Archivo de la etiqueta: Nine Rain

Musicalización de películas mudas

 Actualmente varias agrupaciones musicales y músicos se han dedicado a musicalizar películas mudas. Algunos de los involucrados los menciono a continuación.

ninerain-vivamexico_400x351

En México varios músicos y agrupaciones musicales han incursionado en el arte de musicalizar cine silente: Pedro Beas del grupo Hiperboreal y Jorge Verdín de Nortec lo hacen con El puño de hierro (1926) de Gabriel García Moreno durante una presentación en el Centro Cultural Tijuana (CECUT); Alonso Arreola con The Kid (1921) de Charles Chaplin para una proyección en la Cineteca Nacional; el grupo Nine Rain con ¡Qué viva México! (1930-32) de Sergei Eisenstein en el Teatro de la Ciudad, amén de grabar un disco. Sin embargo es José María Serralde quien se ha dedicado de forma continúa y muy profesional a ese arte, al grado de fundar una agrupación llamada Ensamble Cine Mudo dedicada exclusivamente a crear música para filmes mudos.

Invitación a la proyección de El puño de hierro musicalizada por Bear y vertíz
Invitación a la proyección de El puño de hierro musicalizada por Beas (Hiperboreal) y Verdín (Nortec)

José María Serralde, según su blog http://www.joseserralde.org/cinemudo/, es pianista concertista graduado en la Escuela Nacional de Música de la UNAM. Estudió bajo la tutela del maestro Néstor Castañeda León, y desarrolló, bajo la dirección del Dr. Aurelio de los Reyes, el estudio: Música, músicos y cines en la Ciudad de México (1910 – 1917). En 1996 fundó el ensamble LAUDES Cine Mudo, ahora Ensamble Cine Mudo, para la musicalización en vivo del cine de los primeros tiempos. Entre 1999 y 2000 fue pianista residente para la Cineteca Nacional (CONACULTA México). Ha compuesto y ejecutado bajo encargo de la Filmoteca UNAM. Ha escrito partituras cinematográficas entre las que destacan: Redención (2001) de A. Hernández y J.P. Cortés, Los rollos perdidos de Pancho Villa de Gregorio Rocha (2003), e Involución (2004), animación en grabado de Tania de León. 

A continuación algunos fragmentos de la musicalización en vivo de tres películas del cine: Tepeyac (1917), cinta mexicana de José Manuel Ramos; Dr. Mabuse (1921), filme alemán de Fritz Lang y The General (1927), película norteamericana dirigida por Buster Keaton y Clyde Bruckman. La producción es del Ensamble Cine Mudo para el Canal 11 del IPN y los músicos que intervienen son: J. M. Serralde, J. A. Lugo, P. Salvador, R. Grados, R. Flores, R. Luengas, E. Serralde, C. Serrano

 

Es de tomar en cuenta también su excelente musicalización en vivo de la cinta del pre-expresionismo alemán El estudiante de Praga (1913) de Stellan Rye y Paul Wegener que se presentó en la Cineteca Nacional en 2006.

Otra película musicalizada por el Ensamble Cine Mudo que dirige el pianista José Serralde fue Nosferatu (1922) de F.W. Murnau, en un evento efectuado en el Cine Club Bravo de Casa Vecina en el Centro Histórico de la Ciudad de México. En esa ocasión se hizo acompañar por Elvia Castro como artista invitada en la flauta y José Lugo en las percusiones.

Nine Rain musicaliza ¡Qué viva México!

Nine Rain musicaliza ¡Qué viva México!*

 Por otro lado, si usted no pudo escuchar la musicalización de la histórica película inconclusa de Sergei Eisenstein “¡Que viva México! (1930-1932)”, realizada por el grupo mexicano del saxofonista, clarinetista, compositor y cantante estadounidense Steven Brown, Nine Rain, la noche del sábado 8 de agosto en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, entonces, puede conseguir la bonísima banda sonora a través de las disqueras Independing Recordings y Fonarte Latino, encargadas de la producción y distribución, respectivamente.

Mucho se ha escrito y hablado sobre este filme clásico silente dividido en cuatro episodios, más un prólogo y un epílogo en el disco de Nine Rain. Podemos reiterar que el prólogo presenta imágenes alegóricas al México prehispánico, mientras que el episodio “Sandunga” recrea los preparativos de una boda indígena en Tehuantepec. La parte llamada “Fiesta” desarrolla el ritual de la fiesta brava, mientras que “Maguey” escenifica la tragedia de un campesino victimado por rebelarse en contra de su patrón.

Nine Rain y ¡Qué viva México!
Nine Rain y ¡Qué viva México!

“Soldadera” (episodio no filmado) presenta el sacrificio de una mujer revolucionaria. El epílogo, también conocido como “Día de Muertos”, se refiere al sincretismo de las distintas visiones que coexisten en México alrededor del tema de la muerte. “¡Que viva México!” era desde su inicio un proyecto ambicioso. El rodaje inició a finales de 1930. Un año después, el director había filmado unos 200 mil pies de película y aún no comenzaba a filmarse el cuarto episodio.

El disco en cuestión es un trabajo realizado por Steven Brown en complicidad con Nikolas Klau, Alejandro Herrera, José Luis Domínguez, Daniel Aspuru y Oxama, quienes grabaron 22 temas para estructurar el soundtrack de “¡Que viva México!”. ‘Pirámides’, ‘Funeral’ y ‘Tehuantepec’ conforman el Prólogo de la obra. La parte de “Sandunga” está compuesta por ‘La vida tropical’, ‘La vela de Concepción/Procesión’, ‘Tehuanas’ y ‘Mexico Woke Up’. La sección “Toreo” la forman los temas ‘Toreros’, ‘Pidiendo bendiciones’, ‘Corrida’ y ‘Xochimilco’.

Para la parte de “Maguey” está ‘Coro de lamentos’, ‘Aguamiel’, ‘Sebastián y Maria’, ‘Toritos’, ‘El hacendado’, ‘Fiesta del pulque’, ‘Rebelión y muertos’, ‘La captura’, ‘Alex’s Torture Song’ y ‘Emancipation’. En el “Epílogo” está la pieza ‘Rainy jaranero’. Como podrán darse cuenta, el disco es una semblanza musical que integra cabalmente el trabajo creativo de Nine Rain logrado a lo largo de casi tres lustros, toda vez de que algunos temas han sido ya grabados, pero que en este producto encuentran otra sonoridad mucho más allegada al séptimo arte.

*Información de Félix Morriña en Semanario Punto No. 92 de agosto 26, 2009