ruinas filmados en la ciudad de México después de haber sido bombardeados y, para no desaprovechar el viaje, un poco de turismo más tradicional: los “jardines flotantes” de Xochimilco, la Basílica de la Virgen de Guadalupe, la tumba de “el héroe Santa Anna”, la catedral de la ciudad, algunas ruinas prehispánicas; sin faltar, por supuesto, una corrida de toros “depurada de toda brutalidad”.

The Moving Picture World, Volume XV, Jan-Mar 1913, p. 1017

Película eminentemente turística, Un viaje a través del México bárbaro ofrecía, al mismo tiempo, todos los atractivos de un país visto desde Estados Unidos como un lugar esencialmente exótico. Desde ese punto de vista, la guerra agregaba un grado más de intensidad al exotismo fascinante de la frontera sureña.

Desde que la Revolución se inició, los productores del cine norteamericano se lanzaron a aprovechar el gran interés que ésta suscitó en el público de su país. Si antes la vegetación peculiar, la arquitectura y las costumbres eran motivos de fascinación taquillera, más lo serían ahora las batallas de ejércitos rudimentarios, dirigidos por líderes pintorescos y muy dramáticos. Un viaje através del México bárbaro condensaba, para el público norteamericano, todos los aspectos atractivos del exotismo pero, además, en su publicidad presentaba como un atractivo adicional el hecho de que sus imágenes de guerra sí eran piezas tomadas directamente de la realidad.

En La mirada circular, Margarita de Orellana nos da una breve ficha filmográfica (página 219):

Barbarous Mexico (México bárbaro). Producción: America’s Feature Film Company. Bobinas: 5. Imágenes:

  • Los insurgentes dirigidos por el general Orozco.
  • Las batallas en la ciudad de México.
  • Los edificios en ruinas.
  • El último esfuerzo de Madero por controlar a Félix Díaz.

Fuente: Moving Picture World, Vol. XV, Jan-Mar 1913, March 15, 1913, p. 1142.

Moving Picture World, Vol. XV, Jan-Mar 1913, March 15, 1913, p. 1142

La ficha filmográfica que Emilio García Riera incluye en México visto por el cine extranjero, vol. 2, p.25:

1201. Barbarous Mexico. Producción: EU (America’s Feature Film Co. de Chicago), 1912, H. Hood. 5 rollos. Documental de largo metraje sobre la revolución mexicana.

Moving Picture World, Volume XV, Jan-Mar 1913, p. 1355

 

Mexican Conspiracy Outgeneraled (1913)

The Moving Picture World, Vol. XVI, Apr-Jun 1913, No. 3, April 16, 1913, p. 314:

WARNER’S FEATURES

MEXICAN CONSPIRACY OUTGENERALED. — Mexico is in the midst of a revolution. General Galvez, commanding the loyal Federal troops, seeks to obtain a loan from Harriman &. Tipps. Wall Street bankers. Herminia, a maid in the general’s household. overhears the conference and informs Tonio, colonel of the Rebels, who sends his spy, Karr, to New York to get the loan for the Rebel army. Unsuccessful, Karr robs the New York firm of the money and makes his escape to Mexico.

Martha Langley, of the Tinkerton Detective Agency, is sent to Mexico immediately. Tipps also goes to Mexico to discuss the loan with General Galvez. Tipps leaves tbe general’s home and Karr enters secretly through a window to steal the Federal plans of attack. In the ensuing struggle be stabs General Galvez and makes his get-away unobserved.

Tipps is arrested at the railway station and accused of the murder as the last one to leave the presence of the general. Martha picks up a hatband in the room where the struggle took place and sets out to find the real murderer. She falls into a trap laid for her by Karr’s desperadoes, and recovers consciousness with her luxuriant hair fastened in the drawer of a washstand. With a pair of manicure scissors, she cuts herself loose, digs a hole through the stone wall of her prison and escapes by swimming the river.

Going to the home of the murdered general, Martha disguises herself as the maid and secures a note sent by Karr, the murderer. She brings about Karr’s capture and gets the U.S. Consul to intercede just in time to save Tipps from being lynched. After her heroic work in his behalf, Tipps quite naturally falls in love with Martha and persuades her to marry him. A year later they are shown in their Northern home with a little baby to bring them joy.

The Moving Picture World, Vol. XVI, Apr-Jun 1913, p. 105

Margarita de Orellana proporciona la siguiente ficha filmográfica en su obra La mirada circular (página 188):

21. Mexican Conspiracy Outgeneraled (La conspiración mexicana descubierta). Producción: Warner. Actores: Martha Russell. Fuente: Moving Picture World, Vol. 16, núm. 3, abril 16, 1913, p. 314.

Sinópsis: México está envuelto en una revolución. El general Gálvez, comandante de las tropas federales, intenta obtener un préstamo de Harriman & Tipps, banqueros de Wall Street. Herminia, la sirvienta del general, oye el plan y lo revela a Toño, un coronel de los revolucionarios que envía a un espía a Nueva York obteniendo el mismo préstamo, pero para el ejército rebelde.

Emilio García Riera comenta y reseña este film en su obra México visto por el cine extranjero, (pp. 50-51):

Muchas películas, sin embargo, presentaron bandidos mexicanos al estilo western que se hacían pasar por revolucionarios. Esa especie habitó cintas como The Insurrecto, Across the Mexican Line, The Mexican, The Honor of the Flag y The Señorita’s Conquest, todas de 1911, The Bravery of Dora (1912), Mexican Conspiracy Outgeneraled y Down on the Rio Grande (1913), Love’s Savage Hate  (1914) y An Arizona Wooing (1915). Ya se verá cómo esa confusión intencionada acabó derivando en la simple y clara caracterización del revolucionario mexicano como un bandido, Pancho Villa mediante.

Eh el tomo 2 de la misma obra, Emilio García Riera nos da una ficha filmográfica (p. 32):

1300. MEXICAN CONSPIRACY OUTGENERALED/ P EU (Satex/Warner’s) 1913. I Martha Russell. 3 r./ Drama sobre la revolución mexicana. El general federal Gálvez intenta obtener un préstamo de Harriman & Tipps, banqueros de Wall Street. Herminia, sirviente del general, oye el plan y se lo cuenta al coronel rebelde Toño, que envía un espía a Nueva York para hacer que el préstamo sea dado a los revolucionarios. Mientras tanto, los héroes norteamericanos combaten en la frontera a unos bandidos mexicanos que se fingen revolucionarios.