Archivo de la etiqueta: Valdés Martínez, José Santos

La revolución en Veracruz se exhibe en el Cine Monte-Carlo y otras historias

Cartel del 12 de noviembre de 1912.

Según José Santos Valdés Martínez, estudioso de la historia del teatro en México, me relata:

Acerca del cine Monte-Carlo, me parece que se ubicaba en la esquina de lo que hoy es Ecuador y Allende. Es posible que anteriormente haya sido el Salón Allende, allá por la segunda década del siglo XX. Un saloncito que presentaba cine y variedades por ese mismo rumbo.

Para Nelly R. Tobón y Juan Carlos Briones:

Con tal nombre, además del cine que nos ocupa, también existieron algunas cantinas y bares, además del famoso cabaret que se ubicó en lo que actualmente es la avenida 16 de Septiembre, en el centro histórico de nuestra ciudad, espacio ocupado hoy en día por la pastelería Ideal.

El cine Monte-Carlo es uno de los primeros en existir en la ciudad de México; se tienen registros de sus funciones desde aquel 1914, año en que las tropas de Francisco Villa y Emiliano Zapata entran a la capital.

El cine Monte-Carlo. Se ubicaba en la 6ª calle de Allende y su espacio se encuentra hoy ocupado por el Portal Lagunilla Varios y Muebles.

Sin embargo, dada la fecha en el cartel sabemos que ya daba funciones en 1912 y se localizaba en la 6a. de Factor # 29. La cinta que se anuncia, La Revolución en Veracruz es obra, según Aurelio de Reyes, de Enrique Rosas, dato no confirmado, salvo el hecho que se exhibió en el Teatro Principal en “dos partes y mil metros de longitud”, similar a la función del Monte-Carlo. En información recopilada en Filmografía del cine mudo mexicano 1896-1920, del mismo investigador ” los principales cuadros de esta sensacional película son los siguientes” y son exactamente los mismos que en el Principal:

Col. Carlos Villasana
  1. En Tejería: convoy de la columna que marchó sobre Veracruz al mando del general en jefe Joaquín Beltrán.
  2. El capitán Limón acompañado del jefe de la Cruz Blanca Neutral regresa a Tejería después del penúltimo parlamento con el general Félix Díaz en Veracruz.
  3. Avanzadas federales situadas sobre la vía del Ferrocarril Mexicano.
  4. La columna del general Beltrán marchando sobre la vía del Ferrocarril Mexicano hacia Veracruz.
  5. Telegrafista en campaña transmitiendo un mensaje al C. Presidente de la República y otros para el periódico Nueva Era, corresponsal de guerra en campaña.
  6. La poderosa artillería de campaña cruzando la vía en su penosa marcha hacia Veracruz.
  7. Las abnegadas soldaderas en seguimiento de sus valientes juanes.
  8. Hermosa perspectiva de la columna marchando por las ardientes llanuras del estado de Veracruz.
  9. La columna del general Beltrán sin peripecias llega al Médano (Pocitos), magnífica posición desde la cual fue bombardeado Veracruz.
  10. Hermoso panorama de Veracruz tomado desde los Médanos.
  11. Momentos antes del combate, el general Beltrán en su dispositivo de ataque a las tres veces heroica Veracruz.
  12. Las tropas dispuestas a la lucha.
  13. La poderosa artillería de campaña haciendo fuego.
  14. La casa redonda donde se parapetaron 250 felicistas, efecto de las granadas.
  15. La Cruz Blanca Neutral conduciendo a los heridos al hospital San Sebastián.
  16. Derrota de los felicistas y entrada triunfal a Veracruz de las tropas leales el 23 de octubre de 1912, entusiasmo del pueblo.
  17. Una hora después, el pueblo congregado frente al palacio municipal donde fue hecho prisionero Félix Díaz.
  18. El general Valdés en el lugar donde aprehendió al general Félix Díaz.
  19. El 18 batallón en el corredor del Palacio.
  20. Panorámica de la plaza tomada desde el palacio municipal.
  21. Parroquia de Veracruz donde hicieron ruda resistencia los felicistas quedando en sus azoteas 30 muertos.
  22. El crucero americano Desmoines que permaneció en la bahía durante el combate.
  23. Artillería de campaña quitada a los felicistas por las tropas leales.
  24. El general Hernández prisionero del general Díaz.
  25. El comodoro Azueta aclamado por el pueblo, elogiando su lealtad y bravura.
  26. Panorámica de la estación terminal, lugar declarado zona neutral donde se refugiaron más de cinco mil personas.
  27. En el cuartel los abnegados y valientes soldados comiendo alegremente.
  28. El crucero inglés Dulpomente que llegó a Veracruz a proteger los intereses y vidas de los súbditos ingleses.
  29. Prisioneros del 21 Batallón conducidos a la prisión militar.
  30. Entrando a la prisión militar.
  31. El general Félix Díaz y demás procesados saliendo de la sala de actos después del consejo de guerra extraordinario.
  32. Prisioneros civiles inocentes saliendo en libertad.
  33. Fortaleza de San Juan de Úlua, prisión de Félix Díaz y demás procesados.
  34. El señor comodoro Azueta presenta el general Beltrán, Comandante Militar de la Plaza, a los señores comandantes de los buques de guerra que componen la flotilla mexicana.
  35. El Morelos, buque insignia.
  36. Comodoro Azueta de la armada nacional que permaneció fiel al gobierno.
  37. El Zaragoza, cañonero de la armada nacional.
  38. El general Beltrán saliendo del Desmoines, barco americano, después de corresponder la visita al comandante.
  39. Panorámica desde la bahía.
  40. Embarque de artillería y tropa para el Istmo a las órdenes del general Zozaya.
  41. Norte en Veracruz.

Hay un evento poco conocido que sucedió en este cine durante el maximato (1928-1934) relacionado con la educación socialista e implementar la educación sexual en las escuelas públicas por parte de Narciso Bassols*. En el ensayo Raised voices in the Cine Montecarlo: sex education, mass media, and oppositional politics in Mexico publicado en el Journal of Family History de julio 1, 1998 por Anne Rubenstein, la investigadora inicia su escrito con la siguiente información:

A la derecha se aprecia un costado del galerón del cine. Foto: Archivo Casasola

Una noche de sábado de febrero de 1934, tres adolescentes, compañeros en la preparatoria, asistieron a la exhibición de una película americana en un cine de la ciudad de México. Durante el cambio de rollos, corrieron al frente del teatro y comenzaron a dar discursos, gritando su oposición a la propuesta gubernamental para instaurar la educación sexual en las escuelas públicas. Finalmente, la policía se presentó para llevar a los muchachos a la cárcel. ¿Qué orilló a estos muchachos, en ese lugar y momento, a exteriorizar esa extraña protesta política?

* Ver el comentario de Miguel Ángel Morales al final de esta entrada.

Cine Manuel Briseño

Luis Mario Moncada en su Diccionario Histórico del Teatro en México, 1900-1950 nos relata que estaba:

…ubicado en la décima calle de Guerrero, entre Camelia y Luna y su fecha de inauguración es discutida, no así su reputación de teatro de género ínfimo. Si bien Olavarría fija agosto de 1908 como su fecha de inauguración, María y Campos menciona una función en dicho teatro en septiembre de 1907. Como quiera que sea, durante el tiempo que permaneció en funcionamiento para el teatro estuvo dedicado a la representación de revistas, particularmente de corte “sicalíptico”, razón por la que en más de una ocasión recibió amenazas de clausura. De hecho durante la segunda década del siglo sufrió algunos cierres temporales, aunque no existe seguridad de que se hayan producido por algún tipo de censura oficial. Algunas de las figuras que desfilaron por su escenario fueron Rosa Fuertes, Prudencia Grifell y Enrique Quijada, entre otros. Hacía 1915 se transformó en cine.

Fotografía: http://moralex-cine.blogspot.com/2010/11/cine-briseno.html

Según Miguel Ángel Morales, apasionado de la fotografía, la pintura, el teatro y el cine, en especial del popular, me comenta:

Yo conocí el cine Manuel Briseño que estuvo en la avenida Guerrero, en la colonia del mismo nombre. Se accedía por unas enormes escaleras. Yo tengo la misma fotografía que subiste. Ya no recuerdo si esa copia, tamaño tarjeta postal, la adquirí o me la obsequió Gustavo García, quien sí recuerdo que se regaló la del Cine María Guerrero, que a su vez venía en fotos de los años veinte que venía en un álbum que le obsequió Guillermo Tovar y de Teresa . Este cine también estuvo sobre la calle Guerrero, por lo que me imagino que lo demolieron para construir el que conocí. Hacia la década de los diez el mismo Briseño proyectó, por breve temporada, películas pornográficas o lo que en ese entonces se consideraban como tales.

Por su parte José Santos Valdés Martínez, estudioso de la historia del teatro en México me participó que:

Todavía en los años 70 alcancé a ver una función en este cine Briseño. Originalmente fue teatro (1907). Para 1932 se convirtió en cine. Se quemó en 1955. Creo que en los ochentas se llamó Cine Nacho Torres. Luego en los noventa se dividió en dos, Ecocinemas Guerrero 1 y 2. Ya no recuerdo cuándo, en esta etapa, su banqueta se convirtió en una especie de paseo de las estrellas de la lucha libre, Todavía cuando su demolición, caminaba uno sobre los bloques con las manos de los luchadores impresas en el concreto con su respectivo nombre. Hoy es una unidad habitacional. Y pensar que hubo una época en la que le hizo competencia al Apolo de Mosqueta, al Vicente Guerrero enfrente en Mosqueta y Guerrero, y al Casino, después Capitolio en la esquina con Magnolia. Me parece que lo creó un hijo del industrial del zapato llamado don Manuel Briseño. La madrina en la inauguración fue la diva Rosa Fuertes. Actuaron, bailaron y cantaron en su escenario divas como Amparo Pérez y Elena Luca.