Archivo de la etiqueta: Teatro Principal

Problemas en el teatro Principal en 1899. La Calle de febrero 6, 2012

En un documento para el Jefe Político, Eduardo Henkel resume algunos problemas que presenta el teatro Principal de Toluca. El documento, que se encuentra en el Archivo Histórico Municipal de Toluca está fechado el 21 de febrero de 1899 y da cuenta de los probables peligros que corren algunos de los “concurrentes” a los diversos espectáculos que se presentan en él.

El Teatro Principal se ubicaba sobre la calle de La Libertad, hoy Avenida Hidalgo, y fue demolido para construir el Cine Rex. Su historia se remonta hasta mediados del siglo XIX cuando José María González Arratia, siendo Presidente Municipal decide su construcción siguiendo aquellos lineamientos del Teatro Principal de la Ciudad de México. Se inaugura en 1851 teniendo “600 butacas, palcos, plateas y galería, en armoniosa vista con el decorado interior.”, según la descripción que hace Margarita García Luna. Desde esa fecha el Principal, como se le conocía popularmente, albergó un sinfín de eventos: óperas, zarzuelas, obras dramáticas y cómicas, variedades y novedades europeas, conciertos y hasta espectáculos de prestidigitación, hipnotismo y adivinación. En su escenario nuestros bisabuelos se admiraron con las actuaciones de Virginia Fábregas y fue una de las primeras salas cinematográficas de la ciudad.

Para darse una idea de lo que describe el documento se menester tener una idea de cómo se distribuye el público en un teatro. De entrada están las plateas que son palcos para seis personas que normalmente eran ocupados por las mismas familias, pues tenían privacidad, amén de una excelente vista del foro. Siguen lunetas numeradas que son las localidades frente al foro. A continuación estaban las secciones de palcos primeros y palcos segundos; la última sección era de la galería que se ubicaba en la parte más alta del teatro.

El teatro Principal con sus tres arcos se asoma sobre una muy poco transitada avenida Hidalgo en el centro de Toluca

Según el reporte de Eduardo Henkel, existen problemas en algunas áreas del teatro que ameritan un peritaje estructural, en especial la sección de galería. La parte medular del reporte se puede leer a continuación, (mantengo la ortografía sintaxis):

No creo que haya pasado desapercibido para ninguno de los Sres. Capitulares en las distintas veces que han presidido funciones en el Teatro Principal ó que han asistido como concurrentes la aglomeración de espectadores en las galerías.

Esta afluencia hace no solo que estén con grande incomodidad los allí concurrentes sino hasta peligroso por la resistencia que pueda tener esa localidad, y además que parte de ese piso lo resiste la barandilla que indudablemente no está hecha con ese objeto; y nada remoto sería que una noche presenciaramos (sic) la caída de algunas personas.

Otra de las cosas que el subscrito vé inconveniente y también peligroso para el público, es el paso por las referidas barandillas de los vendedores de dulces, tanto en la galería, como en los palcos segundos.

Creo que es un deber de la autoridad Municipal poner un correctivo á los inconvenientes antes expuestos, por lo que debe medirse la capacidad de la galería para calcular el número de concurrentes que se puedan admitir, lo que se puede obtener implicando al Gobierno comisione á uno de los Ingenieros de la sección de este nombre, para que se ocupe del trabajo indicado y lo dé á conocer á esta Corporación, para que á su vez lo haga del de la persona encargada del Teatro y éste lo comunique á las empresas.

En vista de lo expuesto creo no negareis un voto de aprobación á la siguiente proposición, para lo que pido dispensa de trámite.

Por los conductos legales, suplíquese á la Superioridad que un Ingeniero de la Sección respectiva, calcule el número de concurrentes que cómodamente y sin peligro puedan caber en la galería del Teatro Principal de esta Ciudad y una vez conocido, comuníquese al encargado de dicho local, para que lo dé á conocer á las empresas que lo ocupen.

Lo que tengo el honor de transcribir á la Jefatura Política, á fin de que se sirva llevarlo al conocimiento de la Superioridad para los efectos indicados.

Libertad y Constitución,

E. Henkel (Rúbrica)

Para abril de 1899, con el Gral. Villada en el ejecutivo estatal, el teatro es reinaugurado “una vez que fueron terminadas las reformas de que fue objeto en el escenario, en la sala principal, pasillos y pórticos, con lo que desapareció su aspecto triste y sombrío de su antiguo decorado y en su construcción que lució más esbelta con la remodelación realizada.”

Carteles de abril de 1908

CARTEL DEL 14 DE ABRIL DE 1908

Parte inferior del cartel donde se anunica la función del teatro Principal del 14 de abril de 1908

LUGAR: Teatro Principal

CIUDAD: Toluca

EMPRESARIO: Empresa Cinematográfica Mexicana. S. LACOMA. Por la empresa, GERMÁN J. OLAGUE

PRECIOS: PRECIOS DE ENTRADA: “Plateas con 6 entradas, $3.00; Luneta, $0.50; Palcos primeros, $0.40; Id. segundos, $0.25; Galería general, $0.15; Número delantero de 2os., $0.05”

IMPRESOR: TALLERES DE EL LAPIZ, TOLUCA.

TÍTULO DE LA FUNCIÓN: ¡ÚLTIMA FUNCIÓN! ¡Lo más escogido del repertorio! Al Público: Deseosa esta Empresa de dejar bien sentada su reputación y corresponder á La bondadosa acogida que ha tenido por el público de esta Capital, ha organizado una regia función para la noche del Martes 14 de Abril de 1908, á las 9 p.m. en punto, en la cual á petición de varias familias, se exhibirá la hermosísima película iluminada de 1500 metros, dividida en 4 partes y 30 cuadros VIDA, PASION Y MUERTE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. No olvidar que es la última función. No faltar.

  • PRIMERA PARTE:
  • Obertura por la orquesta.
  • Idilio mortal.
  • El Oso y el Centinela.
  • Cataratas del Niágara.
  • La intensa vista DRAMA EN SEVILLA.
  • La interesante película de gran duración que tantos aplausos ha conquistado CONTRAMAESTRE INCENDIARIO.

Intermedio de diez minutos

  • SEGUNDA PARTE:
  • Obertura por la orquesta.
  • Exhibición de la hermosísima y conmovedora película iluminada de gran duración y dividida en 4 partes y 30 cuadros INFANCIA, VIDA, PASION Y MUERTE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. Primera parte: Infancia de Jesús. Segunda ídem: Vida y milagros de Nuestro Señor. Tercera ídem: Entrada de Jesús á Jerusalem. Cuarta ídem: Pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo.

Intermedio de diez minutos.

  • TERCERA PARTE:
  • Obertura por la Orquesta.
  • Mujer del luchador.
  • Boda alegre.
  • Desfile de Rurales.
  • Cataratas del Niágara.
  • Sucio chiquillo.
  • Exhibición de la fantástica película EL HIJO DEL DIABLO

HORARIO: 9 p.m. en punto

NOTA: Este programa es susceptible de variación. No se responde por intermitencias de la luz. Esta Empresa se ha encargado de mandar á uno de sus más hábiles e inteligentes manipuladores, lo mismo que el aparato últimamente recibido de París, modelo de 1907. Para comodidad del público, los expendios estarán abiertos desde las 9 a.m. del día de la función.

PUBLICIDAD: Ninguna

FUENTE: Archivo Histórico Municipal de Toluca, Ramo “diversiones públicas”, Sección 4, Caja 6, 1902-1908, docto. 119.

 

Carteles de diciembre de 1904

Cartel del domingo 4 de diciembre de 1904

Cartel del teatro Principal del domingo 4 de diciembre de 1904

LUGAR: Teatro Principal

CIUDAD: Toluca

EMPRESARIO: Compañía Cinematográfica Nacional. Empresa Toscano y Barreiro en combinación con el Sr. Servín.

PRECIOS: ¡OJO! A LOS PRECIOS DE ENTRADA: “Plateas con seis entradas, $4.50; Lunetas y butacas, $0.75; Proscenios de primeros, $3.00; Entrada eventual á primeros, $0.50; Proscenios de segundos, $1.50; Entrada á segundos, $0.25; Números de segundos, $0.10; Entrada á galería, $0.15”

IMPRESOR: Of. Tip. del Gob–. Toluca.

TÍTULO DE LA FUNCIÓN: ¡Magnífica Función! ¡Gran Novedad! SUNTUOSOS Y MONUMENTALES ESTRENOS. Por primera vez en esta ciudad la vista de gran interés y sensación LOS COLONOS DE SONORA, Luchas con los Indios Yaquis. La hermosa y sentimental vista El Milagro de la Virgen. ¡¡Terrible Incendio en New York!! Vista interesantísima de escenas palpitantes y sensacionales.

  • PRIMERA PARTE:
  • Obertura por la orquesta.
  • Caballería alemana pasando un río.
  • El hada de las rocas negras.
  • Vals excéntrico.
  • Muchachos traviesos robando nidos de pájaro. (Vista cómica de gran efecto).
  • Idilio de amor, célebre escena al pasar un túnel.
  • Por primera vez en esta Ciudad, la vista de gran interés y sensación LOS COLONOS DE SONORA, LUCHA CON LOS INDIOS YAQUIS mostrando las grandes penalidades y difícil vida de las personas que habitan aquellos lugares y la lucha que se sostiene entre la civilización y la barbarie.
  • SEGUNDA PARTE:
  • El prestidigitador Hermann y las señoritas acróbatas.
  • Imposible comer.
  • Puerta del Sol en Madrid.
  • Baile de las mariposas, hermosa vista iluminada.
  • El caldero infernal.
  • Baile de aldeanos franceses y un baile Veneciano.
  • La hermosa y sentimental vista EL MILAGRO DE LA VIRGEN
  • TERCERA PARTE:
  • Discusión acalorada entre dos periodistas.
  • El trasatlántico “La Lorena” saliendo del Havre.
  • Esconderse que bien la Señora.
  • Estreno de la interesantísima vista de escenas palpitantes y sensacionales: TERRIBLE INCENDIO EN NEW YORK mostrando las inumerables escenas á que dá lugar un siniestro en la gran metrópoli americana. El jefe de bomberos durmiendo tranquilamente en su cuarto y soñando á sus seres más queridos, su esposa é hijo. – El toque de alarma. – Dormitorio de los bomberos que se levantan violentamente. – El lugar de las bombas, los caballos se dirigen solos á que se les enguarnesca. – Gran desfile de bombas (magnífico efecto). – El lugar del siniestro. – Los bomberos suben las escaleras. – El agua combatiendo al fuego. – El salvamento de las víctimas arrojadas desde el 5º piso á una red colocada abajo (sensacional). – Interior de una habitación. – Una madre y su pequeña hija sofocadas por el humo. – Un intrépido bombero las salva atacando el fuego. – En el exterior, una víctima que pide auxilio es puesta en salvo casi sofocada. – Al volver en sí, ve que su hija ha quedado arriba. – De rodillas suplica le traigan á su ser querido. – Un bombero sube y vuelve con la criatura, que al ver á la madre se arroja en sus brazos. (Escena de palpitante emoción).

HORARIO: Por la noche A LAS 9 EN PUNTO.

NOTA: Ninguna

PUBLICIDAD: Ninguna

FUENTE: Archivo Histórico Municipal de Toluca, Ramo “diversiones públicas”, Sección 4, Caja 6, 1902-1908, docto. 78.

Cartel del domingo 11 de diciembre de 1904

Cartel de la función del 11 de diciembre de 1904 en el teatro Principal

LUGAR: Teatro Principal

CIUDAD: Toluca

EMPRESARIO: Empresa Cinematográfica Nacional. Toscano y Barreiro en combinación con el Sr. Pedro Servín.

PRECIOS:¡Ojo á los precios de entrada Ojo! “Plateas con seis entradas, $3.00; Luneta con entrada, CINCUENTA CENTAVOS; Entrada á palcos primeros, $0.40; Entrada a palcos segundos, $0.25; entrada á galería, $0.15; Delanteros de segundos, $0.06”

IMPRESOR: Of. Tip. del Gob–. Toluca.

TÍTULO DE LA FUNCIÓN: 2 Magníficas y Colosales Funciones para la tarde y noche. Cambio de vistas. El espectáculo favorito de los niños. CAPERUCITA ENCARNADA. EL MILAGRO DE LA VIRGEN. TERRIBLE INCENDIO EN NEW YORK. Notable rebaja de precios en ambas funciones.

Programa de la tarde á las 4 y 15:

  • PRIMERA PARTE:
  • Obertura por la Orquesta.
  • Caballería alemana pasando un río.
  • El Hada de las rocas negras.
  • Vals excéntrico.
  • Muchachos traviesos robando nidos de pájaros. (Vista cómica de gran efecto).
  • Idilio de amor, célebre escena al pasar un túnel.
  • LA CAPERUCITA ENCARNADA! en colores. 1. Fábrica de bizcochos y travesuras de la Caperucita. 2. Caperucita llegando á la escuela. 3. La Caperucita al salir de la escuela se encuentra con un lobo y se hacen amigos. 4. Caperucita se pone á jugar con sus compañeras de colegio. 5. Molino de harina junto á la casa de la abuela de Caperucita; el lobo entra y se come á la abuelita que está enferma; el lobo se pone sus ropas y se mete a la cama. 6. Llega Caperucita, se dirige á saludar á su abuelita preguntándole por qué tiene tamaños ojos y nariz. 7. Se espanta Caperucita al ver que es el lobo, llama á los vecinos, los que siguen al lobo que se ha escapado. 8. Hermosa caída de agua por donde se encuentra un cazador, quien ve venir al lobo por el puente, se prepara y logra matarlo. La Caperucita, operarios de la fábrica de bizcochos y demás vecinos que vienen siguiendo al lobo, se alegran al verlo muerto. 9. Se lo llevan para presentarlo al alcalde de la aldea quien dispone grandes fiestas por la muerte del lobo. 10. Gran festín y baile por el pueblo. 11. APOTEOSIS DE LA CAPERUCITA.

 

  • SEGUNDA PARTE:
  • El prestidigitador Hermann y las señoritas acróbatas.
  • Imposible comer.
  • Puerta del Sol en Madrid.
  • Baile de las Mariposas, hermosa vista iluminada.
  • El caldero infernal.
  • Baile de aldeanos franceses y un baile Veneciano.
  • La hermosa y sentimental vista EL MILAGRO DE LA VIRGEN.

 

  • TERCERA PARTE:
  • Discusión acalorada entre dos periodistas.
  • El trasatlántico “La Lorena” saliendo del Havre.
  • Esconderse que viene la señora.
  • Estreno de la interesantísima vista de escenas palpitantes y sensacionales. TERRIBLE INCENDIO EN NEW YORK mostrando las innumerables escenas á que da lugar un siniestro en la gran metrópoli americana. El jefe de bomberos durmiendo tranquilamente en su cuarto y soñando á sus seres más queridos, su esposa é hijo. El toque de alarma. Dormitorio de los bomberos que se levantan violentamente. El lugar de las bombas, los caballos se dirigen solos á que se les enguarnezca. Gran desfile de bombas (magnífico efecto). El lugar del siniestro. Los bomberos suben las escaleras. El agua combatiendo al fuego. El salvamento de las víctimas arrojadas desde el 5º piso á una red colocada abajo (sensacional). Interior de una habitación. Una madre y su pequeña hija sofocadas por el humo. Un intrépido bombero las salva. Atacando el fuego. En el exterior, una víctima que pide auxilio es puesta en salvo casi sofocada. Al volver en sí, ve que su hija ha quedado arriba. De rodillas suplica le traigan á su ser querido. Un bombero sube y vuelve con la criatura, que al ver á la madre se arroja en sus brazos. (Escena de palpitante emoción.)

Programa de la noche á las 9 en punto:

  • PRIMERA PARTE:
  • Obertura por la Orquesta.
  • Noche terrible en un hotel.
  • La Silvia invisible, (magia egipcia).
  • Vista panorámica de las riberas del Columbia.
  • Un reservista francés muy apurado.
  • Cisnes en un lago.
  • Un duelo horripilante.
  • Muchachos apostando á quién coma más sandía.
  • Tirando un árbol y derrumbe de una pared.
  • UN LINCHAMIENTO EN LOS ESTADOS UNIDOS. Vista sensacional. Asesinato de una indefensa mujer por un bandido. Es perseguido, después de haber sido descubiertas sus huellas por dos hermosos perros de caza. Escenas diversas en que el bandido escapa, hasta que al fin es alcanzado  colgado en un árbol.

 

  • SEGUNDA PARTE:
  • Intermedio por la Orquesta.
  • Escenas en una pastelería.
  • El canasto encantado.
  • FREGOLI EL GRAN TRANSFORMISTA.
  • La pasca milagrosa.
  • El primer cigarro.
  • Estatuas vivientes (1ª  y 2ª parte).
  • Restitución inesperada.
  • Aventuras á un fotógrafo.
  • Fiestas de la coronación de Eduardo VII, rey de Inglaterra.
  • TERRIBLE LUCHA ENTRE UN HERMOSO TORO ESPAÑOL Y UN TIGRE en la plaza de San Sebastián, (España).

 

  • TERCERA PARTE:
  • La grandiosa Opera Cinematográfica, en colores, duración veinte minutos ¡FAUSTO Y MARGARITA! La más estupenda producción cinematográfica hecha hasta el día por Georges Melies de París, é inspirada en la obra maestra de Goethe y Gound. ¡NO HAY MAS ALLA! Para esta espléndida vista se han empleado más de 500 personas contratadas en 19 diferentes teatros de París entre las cuales hay 50 bailarinas del cuerpo de baile de la gran ópera. Las decoraciones fueron pintadas por los mejores escenógrafos sacando un costo de más de 5,000 francos.

HORARIO: Programa de la Tarde á las 4 y 15. Programa de la noche á las 9 en punto.

NOTAS: No se suspende la función por causa de lluvia. Esta empresa no responde por las intermitencias de la luz. Este programa es susceptible de variación. Esta empresa acostumbra dar luz en los intermedios de vista á vista, para que el público pueda ver lo que sigue en el programa y evitar el encender cerillos.

PUBLICIDAD: Ninguna

EXTRA: ARGUMENTO

  1. El Laboratorio del Dr. Fausto. El Dr. Fausto está sentado en su mesa de trabajo, maldiciendo á la ciencia que no le ha podido devolver la juventud y se prepara á morir (salud á mi última mañana.) Está desesperado y entonces llama en su auxilio á las potencias infernales. Aparece Mefistófeles saliendo de la tierra en medio de una nube de fuego. (La espada al lado, la pluma en el sombrero.) Mefistófeles se compromete a devolver la juventud al Dr. Pero quiere hacerle firmar un compromiso de entregarle su alma á su muerte. Rehusa Fausto. Mefistófeles para seducirle le hace aparecer la imagen de Margarita.
  2. Visión de Fausto. Una ventana del laboratorio viene a ser insensiblemente transparente Margarita aparece hilando en su mesa y cantando. (Era un rey de Tulea.) Fausto está entusiasmado por la hermosa visión y firma el contrato que le presenta el demonio. Mefistófeles le presenta una copa y le ordena que beba. Apenas Fausto vacía la copa, cuando se encuentra gradualmente transformado en joven (á mi la juventud,) Fausto da las gracias á Mefistófeles que le manda seguirlo para encontrar allí á la hermosa mujer que percibió en visión.
  3. La Kermesse. Paisanos y paisanas bailan en una plaza pública. A la izquierda una taberna con grandes barriles, á la que bebiendo señores, soldados, paisanos, estudiantes, aldeanos y aldeanas (introducción á la kermesse.) Las aldeanas atravesando la plaza vienen igualmente á beber (coro de aldeanas.) Jóvenes parejas invade la plaza valsando (Vals de Fausto.) Wagner sentado sobre un taburete y rodeado de estudiantes, canta y bebe. Entrada de Mefistófeles. Arroja á Wagner de su taburete. Brinda con los estudiantes, pero encuentra el vino detestable. Valentín hermano de Margarita, quiere buscar querella al intruso, pero Mefistófeles cogiéndole la mano, lee en sus líneas que Valentín será matado en duelo. Admiración general.
  4. El licor de fuego. Mefistófeles sacando su espada, rompe uno de los toneles, de donde sale un licor de fuego. Lo recibe en una copa, que se inflama y bebe en medio del espanto general. Los estudiantes, comprendiendo que tienen que habérselas con el demonio, desenvainan sus espadas y se precipitan sobre él. Mefistófeles traza en su derredor un círculo mágico y todas las espadas de los estudiantes se rompen en sus manos. Wagner tiene entonces la idea de volver el puño de su espada, los otros lo imitan y todos presentan los puños á Mefistófeles. Estos puños tienen la forma de una cruz, hacen retroceder al demonio temblando y temeroso. Los estudiantes contentos con su victoria se retiran.
  5. Encuentro de Fausto y Margarita. En ese momento, Mefistófeles ve á Margarita que va á la mesa seguida de Marta, su sirvienta. Llama á Fausto, que va á saludarla y á ofrecerle su mano para acompañarla. (No permitáis, mi bella señorita.) Margarita rehusa. (No señor, yo no soy ni señorita ni bella.) Margarita se retira seguida por Fausto. Se reanuda el baile. (Vals de Fausto).
  6. El jardín de Margarita. Sibel. Sibel, joven paje enamorado de Margarita, cuya casa se ve á la derecha del cuadro, canta á su amada. Coloca su bouquet en la ventana de su bien amado y sale. Entran Mefistófeles y Fausto. (Salve morada casta y pura.) Mefistófeles ve las flores llevadas por Sibel y da á Fausto un cofrecito lleno de alhajas y le ordena colocarlas cerca del bouquet en la ventana. Los dos esperan que Margarita abra la ventana y se esconden detrás de un árbol, Margarita aparece en su ventana. (Yo quisiera saber quién era ese joven.) Ve y toma el bouquet de Sibel. (Un bouquet de Sibel sin duda, pobre muchacho.) En este momento ve el cofrecito de alhajas, deja caer el bouquet, abre el cofre, se pone unos collares y se mira en un espejo. (Ah, yo río de verme tan bella en este espejo.) Mefistófeles sale de su escondite é impulsa á Fausto obligándolo á hacer su declaración. Declaración de Fausto. (Déjame contemplar tu imagen.) Margarita emocionada cae en los brazos de Fausto, los dos enamorados se abrazan con dulzura, Mefistófeles en el colmo de la alegría, canta acompañándose con la guitarra. (No abras tu puerta, mi bella.) Después se va.
  7. El ejército de Valentín. El hermano de Margarita, Valentín, vuelve de la guerra á la cabeza de su ejército. Gran desfile, jefes, soldados, música, aldeanos y aldeanas, pajes, señores, etc., etc. (Coro de soldados.)
  8. El duelo diabólico y muerte de Valentín. Fausto sale de la casa de Margarita que, de su balcón le envía besos. Entra Valentín y furioso de ver un hombre salir de case de su hermana, le interpela violentamente, un altercado tiene lugar, los adversarios desenvainan sus espadas y se baten en duelo. Mefistófeles aparece en la sombra y saca su espada. Cada vez que Fausto está en peligro, Mefistófeles quita los malos golpes con su espada. Al chocarse las tres espadas, saltan llamas y humo. Valentín recibe el golpe mortal y cae. Fausto y Mefistófeles huyen. Margarita que ha bajado al ruido, corre al lado de su hermano mortalmente herido y grita en su socorro. La multitud invade la plaza. Margarita pide perdón á su hermano, éste rehusa perdonarla, la maldice y muere. (Maldita sea Margarita.) Todos los asistentes se descubren y arrodillan.
  9. La noche del Valpurgis. En medio del valle de Broken, un grua, deja ver, por una abertura, un claro de luna. Ilumina las montañas. Los rayos de la luna caen dulcemente al interior de la gruta. En el rincón derecho, una anfractuosidad que se pierde en las tinieblas.
  10. Las almas de los antepasados. Vagos fantasmas invaden la gruta y se forman en círculo alrededor de los tripiés de donde salen llamas fantásticas. Llega Mefistófeles que, de un gesto, pone en fuga á los fantasmas que no son otra cosa que las almas de los condenados. Introduce á Fausto en la gruta y, á una señal suya, la imagen de Margarita aparece en el rincón más oscuro, Fausto, á la vista de la que amaba y cobardemente ha abandonado, se arroja á sus piés para implorar su perdón, pero la visión desaparece. El Demonio anuncia á Fausto que va á trasportarle á su imperio, donde podrá admirar las reinas de la belleza de la antigüedad, más bellas y más deseables que Margarita.
  11. Baile de las reinas de la belleza en las ruinas antiguas. La gruta desaparece lentamente y da lugar á una soberbia ciudad antigua enteramente en ruinas. En el fondo se dibuja una gran mesa, sobrecargada de vajillas y de ánforas de oro, y cubierta de frutos suculentos. A esta mesa vienen á sentarse las almas de los antepasados. Fausto y Mefistófeles se sientan sobre despojos de columnas y de muros rotos. Entran bailarinas griegas y egipcias entregándose á graciosas danzas. Cleopatra y Elena, reinas de la antigüedad, célebres por su belleza, llegan escoltadas por sus sirvientes, saludando al rey de los infiernos, en tanto que sus sirvientes ejecutan una danza de carácter. Entrada del cuerpo de baile. Danzad rítmicas terminadas por un cuadro general de apoteosis. Fausto está admirado por la belleza del espectáculo que le es ofrecido por el demonio, pero Mefistófeles le recuerda brutalmente la realidad llevándolo cerca de Margarita.
  12. La iglesia. Gran desfile de señores y señoras, pajes, soldados, religiosas, etc., que entran á la iglesia. Llegada de Margarita que se arrodilla delante de la imagen de la virgen y viene á pedir la absolución de su falta. Aparición de Mefistófeles en un pilar de la iglesia. El demonio impide á Margarita orar. (No, tú no orarás.) Margarita espantada por la voz del demonio, cae orando. (Acuérdate de tu pasado. Espíritus del mal, corred.) De repente apercibe al demonio y se desvanece. El demonio se evapora insensiblemente en el espacio. Entra la multitud que se apodera de Margarita.
  13. La prisión y muerte de Margarita. Margarita, después de todos sus sufrimientos morales, se ha vuelto loca y ha matado á su niño. Está prisionera. Margarita no le reconoce y en su locura ve y sondea las circunstancias de su encuentro con Fausto. (No permitáis vos.) Después se exalta y ve al cielo, cae de rodillas y se pone á orar. (Ángeles puros, ángeles radiosos.) Fausto desolado se le acerca, pero agotada por la emoción y el mal, ella muere en sus brazos. Mefistófeles coge á Fausto, lo envuelve en su manto y los dos se hunden en el suelo en un torbellino de fuego.
  14. Las regiones etéreas. Las pilastras de la prisión desaparecen, el fondo se disuelve gradualmente y da lugar á un gran espacio dejando ver las nubes. En tanto que el cuerpo de Margarita queda en tierra, en el primer plano, su alma llevada por los ángeles, se eleva en el espacio. (Ángeles puros.)
  15. El lugar de los elegidos. Cuando el grupo ha llegado al centro del cuadro, las nubes se disipan y dejan ver la apoteosis final. Arriba del cuadro: Jesucristo rodeado de la Virgen y San José. A la derecha y á la izquierda, los santos y santas sentados sobre nubes chispeantes de luz. Los mártires invaden los primeros planos y se arrodillan delante de los despojos de Margarita.

FUENTE: Archivo Histórico Municipal de Toluca, Ramo “diversiones públicas”, Sección 4, Caja 6, 1902-1908, docto. 75.

Cartel del lunes 12 de diciembre de 1904

Cartel el teatro Principal del 12 de diciembre de 1904

LUGAR: Teatro Principal

CIUDAD: Toluca

EMPRESARIO: CINEMATOGRAFO LUMIERE

PRECIOS: Notable rebaja de precios en ambas funciones. ¡OJO! A LOS PRECIOS DE ENTRADA: “Plateas con seis entradas, $1.50; Luneta con entrada, VEINTICINCO CENTAVOS; Entrada á palcos primeros, $0.20; Entrada a palcos segundos, $0.13; entrada á galería, $0.08; Delanteros de segundos, $0.03”

IMPRESOR: Of. Tip. del Gob–. Toluca.

TÍTULO DE LA FUNCIÓN: Gran FUNCION POPULAR! A MITAD DE PRECIOS!! 25 CENTAVOS LUNETA, 8 CENTAVOS GALERIA. HOY LUNES ¡¡¡PRECIOSAS VISTAS!!! ¡¡¡GRAN NOVEDAD!!!

  • PRIMERA PARTE:
  • Obertura por la orquesta.
  • Comida infernal.
  • Lanzamiento al agua de un acorazado italiano y una barca salvavidas.
  • Loción milagrosa para hacer salir el pelo.
  • El señor GENERAL PORFIRIO DIAZ, paseándose á caballo y acompañado de sus ministros.
  • En casa del dentista.
  • Una burla de chinos á las potencias. (Colores).
  • Pierrot engañado.
  • UN LOCO ESCAPADO DEL MANICOMIO y perseguido por los mozos. (Muy cómica y de gran interés).
  • SEGUNDA PARTE:
  • Intermedio por la Orquesta.
  • EL GRAN CIRCO DEL CINEMATOGRAFO que se forma desde el paseo de toda la compañía en sus lujosos carros, las fieras en sus jaulas, los camellos, los elefantes, los principales actos por artistas de gran mérito, concluyendo con la célebre pantomima de los “OMERS”, ladrones modernos.
  • TERCERA PARTE:
  • Intermedio por la Orquesta
  • La doncella ingeniosa.
  • El comisario apaleado. (Muy cómica).
  • Vistas de Viena.
  • ASALTO Y ROBO á un tren en los Estados Unidos.

HORARIO: Por la noche

NOTA: Ninguna

PUBLICIDAD: Ninguna.

FUENTE: Archivo Histórico Municipal de Toluca, Ramo “diversiones públicas”, Sección 4, Caja 6, 1902-1908, docto. 76.

Teatro vs. cine

Un fragmento del ensayo de Miguel Ángel Morales que se publicó en el libro de Gustavo García y David R. Maciel, El cine mexicano a través de la crítica, Dirección General de Actividades Cinematográficas de la UNAM, México, 2001, pp. 55-57. He cambiado el título para ser más acorde con el contenido, pues sólo reproduzco tres páginas del mismo. Como de costumbre agradezco a Miguel Ángel su disposición a compartir sus escritos en el blog cine silente mexicano.

Es de suyo bastante conocido el debate que siempre se ha suscitado entre teatro y cine para aspirar a una preeminencia artística. Para una adecuada visión de ello la información vertida a continuación nos permite acercarnos, aún después de tanto tiempo, a la rivalidad entre estas dos manifestaciones artísticas y sus exponentes, cómicos y tiples, a principios del siglo XX. Al inicio de la era cinematográfica el enfrentamiento entre actores y actrices de ambos rubros creativos estaba en todo su apogeo. Para un adecuado entendimiento de lo que estaba en juego las siguientes líneas nos muestran sin tapujos el gran dilema que vivieron nuestros abuelos y bisabuelos en el ámbito artístico.

Teatro vs. Cine

El viernes 11 de enero de 1907 el famoso Principal, emporio de Luis Arcaráz y de doña Genara Moriones dedicado a presentar óperas pero también populares zarzuelas españolas, sufrió repentinamente un cambio para atraer más público; de lunes a sábado ofrecería proyecciones de vistas de las cuatro de la tarde a las siete y media de noche, y matineés los domingos y los jueves. (1)

De esta forma, el cine interrumpía la denominada catedral de la tanda ante la aceptación de los tandófilos. El formidable monstruo de la tanda, (2) como lo denominó el entonces poeta José Tablada, era avasallado por el cinematógrafo. Años después, algunas revistas teatrales se titularon La última película (1913), México en cinta (1914) y La señorita del cinematógrafo (1917), ésta última encabezada por la tiple argentina María Caballé, quien actuaría en cintas silentes en ese 1917.

teatro Principal corredor
Taquilla del teatro Principal

Un impuesto al diez por ciento a los teatros y el voraz monopolio del empresario cinematográfico Jacobo Granat fueron criticados por Manuel Mañón, magno historiador del Teatro Principal. Con la colaboración de su compañero de periódico Antonio Guzmán Aguilera, futuro Guz Águila, llevó a escena El diez por ciento (1917), en el cual ataca a Granat, sobre todo por su evastadora manía de derribar foros para instalar pantallas. El cómico Manuel Tamés (padre del actor del mismo nombre que despuntó como El indio Régulo), lanzaba en plena escena del Principal:

¿No sabes que el cine es sueño?

¿Qué sólo busca tu dueño su interés?

¿No sabes que en la pantalla sólo sus delicias halla(n) nuestra hez?

Quién te alquiló sin decoro no te hará bien, te hará mal.

¿Quién te ha quitado hasta el foro por ambición, el metal? (3)

Muy pocos fueron los cómicos y tiples de zarzuela que abandonaron al monstruo de la tanda, como también fueron escasos, pero significativos, los integrantes de la farándula de los treinta y cuarenta forjados en los teatros-salones y carpas que intervinieron en el cine sonoro. Un ejemplo nos puee ayudar a ver más de cerca esta resistencia. En una lista de 1899 de la Agencia Teatral de Manuel Castro y Compañía de México, (4) en la que están registrados 217 artistas, pocos refrendaron su carrera en el teatro y escasos (fueron) quienes incursionaron en el cine. De las 46 tiples de zarzuela mencionadas, hoy tienen significación: Delfina Arce (madre nada menos que de Joaquín Pardavé), Esperanza Iris (después de consagrarse como la Reina de la Opereta, protagonizó las cintas sonoras Mater nostra y Noches de gloria), Elena Ureña (dos apariciones en el cine silente y tres en el sonoro), y Etelvina Rodríguez. Entre los quince tenores, tan sólo se destaca a José Vigil y Robles, quien después descollaría como compositor. Ninguno de los quince barítonos y de los diecinueve bajos fueron famosos, solamente Eduardo Arozamena (después director de cine mudo y actor incidental en numerosas cintas dentro del cine sonoro) y Francisco Gavilanes (toda una leyenda en el teatro ligero, pero con mínima intervención cinematográfica). En cuanto a los tenores cómicos, Eduardo Bachiller, Carlos Obregón, Anastasio Otero y Ricardo Pardavé, ninguno tuvo presencia en el celuloide. Ninguna actriz y un sólo actor: Miguel Inclán (posible padre del actor que caracterizó villanos) se destacó en el cine.

Desafiando los intricados y perplejos laberintos que impone la vida profesional, varios cómicos del teatro continuaron representando sus graciosas caracterizaciones en la pantalla. A ellos, y no a los que tuvieron que interpretar papeles ajenos de su experiencia teatral, están dedicadas las siguientes líneas:

Los más representativos y afamados cómicos de los últimos años del siglo XIX y los primeros del presente fueron los hispanos Francisco Gavilanes y Etelvina Rodríguez. Junto a ellos, otros os artistas extranjeros pero cuya estirpe está en el arte circense: Ricardo Bell y Vicente Enhart. La figura tutelar de finales de los diez y de toda la década de los veinte en los cines mexicanos fue, sin duda, Charles Chaplin, cuyos cortos y largometrajes eran seguidos con especial atención por toda la sociedad. No era extraño, pues, que se organizaron concursos entre los pequeñines para ver quien se le parecía y que en el teatro subiera a escena Chaplin político o que Eduardo El Chato Rugada interpretara un Chaplin candidato (1920). Con tanta idolatría, era de esperarse el surgimiento de los actores plagiarios que se creían la encarnación de la estrella cinematográfica: Fernando Navarro Timoteo y Charles Amador (en al época sonora salió otro Chaplin mexicano: Raúl Guerrero). Para contrarrestar la arrasadora chaplinomanía, en el terreno cinematográfico, se le opuso nacionalistamente Leopoldo Beristáin, un prófugo de la compañía de Virginia Fábregas quien encontró fama, dinero y desprestigio en los populares teatros de la ciudad de México, donde proliferaría la revista mexicana que ganaría terreno a la prestigiada zarzuela española. Salvo el caso mítico Leopoldo Beristáin, los productores desaprovecharon las figuras de los otros grandes cómicos teatrales (algunos aceptaron papeles secundadísimos), sobre todo aquellos que, como Roberto El Panzón Soto, practicaron un corrosivo teatro político que, obviamente, el cine mudo no registró.

(1) Manuel Mañón. Historia del Teatro Principal. Editorial Cultura. 1933, p. 301.

(2) Citado por Ángel Miquel en Tablada en el cinematógrafo. Revista Biblioteca de México, número 17, sep-oct., 1993.

(3) Manuel Mañón, Op. cit., p. 372.

(4) Enrique de Olavaría y Ferrari, Reseña histórica del teatro en México. Porrúa. Tomo III, p. 1951.

 

El cine en Toluca

El cine en Toluca I*

Se está conmemorando en este año de 1971 el 40 aniversario del cine hablado en nuestro país y en algunas estaciones de radio y televisión, una vez a la semana, se está exhibiendo alguna que otra película de aquellos lejanos tiempos, cuyo tema y actuación de los artistas nos causa actualmente recuerdos de ingenuidad.

El presente artículo tiene como principal objeto recordar a nuestros amables y pacientes lectores, nuestras propias impresiones, no sólo de las cintas mudas que presenciábamos en las pantallas de los cines aquí existentes, sino también de aquellas habladas, la mayor parte de ellas tomadas en los Estados Unidos, muchas con un contenido que hacía la delicia de los espectadores, por la fama que tenían ya conquistada muchos de sus protagonistas.

Remontémonos a un pasado muy remoto, según informes que ha podido obtener, independientemente de los teatros que servían simplemente para las representaciones de cierto nivel cultural, y en cuanto al cine se refiere existían en el portal Madero tres pequeñas salas a donde la gente acudía para presenciar películas de corto metraje y en gran parte noticieros, pues el cine estaba aún en su infancia. Se supone que estas salas duraron desde 1912 a 1918, siendo ellas, el Renacimiento del señor Rafael Cravioto, situado en lo que hoy es la cafetería del Hotel San Carlos, el Royal de don Manuel Medina Pasos, en los bajos de la casa de la familia López y en donde existe actualmente una casa de regalos junto a la dulcería “El Socio”, y el cine Variedades del señor San Román en donde esta la perfumería “Corona”.

Eran artistas predilectos en estos cines de vanguardia, la Berutti, la Menichelli, la Pola Negri, Max Linder, Charlot, estos dos últimos cómicos de gran categoría, especialmente Max Linder, actor de suma elegancia en el vestir y cuya actuación nada tenía de la exageración y fingimiento de los que pretendieron ocupar su lugar años mas tarde.

En cuanto a los teatros Principal y Edén, no tenían más misión que ofrecer espectáculos teatrales como el drama y la comedia y a veces, con más frecuencia, zarzuelas, y operetas tan gustadas del público. En el Edén, considerado de menos categoría que el Principal, actuó en varias ocasiones la compañía de María Teresa Montoya, mientras que en el Principal la gran actriz doña Virginia Fábregas, deleitaba al público selecto con las novedosas obras de teatro francés, entonces en boga.

Con el adelanto técnico en el cine y las cada día escasas visitas de las compañías teatrales tanto el Principal como el Edén, se dedicaron a ofrecer a los toluqueños, programas cinematográficos, dos veces a la semana; los jueves y los domingos.

Había que ir temprano en la mañana de los domingos para conseguir los boletos de la función de la tarde, ya que todo el “Toluca Social” de entonces se daba cita para ver la película de antemano anunciada, mientras que las chicas endomingadas, antes de la función, puestas de pie en sus respectivos lugares, dirigían sus miradas hacia la puerta de entrada, atrayendo la atención de los jóvenes galanes.

Como las películas eran mudas, para no hacer la cosa muy monótona, alguien sentado en el piano, hombreo mujer, tocaba alguna pieza de moda que alegraba el ambiente.

Con el tiempo, las funciones de cine se daban a diario y fue cuando las empresas tuvieron que emplear orquestas profesionales que se habían formado y que tocaban durante los intermedios.

Ya para entonces, en el año de 1924 poco más o menos, en la avenida Hidalgo frente al costado sur de la escuela Lázaro Cárdenas, se abrió un nuevo cine hecho de pura madera que llevaba el ostentoso nombre de cine Villada. Era un cine bastante concurrido por una nueva generación, pero que duró muy pocos años.

En un principio, sin poder precisar la fecha, las películas que en esos cines se exhibían, eran películas de gran metraje, los famosos “episodios” que duraban varios días y que la juventud de entonces acudía con ansiedad para ver el final, ya que las encontraba en extremo emocionantes.

Haciendo memoria de las películas mudas de entonces, damos a continuación algunos nombres, para recuerdo de las generaciones que aún viven y que, seguramente, les dará gusto evocarlas:

La moneda rota (episodios), Stanley y Livingston en África (episodios), Aventuras de un navegante (episodios), La casa del odio (episodios), El fantasma de la ópera, Ben Hur, El jorobado de Nuestra Señora, El buque fantasma, La mancha que limpia (en español), La hija del circo, La dama de las camelias, Varieté (Emil Jannings y Pola Negri), El ángel azul (Emil Jannings y Marlene Dietrich) y Rin-Tin-Tin (el perro talentoso y admirado por chicos y grandes).

Surgen a nuestra mente los nombres de tantos y tantos artistas que dejaron en nosotros impresiones que aún perduran, a pasar de los años transcurridos: Al Jolson, Ramón Novarro, Rodolfo Valentino, Antonio Moreno, John Gilbert, Emil Jannings, Max Linder, Charles Chaplin, Harold Lloyd (Delgadillo), Buster Keaton, Douglas Fairbanks, Max Sentett, Orson Wells, Jacky Coogan, Lon Chaney, Pearl White, Greta Garbo, Marlene Dietrich, Pola Negri, Joan Crowford, Bette Davis, Mary Pickford, Gloria Swanson, Diana Durbin y Shirley Temple.

Conviene aclarar que unos corresponden al cine mudo; otros al hablado, y algunos actuaron en ambos.

Habiendo mencionado los nombres de los teatros y cines de aquellas lejanas épocas, nos vemos obligados a mencionar los distintos empresarios que se encargaron de su administración.

En el teatro Principal: Pedro Servín, los señores Izunza, Popo Echeverri, Jenaro Rosenzweig y finalmente los señores Iracheta. 

En el cine Villada: Pedro Ortiz y Gabriel Barbabosa. 

En cuanto al teatro Edén, durante muchos años estuvo bajo la administración del señor don Agustín Inclán, dueño de una renombrada fábrica de jabón y más aún, famoso por unos polvos que aliviaban como maravilla a los recién nacidos y niños que padecían cólicos y diarreas.

Más tarde y estando cerrado por una larga temporada, fue rentado por un señor Roque Castillo, cambiándole el nombre por el cine Rívoli y más tarde cine Municipal en donde por cierto se proyectaban películas de una calidad excelente. Nuestra memoria no nos ha permitido recordar por el momento quien o quienes eran los empresarios de esta sala, ni tampoco a qué obedeció su nombre de Municipal; pero lo que sí podemos asegurar es que el edificio que ocupara se hallaba ubicado en donde hoy está un supermercado en la esquina de Allende y lo que es hoy la avenida Morelos. 

Pianista de cine mudo

Sería injusto no mencionar los nombres de aquellos que tocaban en los cines, ya individualmente en el piano o en los conjuntos orquestales, con el riesgo de omitir algunos, y que son: Conchita o Carolina Lavat, Téllez (el Periquín), Ernesto Baeza, Pedro Valdés Rubio, Eduardo González, Luis Villegas Ruiz, Manuel Mendieta, Eduardo Mendoza, Los Bartolos, Efrén Hoyos y Roberto Méndez.

Transcurrió el tiempo rápidamente. Ya en 1931 México empezó a explorar los terrenos del cine hablado, cambiando así nuestra propia vida provinciana. En agosto de 1934, Francisco Javier Iracheta acompañado de su hermano Joaquín hiciéronse cargo del cine Principal y el cine Rivoli; el viejo Edén, como el Rívoli, se encontraba cerrado en 1934 y por gestiones de los señores Iracheta se abrió nuevamente en 1935 con la compañía de teatro Brillas. Fue cuando se acabó para siempre una época. En 1934 no había ya orquestas en los cines.

Sin poder precisar fechas, la mayoría de las películas que nos ofrecían, eran por lo general francesas, italianas y americanas que nos mandaban las compañías Pathé, Vitagraph y Vitaphone. No hemos hecho mención alguna de las películas mexicanas, porque, en realidad de verdad eran mucho muy escasas, ya que carecían de capitales fuertes para tal objeto y en su mayoría, por no decir su totalidad, eran verdaderos “churros”, palabra que nunca supe el porqué de tal calificativo.

Buenas o malas, el hecho es que la gente que asistía a sus representaciones, las encontraba jocosas y agradables, en virtud de tratar en sus argumentaciones episodios de nuestra vida nacional.

Cartel de Tabaré de Luis Lezama (1918)

Sabemos, por ejemplo, que un señor llamado Carlos Martínez Arredondo filmó dos películas mudas en el año 1912, tituladas La voz de la raza y Tiempos mayas** sin que nos haya sido posible saber en qué cine fueron exhibidas. Lo mismo nos sucede con otra película filmada en 1918 por el señor Luis Lezama y que llevaba el nombre de Tabaré, seguramente basada en el largo poema de Zorrilla de San Martín, poeta uruguayo de fama internacional.

Según datos obtenidos en algunas obras relacionadas con la materia, el cine mexicano comenzó a dar sus frutos, desde el año de 1917 hasta 1930, siendo al principio la persona más característica y representativa el señor Miguel Contreras Torres quien nos dio en la pantalla las siguientes películas: El zarco (1919), El caporal (1921), El sueño de un caporal*** (1922), El hombre sin patria (1922), Almas tropicales (1923) y Oro, sangre y sol (1925).

Una de las películas mudas que tanto llamó la atención del público toluqueño por haber participado una de las artistas muy conocida de los asistentes al teatro Edén cuando visitaba Toluca con su compañía es El automóvil gris filmada en 1919 y cuya primera vedette fue María Teresa Montoya.

En 1919 otra de las cintas mudas que obtuvo bastante éxito entre el público fue Viaje redondo en la cual trabajaron Carlos Noriega Hope, Leopoldo Beristáin, Lucina Joya, Manuel y Pompín Iglesias y Joaquín Pardavé. 

Es a partir del año de 1930 que nace el cine sonoro mexicano con sonido de discos sincronizados con la imagen como Más fuerte que el deber y Náufragos de la vida, obteniendo cierto éxito de público que comenzaba a tener ya disposiciones para el cine sonoro nacional.”

El cine en Toluca II

En el artículo anterior hemos hablado de los distintos cines que funcionaban en esta capital de provincia rememorando los nombres de los empresarios de cada uno de ellos, los títulos de las películas mudas que en ellos se exhibían, así como los nombres de los componentes de las distintas orquestas que entretenían al público a la hora de los intermedios, con la seguridad plena de que hemos omitido algunos, confiados solamente a nuestra ya débil memoria.

Sin poder precisar fechas, la mayoría de las películas que nos ofrecían, eran por lo general francesas, italianas y americanas que nos mandaban las compañías Pathé, Vitagraph y Vitaphone. No hemos hecho mención alguna de las películas mexicanas, porque, en realidad de verdad eran mucho muy escasas, ya que carecían de capitales fuertes para tal objeto y en su mayoría, por no decir su totalidad, eran verdaderos “churros”, palabra que nunca supe el porqué de tal calificativo.

Buenas o malas, el hecho es que la gente que asistía a sus representaciones, las encontraba jocosas y agradables, en virtud de tratar en sus argumentaciones episodios de nuestra vida nacional.

Sabemos, por ejemplo, que un señor llamado Carlos Martínez Arredondo filmó dos películas mudas en el año 1912, tituladas La voz de la raza y Tiempos mayas sin que nos haya sido posible saber en qué cine fueron exhibidas. Lo mismo nos sucede con otra película filmada en 1918 por el señor Luis Lezama y que llevaba el nombre de Tabaré, seguramente basada en el largo poema de Zorrilla de San Martín, poeta uruguayo de fama internacional. 

Según datos obtenidos en algunas obras relacionadas con la materia, el cine mexicano comenzó a dar sus frutos, desde el año de 1917 hasta 1930, siendo al principio la persona más característica y representativa el señor Miguel Contreras Torres quien nos dio en la pantalla las siguientes películas: El zarco (1919),  El caporal (1921), El sueño de un caporal (1922), El hombre sin patria (1922), Almas tropicales (1923) y Oro, sangre y sol (1925) 

Una de las películas mudas que tanto llamó la atención del público toluqueño por haber participado una de las artistas muy conocida de los asistentes al teatro Edén cuando visitaba Toluca con su compañía es El automóvil gris filmada en 1919 y cuya primera vedette fue María Teresa Montoya.

Fotogramas de El automóvil gris

En 1919 otra de las cintas mudas que obtuvo bastante éxito entre el público fue Viaje redondo en la cual trabajaron Carlos Noriega Hope, Leopoldo Beristáin, Lucinda Joya, Manuel Iglesias (Pompín) y Joaquín Pardavé.

Es a partir del año de 1930 que nace el cine sonoro mexicano con sonido de discos sincronizados con la imagen como Más fuerte que el deber y Náufragos de la vida, obteniendo cierto éxito de público que comenzaba a tener ya disposiciones para el cine sonoro nacional.

Fue, sin embargo, en 1931 cuando el cine mexicano ya definitivamente sonoro, se inaugura formalmente con toda solemnidad con la producción de Santa por la Compañía Nacional Productora de Películas, basado el argumento sobre la novela de Federico Gamboa y con música del finado Agustín Lara. Siendo pues uno de los ensayos del cine sonoro nacional, debemos ser tolerantes con algunas fallas técnicas que en ella aparecen; pero recuerdo perfectamente la enorme impresión que causó entre el público cuando la vimos por primera vez en la pantalla del cine Principal de esta ciudad.

Sin embargo cabe hacer una aclaración pertinente que por ningún motivo debe dejarse pasar inadvertida; en efecto, Santa como digo líneas antes, adolecía de fallas técnicas, pero en honor de la verdad quienes formábamos al público cinéfilo de entonces, creo que en buena proporción también el de ahora, no estaba muy capacitado para advertir tales fallas y seguramente las pasó por alto; ahora, en el mejor de los casos, las perdonó totalmente, no por una actitud generosa fuera de sentido, sino porque se trataba de ver con la mejor simpatía a ese fenómeno que se llamaba el cine mexicano.

Por otra parte, quien no haya leído la entonces gustada novela de don Federico Gamboa, puede ignorar el argumento de la película, casi copiado al carbón, con sus más y sus menos. La muchacha pueblerina de Chimalistac inducida al pecado (de algún modo hemos de llamarlo) por Marcelino, el militar apuesto, abusivo y seductor tan a la mexicana; sobre todo el militar surgido de nuestras constantes desavenencias.

La siguiente parte, conocido por la familia el traspiés de Santa, la actitud muy de la época de los hermanos que airadamente la echan inmisericordemente de la casa; el vagar de la infeliz por las calles de la gran ciudad hasta que la proxeneta de rigor la invita al prostíbulo. Luego, el triunfo, la victoria, el clímax, con la aparición del torero que hoy por hoy sería el futbolista o el “volante”, aquel famoso Jarameño de utilería que le tocó caracterizar a Juan José Martínez Casado.

Si quisiéramos encontrar el consabido mensaje de este argumento quizá pudiera ser la moraleja o el consejo de las jóvenes de cuidarse de las seducciones; pero realmente el tal mensaje aparece en Santa tan diluido, tan confundido con la compañía en el prostíbulo del ciego Hipólito, que solamente el final convencional de una Santa en el hospital, víctima sin salvación posible, ni siquiera la remota posibilidad del milagro providencial, de un cáncer que la ha destruido irreversiblemente, puede ser el remate de eso que muy de los cabellos podría ser la anécdota. 

Algún comentarista que hubimos de consultar para trazar estas líneas, gente documentada y conocedora ha dicho que Santa es la película de la prostitución profesional. Pero en fin, a los toluqueños de por aquellos años, hace cuarenta exactamente, nos gustó y distrajo cumplidamente.

Es de justicia hacer mención de las personas que participaron en esta producción y que son: Lupita Tovar (Santa), Mimí Derba (doña Elvira), Carlos Orellana (Hipólito) y Juan José Martínez Casado en el papel de El Jarameño, el torero que enamorado de Santa la saca del burdel. La película Santa fue estrenada el 30 de marzo de 1932 en el cine Palacio de la ciudad de México.

Bajo la administración de los cines Principal y Rívoli por los hermanos Iracheta, desde 1934 hasta el año de 1941 en que termina el presente artículo pudimos apreciar muchas películas mexicanas.

*Tomado de Estampas toluqueñas, Ramón Pérez, Ediciones del Gobierno del Estado de México, Colección Estudios Históricos/3, 1974, pp. 233-239.

**No encontré mención alguna de estas películas. Ni Aurelio de los Reyes, Federico Dávalos o Juan Felipe Leal las listan en sus respectivas filmografías.

***No existe una película con este título, probablemente Ramón Pérez se refiere a De raza azteca filmada en 1922.