Mimí Derba

Mimí Derba, Mimí Derba, / con dos partes de Afrodita / y una parte de Minerva.

Alfonso Camín

Una de las pioneras del cine mexicano fue Mimí Derba. Conocida más como actriz, fue además productora, directora y argumentista. Oriunda del Distrito Federal donde nació a finales del siglo XIX (1893, 1888 o 1894 según la fuente que se consulte), cambia su nombre, María Herminia Pérez de León Avendaño por el afrancesado Mimí e inicia su carrera artística en el Teatro Lírico donde debuta en 1912. El público mexicano, admirador de María Conesa y Consuela Cabrera, incluye a Mimí Derba como otra de nuestras “divas” autóctonas.

Si bien eran el teatro y la carpa los lugares preferidos de nuestros abuelos, el cine, con “divas” italianas como Pina Menichelli, Francesca Bertini o Italia Almirante Manzini, era el que robaba suspiros a los caballeros de la época, por lo que Mimí decide incursionar en la producción cinematográfica y, junto con el camarógrafo Enrique Rosas, funda la primera productora nacional de cine: La Sociedad Cinematográfica Mexicana, Rosas, Derba y Cía., antecedente de la Azteca Films. Es en mayo de 1917, en una oficina ubicada en la céntrica esquina de Balderas y avenida Juárez en la ciudad de México, cuando inicia, sin experiencia previa, la producción de películas. La osada aventura empresarial tiene frutos inmediatamente pues en su primer y único año de funcionamiento la Azteca Films logra llevar a buen puerto la producción de cinco largometrajes de ficción.

Entre la vida y la muerte es el primer proyecto de la Azteca Films. Dirigida por Joaquín Coss y estelarizada por Mimí Derba la película queda inconclusa al igual que Chapultepec, cinta de la que sólo sabemos que el fotógrafo fue Enrique Rosas. En defensa propia inaugura la producción cinematográfica de la compañía bajo la mancuerna Derba-Rosas, siendo la primera, protagonista y autora del argumento, y el segundo fotógrafo. Entre las actrices secundarias destaca Sara García quien actuará también en Alma de sacrificio y La soñadora. La historia gira en torno a un rico viudo que se casa con la institutriz de su hija, pero una prima, banal y aristocrática trata de separar al matrimonio. Finalmente la prima es desenmascarada por toda la concurrencia a una fiesta de disfraces y los esposos vuelven a unirse. En 1916 se inició la producción cinematográfica mexicana de argumento.

Mimí Derba en Alma de sacrificio
Mimí Derba en Alma de sacrificio, AGN, Colección Fotográfica Pedro Portilla Carrillo

Alma de sacrificio es producida por Mimí Derba, actriz principal del filme y Enrique Rosas, fotógrafo de la misma. La música es adaptada e interpretada por Miguel Lerdo de Tejada. La historia, al igual que el anterior filme, es un melodrama al estilo italiano. Dos hermanas viven juntas, pero una escapa con un hombre casado para regresar al hogar con un hijo. Para poder casarse con un pretendiente, el hijo “ilegítimo” es achacado a una falta de juventud de la hermana honrada, y ésta acepta el sacrificio con tal de ver feliz a su consanguínea.

La tercera obra producida por la Azteca Films es La Tigresa, única película donde Mimí Derba no actúa y funge sólo como directora. Junto con las hermanas Adriana y Dolores Elhers y Candita Beltrán Rendón sería una de las primeras directoras del cine nacional. Otro melodrama influenciado por el cine italiano. Una mujer, por tener una aventura, juega con un obrero. Conoce a un joven elegante con quien se casa. El obrero enloquece y es enviado a un manicomio que es visitado por la pareja y al verla, el obrero se abalanza para ahorcarla.

Bajo la dirección artística de Eduardo Arozamena y basado en un guión suyo se filma La soñadora donde la Derba es protagonista. Historia melodramática de un pintor y su modelo. Como las anteriores películas producidas por la Azteca Films, el final es trágico. Él muere frente a ella, para posteriormente enloquecer.

La quinta y última película producida por esta compañía en su corta existencia de sólo un año es En la sombra, absurdo viaje onírico del personaje principal. Es probable que el argumento sea autoría de Mimí y la dirección de Joaquín Coss. El argumento es sólo un pretexto para el lucimiento de los cantantes de una compañía de ópera italiana. Al finalizar la filmación la sociedad Derba-Rosas se disuelve. Mimí regresa el teatro y Rosas continua filmando.

Llegado el cine parlante, con Santa (1931) donde interpreta a la matrona del burdel, Mimí Derba se integra a la naciente industria cinematográfica nacional como una de las caras inolvidables de la mal llamada “época de oro del cine nacional”.

Ángel Miquel, en su rica y documentada biografía Mimí Derba, rinde un muy merecido homenaje a esta pionera de nuestro cine. Cantante, actriz, argumentista, productora y directora durante más de cuatro décadas hasta su muerte en 1953, dejó una huella difícil de borrar en el imaginario colectivo.

2 pensamientos en “Mimí Derba”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s